Calendario

jueves, 21 de mayo de 2009

Cannavaro, un tipo genial


Es una auténtica pena que el año que viene Fabio Cannavaro no continúe en el Real Madrid. Llegó hace dos temporadas a un equipo que llevaba tiempo defendiendo desastrosamente, se adaptó muy rápido a la velocidad del fútbol español y se convirtió en el hombre que trajo el equilibrio a nuestra zaga (algo así como los Jedi con la Fuerza, jejejejeje, yo con mis películas...)

El caso es que ha destilado clase en la que ha sido su última rueda de prensa. Siempre con una sonrisa en la boca, ha explicado que esperó lo máximo que pudo, pero llegado un punto, tuvo que asegurarse su futuro. Esperó alguna oferta, entabló conversaciones, pero ésta no llegaba, se terminaba la temporada y, dada su edad, no podía quedarse un año sin equipo. Al final vuelve a Italia, pero, según ha dicho, su primera opción fue, en todo momento, renovar por el Real Madrid.

Lo mejor de todo es que sus palabras han sido dichas sin ningún tipo de mal rollo. Ha comentado que son cosas del fútbol y que, aunque le hubiera gustado continuar, se va contento por dos cosas: haber dado todo lo que llevaba dentro durante tres años y haberse subido en dos ocasiones a la Cibeles (ha dicho algo así como que jugar en el Real Madrid y no ir a la Cibeles es como ir a Roma y no visitar al Papa).

Entre las diferentes cuestiones, alguien le ha preguntado cual ha sido su peor momento. Sereno, ha respondido que lo fácil sería decir que el 6-2 contra el Barcelona, pero que lo que más le dolió fue la derrota en Liverpool. Ha comentado que una de las cosas que más feliz le habría hecho era levantar la décima con el Real Madrid, pero que desgraciadamente él ya no podrá hacerlo.

También le han preguntado por su mejor momento y, ni corto ni perezoso, ha soltado lo siguiente: "el día del pasillo del Barcelona". Como digo, todo un crack.

Da gusto comprobar como todavía existen profesionales de verdad en el fútbol, hombres que van a un equipo a darlo todo y que no causan ningún problema. Hasta siempre, Fabio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario