Calendario

jueves, 30 de diciembre de 2010

Antídoto contra el 5-0


Pues eso, este es el antídoto para la dichosa manita. Para los faltos de memoria, todos esos culés desmemoriados, les pongo un resultado muy significativo:

Real Madrid 11 (once) - F.C. Barcelona 1 (uno), como prueba, esta foto del marcador donde se aprecia el resultado del mismo.

También quiero resaltar la falsedad del argumento de que el Real Madrid era el equipo del Gobierno de Franco. Como sabemos, el dictador, comenzó su gobierno en el 1939 y se reanudó la liga en esa temporada. Aquí os dejo los ganadores de las temporadas desde dicha fecha hasta 1954:
  • Temporada 39/40................. Atlético de Madrid
  • Temporada 40/41................. Atlético de Madrid
  • Temporada 41/42................. Valencia
  • Temporada 42/43................. Athletic de Bilbao
  • Temporada 43/44................. Valencia
  • Temporada 44/45................. Barcelona
  • Temporada 45/46................. Sevilla
  • Temporada 46/47................. Valencia
  • Temporada 47/48................. Barcelona
  • Temporada 48/49................. Barcelona
  • Temporada 49/50................. Atlético de Madrid
  • Temporada 50/51................. Atlético de Madrid
  • Temporada 51/52................. Barcelona
  • Temporada 52/53................. Barcelona
  • Temporada 53/54................. Real Madrid

Las 15 temporadas disputadas en lo más duro de la dictadura dieron un balance de:
  • Barcelona ...................... 5 títulos
  • Atlético de Madrid.............. 4 títulos
  • Valencia........................ 3 títulos
  • Athletic de Bilbao.............. 1 titulo
  • Sevilla ........................ 1 titulo
  • Real Madrid..................... 1 titulo
El presunto equipo del "gobierno" gana..................UNA LIGA
El equipo presuntamente perseguido por el gobierno gana...CINCO LIGAS

Mejor no ser el equipo del gobierno.

Nilo Campo Santos
Socio nº 89.506, del Real Madrid

jueves, 23 de diciembre de 2010

Felices Fiestas



Real Madrid 8 Levante 0

Copa del Rey octavos ida: Real Madrid - Levante


Para leer la crónica del partido, pinchad aquí

En el fútbol, la mejor manera de acabar con las polémicas son los goles. Si además vienen acompañados de un fútbol espectacular, todavía mejor.

La goleada de anoche frente al Levante no fue nada fácil. No tiene ni punto de comparación con cierto bochornoso encuentro culé, con idénticos guarismos, en el que sus rivales o bien se marcaban en propia puerta o bien regalaban el balón en las postrimerías del área propia. Anoche en el Bernabéu se vio fútbol de verdad, acompañado, una vez más, de un arbitraje de pena.

¿Cómo puede ser que el público se enfade en un partido en que su equipo gane por 8-0? Muy simple: continuo juego violento de Ballesteros, Del Horno y Robusté (entre otros) bajo la permisividad del trencilla de turno, que en esta ocasión fue Turienzo Álvarez.

Ballesteros siempre ha sido un cobarde, uno de esos abusones que se enfrentan a futbolistas que miden del orden de una cabeza menos que él. Anoche cometió varias de sus bravuconadas, pero el señor Don Marcelo, que en lo que a tamaño se refiere será la mitad que este violento bárbaro, se encaró, se revolvió y demostró que todo abusón siempre se amedrenta cuando se le planta cara.

A Del Horno por el norte lo conocemos muy bien. En una ocasión, trabajé para una empresa en la que mi inmediato superior era un socio compromisario del Athletic. Me comentó que Asier del Horno era un juerguista, que cerraba los bares en Bilbao y que por eso jamás triunfaría en un grande. Pero además me habló de un hecho que lo cataloga como persona: tal es el odio que profesa al Real Madrid, que las únicas semanas en las que no salía de marcha, se cuidaba y entrenaba en serio eran las que correspondían a enfrentamientos contra el Real Madrid. Anoche se hartó a patadas con la connivencia del árbitro, es lo que hay y es lo que se debe parar de una vez. Aunque tras los comentarios de Florentino, pro - Valdano, me da que la vida seguirá igual.

Pero quien terminó por encender las iras del Bernabéu fue Robusté, que propinó un fuerte puñetazo en la boca a Benzema, de tal manera que el francés acabó sangrando y por los suelos. Y estamos en lo de siempre: el delantero galo, presa de un cabreo monumental (como es lógico) se fue a por su agresor en cuanto se repuso del golpe; fue detenido por sus compañeros antes de que la cosa fuese a mayores y, a modo de insulto, recibió la misma sanción que su agresor: amarilla.

Hubo otro encuentro en Madrid, que enfrentaba a Atlético y Espanyol y sucedió algo similar: Reyes recibió una falta y, mientras estaba caído en el suelo, el cobarde de turno (el espanyolista Datolo) le agredió lanzándole un pelotazo al cuerpo. ¿Reacción? La que cabría esperar: Reyes se levanta completamente airado y se enfrenta a Datolo; éste, al sentir el contacto, se va al suelo como si le hubieran matado y el árbitro expulsa a Reyes.

Acciones como las sufridas por Benzema y Reyes son muy comunes en el fútbol. Ahora bien, si estamos en un deporte en que interesa beneficiar al infractor... A menos, claro está, que quien reciba la falta se llame Iniesta, Xavi o Messi. Entonces hay rojas, partidos de sanción y todo lo que se os ocurra.

Otra cosa más: ¿cómo es posible que Robusté no fuese expulsado? Se pueden perdonar los errores de percepción, como que un árbitro no aprecie una falta o un penalti por estar mal situado, por ejemplo. Pero si Turienzo Álvarez mostró anoche amarilla a Robusté es señal inequívoca de que vio la agresión. ¿Por qué no aplicó el reglamento? ¿Qué pasa con estos árbitros que sólo pitan lo que quieren? El Real Madrid ganó 8 - 0 y eso hace que la actuación arbitral pierda relevancia, pero sí importa, porque anoche el equipo ganó de forma contundente, pero en partidos como el que nos enfrentó al Sevilla, un arbitraje de estos de puede privar de los tres puntos o eliminarte si se trata de una competición tipo K.O.

Es una pena, porque de un tiempo a esta parte, lo más importante en un partido del Real Madrid es el árbitro de las narices (por no decir algo peor). Anoche Benzema y Cristiano nos obsequiaron con un doble hat - trick y aquí estamos, indignados por lo que hizo Turienzo. Esto es muy mala noticia para el fútbol.

¿Qué destacamos del once que anoche puso Mourinho en liza? Por un lado el magnífico partido de Granero, jugando en paralelo con Xabi Alonso. En el centro del campo hacen falta futbolistas con talento, con visión de juego, con capacidad para distribuir el balón con velocidad. Normalmente el Real Madrid pone a Alonso acompañado por un escudero, pero ayer, con dos distribuidores, el equipo movió el balón a velocidad de vértigo y eso es una gran noticia.

Por su parte, Benzema cuajó su mejor partido desde que la temporada pasada recaló en nuestro equipo. No sólo fueron sus tres goles: jugó enchufado todo el partido, buscando el desmarque, recuperando el sitio cuando el rival trataba de lanzar una contra, apoyando siempre al compañero que tenía el balón y jugando en todo momento con la cabeza levantada. ¿Seguirá Benzema jugando así o será un espejismo? Espero y deseo que el Real Madrid recupere a Benzema para la causa, pero la experiencia con el francés me hace ser cauto. Ya le hemos visto buenos partidos aislados, pero nunca una continuidad. Habrá que mantenerse a la expectativa.

Hubo otros jugadores destacados como el goleador Cristiano, el incansable e infatigable Di María (un portento de virtudes tanto técnicas como físicas) o Raúl Albiol, de quien su técnico dijo en rueda de prensa que tiene gran mérito, pues ha jugado pocos minutos pero está a la altura de los mejores. Lass también continúa con su peculiar mejora, completando un buen encuentro en el lateral derecho. Sin embargo, el protagonista final fue Morata. Saltó al terreno de juego en la segunda parte y jugó a gran altura. En los últimos instantes se revolvió perfecto dentro del área, ganado la posición con la espalda a su par y a punto estuvo de conseguir un gran gol. El balón fue rechazado por el meta visitante y Pedro León aprovechó la coyuntura para marcar.

El Bernabéu ovacionó al chaval y Cristiano y Benzema tuvieron un gran detalle: lejos de pelearse por ver quién se quedaba el balón (ambos consiguieron un hat - trick) consiguieron la firma de todos los compañeros y entregaron el esférico a un emocionado Morata, que nunca olvidará el partido de ayer.

Florentino Pérez siempre ha tenido una gran espina con la cantera, pues desde que se erigió como presidente, ésta ha sido maltratada una y otra vez. Ya que no va a cambiar su postura políticamente correcta, tan dañina para el club, a ver si al menos empieza a interesarse por la cantera, lo cual, dada la reacción del público, sería lo más políticamente correcto que pudiera hacer en los próximos meses.

Turienzo Álvarez, otro antimadridista suelto


Alguien se preguntara ¿Qué se puede decir de un arbitraje cuando el resultado final es de 8-0? pues la realidad es que, Turienzo Álvarez, no pudo obviar su odio hacia el Real Madrid y lo demostró a pesar del resultado. Hizo todo lo posible para perjudicar al equipo blanco, dejando de lado lo que se le supone a un juez: imparcialidad. Baste, como ejemplo, comentar lo acontecido en el minuto 56, Robusté (que en los días anteriores se le había llenado la boca, al entrar en una guerra en la que nada tenía que ver, por la lista mostrada por Mourinho), cual pendenciero de barrio, agredió a Benzema de forma cobarde dándole un puñetazo en la boca por detrás. Para Turienzo su sentido de la equidad fue “amonestar a ambos jugadores con cartulina amarilla”. Esto es lo que plasmo en el acta del encuentro:

+ En el minuto 56 el jugador (9) Benzema , Karim Mostafa fue amonestado por el siguiente motivo: encararse con un adversario

+ En el minuto 56 el jugador (5) Robusté Colomer, Miguel fue amonestado por el siguiente motivo: encararse con un adversario

Yo no tengo palabras ni argumentos para comentar lo que pudo ver y lo que entiende por impartir justicia Turienzo si no es llamándole “sinvergüenza deportivo”.

Tampoco logro entender que Del Horno terminara el encuentro y le consintiera toda la violencia empleada durante el encuentro. Así, a bote pronto, comentar que:

1.- minuto 30, pisotón al tobillo de Di María con el juego detenido y delante del vasco-leones.

2.-minuto 52, tarascada sobre CR7, nuevamente sin estar por medio el balón, que Turienzo la solvento con una amonestación verbal.

3.- minuto 62, nueva entrada merecedora de amonestación.

4.- minuto 75, por fin se decidió a mostrarle la cartulina amarilla.

Lo mismo se puede decir del comportamiento de los centrales visitantes, Ballesteros (al que todos conocemos) y Robusté y de algún otro jugador del Levante que, superados en todas las facetas del juego, trataron de parar la sangría recurriendo a la violencia con la anuencia del colegiado vasco-leones.

Resaltar, también, que, fuera de juegos señalados de forma incorrecta aparte, en el minuto 41 se trago un penalti de Munua sobre Marcelo. El jugador carioca encaro al guardameta y se le adelantó el balón pero el guardameta golpeo su pierna de apoyo, derribándolo. El resultado hace que se pasara por alto pero fue un penalti claro.



No quiero finalizar sin comentar la distancia de las barreras en el lanzamiento de faltas y que deben de estar colocadas a 9.15 m. y que, cada vez con más asiduidad, se permite que estén a 6m. o incluso menos. En este partido se pudo ver en cada una señalada incluso la reclamación de CR7 al colegiado y que ni caso le hizo.

Desear unas Felices y Blancas Fiestas, y que el 2011 nos traiga Paz, Salud, Trabajo y un ápice de cordura al estamento arbitral. Con este último deseo llegará el otro que le pido al 2011: lleno de triunfos y títulos.

Nilo Campo
Socio nº 89.506, del Real Madrid

lunes, 20 de diciembre de 2010

Mourinho for president


Para leer la crónica del esperpent... Quiero decir, del partido, pinchad aquí.

Mourinho es el mejor fichaje que ha hecho Florentino Pérez en todos los años que ha estado como presidente. Me atrevería a decir que es mejor fichaje que el mismísimo Zinedine Zidane. Antes de arremeter contra mí por semejante comentario, por favor, dejad que me explique (luego, si queréis, echadme a los perros).

¿Qué está pasando en la liga española durante los últimos años? Todo el mundo se ríe del Real Madrid. Las sanciones contra los nuestros son brutales, los arbitrajes deleznables (y por favor, antes de decirme que el Real Madrid no debe quejarse de los árbitros, echad un vistazo objetivo a los resúmenes de los partidos en liga de los últimos años y veréis que sorpresa) y mientras tanto, el presidente del Real Madrid a guardar silencio.

Florentino Pérez es un tiburón empresarial. Lamentablemente se convierte en un escualo cuando se trata de sus empresas, porque cuando preside al Real Madrid, el pececito Nemo da más miedo que él.

Refirámonos sólo a los Real Madrid - Sevilla. Hace dos temporadas tuve el privilegio de ver este partido en concreto en el Santiago Bernabéu: dos goles ilegales del Sevilla, dos claros penaltis no pitados a favor del Real Madrid y una expulsión a Robben por protestar uno de esos dos penaltis. Al final del partido 3 - 4 a favor de los hispalenses.

Este año fui a Madrid a ver in situ el encuentro contra el Valencia y sufrimos otro arbitraje de escándalo. La diferencia es que ganamos. Y fuera de casa, en todos los sitios inflan a patadas a nuestros jugadores, pero ¿quién se lleva las tarjetas? Xabi y Marcelo.

Lo de anoche fue incalificable. Este árbitro ya nos dirigió en un derbi frente al Atlético, ¿lo recordáis? Es difícil no hacerlo, ya que a pesar de que el Real Madrid ganó, el tipo anuló tres goles legales al Real Madrid, expulsó a Van Nistelrooy vaya usted a saber por qué y unas cuantas cosas más. De hecho aquí tenéis un resumen con sus fallos:

MINUTO 21: Anula un gol legal a Van Nistelrooy, que aprovechó un rechace a disparo de Sneijder desde la frontal para marcar ante Leo Franco.

MINUTO 29: Segundo gol anulado al Real Madrid, y mal anulado. Gago ponía un magistral pase profundo a Raúl que driblando al portero marca a placer.

MINUTO 35: Maniche llevaba 20 minutos despachándose agusto repartindo patadas por doquier, y entra a De la Red sin posibilidad de jugar la pelota. El colegiado no enseña cartulina alguna.

MINUTO 37: Clos Gómez no da la ley de la ventaja al Madrid cuando Higuaín se marchaba sólo ante Leo Franco, para señalar una amarilla de Raúl García que tiró a Van Nistelrooy al suelo.

MINUTO 39: Expulsa a Ruud Van Nistelrooy por una entrada a Maniche que buscaba el balón. Ni la tarascada fue por detrás ni con ánimo de agredir al contrario.

MINUTO 54: Heitinga, muy descolocado, frena una contra zancadilleando la salida de Cannavaro desde el fondo. No hubo tarjeta tampoco.

MINUTO 64: El tirón de Clos Gómez. Cuendo el ‘gran’ esfuerzo acumulado le pasó factura al colegiado y notó un tirón en el gemelo, evidentemente buscó atención en los doctores del banquillo rojiblanco.

MINUTO 76: Tras medio partido repartiendo a diestro y siniestro, Heitinga acaba viendo la cartulina amarilla, y sólo eso, tras una patada por detrás a Van der Vaart.

MINUTO 80: Señala una rigurosísima falta de Raúl en el salto con Assunçao que acaba con una vaselina del capitán blanco que se coló por encima de Leo Franco.

MINUTO 83: Tarascada de Banega sobre Gago cuando el Madrid salía a la contra, que ni siquiera es señalada como falta.

MINUTO 86: Clos Gómez le muestra cartulina amarilla a Sergio Ramos cuando en la lucha con Simao, éste le había dado un manotazo en la cara.

MINUTO 93: Penalti claro sobre Drenthe en un empujón cuando el holandés entraba solo en el área, que el colegiado no señala. El siguiente, minutos después no tuvo más opción que pitarlo.

Y ahora, una lista con los trece de ayer, entre los que destaca la expulsión a Carvalho, el penalti no pitado sobre Granero, el poco criterio con las amarillas y tres ocasiones manifiestas de gol evitadas por unos jueces asistentes que parecían tener un muelle en el banderín, pues todo les parecía fuera de juego:


1 Minuto 9: Falta de Konko a Di María. Debería sacar amarilla y no lo hace. Error.

2 Minuto 14: Fuera de juego de Özil, no era. Error.

3 Minuto 20: Fuera de juego de Benzema. No era. Error.

4 Minuto 24: Falta de Zokora a Khedira. No saca amarilla. Error.

5 Minuto 25': Falta a Cristiano en la frontal no pitada. Error.

6 Minuto 34: Fuera de juego del Sevilla no pitado. Error.

7 Minuto 39: Falta a Özil que no pita. Error.

8 Minuto 43: Fuera de juego que pita a Di María. No era. Error.

9 Un minuto de descuento cuando había más pérdidas de tiempo... Error.

10 Minuto 47: Fuera de juego de Özil que no es. Error

11 Minuto 64: Segunda amarilla a Carvalho por darse un cabezazo con Negredo en un salto. Error.

12 Minuto 69: Penalti de Escudé a Granero que no pita. Error.

13 Minuto 78' Tarjeta amarilla a Özil por pérdida de tiempo en el cambio. Las pérdidas del Sevilla no son castigadas. Error.

El informe también incluía el balance de tarjetas: Real Madrid, 9. Sevilla, 3. Sólo por lo de las tarjetas, Clos Gómez debería ser sancionado duramente, si no expulsado.


Mourinho está harto y Mourinho siempre dice la verdad, por poco correcta que ésta sea. Desde que ha llegado a Madrid ha visto cómo decir la verdad (lo de los ocho suplentes de Gijón) se sanciona igual que los insultos (los de Preciado), se ha llevado las manos a la cabeza por el maltrato a las estrellas madridistas (en especial a Ronaldo) y alucina con los criterios seguidos para mostrar tarjetas.


Y lo ha cazado a la primera, ya que no le duelen prendas para decir que en este país se ayuda al Barcelona (repasad la goleada al Espanyol, en concreto los goles 1,2 y 4 del Barcelona y veréis qué sopresas).


Una vez establecido que no se deja engañar, anoche no tragó con las formas de Florentino Pérez. Con frases del tipo "soy el único que da la cara por el equipo", dijo lo que muchos pensamos: que Florentino no se moja por el Real Madrid, que su silencio es dañino para el equipo y que con esta manera de actuar, los árbitros se sienten muy cómodos pitando, ante la duda, en contra del Real Madrid.


Mourinho ha hecho de Santiago Bernabéu, ha dado el puñetazo en la mesa que el mejor presidente de la historia del fútbol a buen seguro habría descargado hace tiempo. No tragó con la hojita y puso en su sitio a todos (hasta al mendrugo de Benítez, porque aquí nos llueven los palos por todos los sitios).


Y ahora, ¿Valdano y Florentino se pondrán las pilas o se las pondrán al técnico? Mourinho tiene personalidad y carácter. Además es honrado, trabajador y un gran defensor del Real Madrid. ¿Tragarán con esto los jefazos o se cargarán a Mou? El técnico tiene una cosa buena: el Bernabéu está con él. Y otra todavía mejor: echarlo ahora sería políticamente incorrecto y claro, Florentino no puede permitirse eso.


Veremos en qué depara todo esto, pero si por mí fuera, el nuevo presidente, entrenador y director técnico del Real Madrid recaería en una misma persona: don José Mourinho, pues en apenas seis meses se ha convertido en un madridista de los pies a la cabeza.


HALA MADRID.

Basta ya de lo políticamente correcto


Uno necesita estar plenamente concentrado en el trabajo que va a realizar y, yo, no lo estoy, al continuar con un enorme "rebote” por lo ocurrido ayer en el Santiago Bernabéu. Espero superarlo y no quedar a la altura de estos personajes.

Esto llueve sobre mojado y la conclusión a la que llego es que la culpa la tiene lo maldito “políticamente correcto” y cuyo máximo culpable (lo siento Sr. Presidente) es D. Florentino Pérez y extensible a su director general, D.Jorge Valdano. Haciéndome eco de la frase de Castelao, insigne escritor gallego, “mexan por nos e decimos que chove” que es lo que está ocurriendo en la actualidad en la liga española con el Real Madrid. No solamente nos expolian como visitantes, sino que en nuestra propia casa nos roban, vilipendian, insultan (las manifestaciones del presidente del Sevilla, del Nido –obvio lo de Sr. porque para mí no lo es y espero que algún día se sepa la verdad del caso Marbella y termine con sus huesos en la cárcel, lugar que le corresponde a dicho personaje- en el antepalco del Bernabéu tras el partido) dan fe de lo que digo.

Si contra el Violencia (perdón, quise decir Valencia) tuvimos que soportar el arbitraje de Pérez Lasa y las manifestaciones postpartido, y contra el Zaragoza el de Ramírez Domínguez, ayer tocó el turno de Clos Gómez cuyo arbitraje superó lo esperpéntico, siendo un colegiado, para más inri, internacional. Si hay un solo ápice de cordura en la RFEF, este “individuo” tiene que ir al congelador, la nevera no le llega, y que se dedique a otra cosa que de esto no sabe.

Voy a enumerar los errores cometidos por el trío arbitral durante los 90 minutos y luego pondré copia literal del acta del encuentro para que veáis la desfachatez del ínclito personaje.

1.- minuto 9, falta cometida por Konko sobre Di María merecedora de amonestación. Solamente señaló la falta.

2.- minuto 14, fuera de juego señalado a Özil, inexistente, y se quedaba solo, el jugador local, delante del portero.

3.- minuto 20, fuera de juego señalado a Benzema, que tampoco existía, y que partía con ventaja el jugador francés.

4.-minuto 24, la falta cometida por Zokora sobre Khedira era merecedora de amonestación.

5.- minuto 24, Navarro, con el antebrazo, desplaza y derriba a CR7 en la frontal del área y no pitó la correspondiente falta.

6.- minuto 33, Luís Fabiano estaba en fuera de juego que no se señala.

7.- minuto 38, Capel se hace un lio con el balón y cae solo, señaló falta, en zona peligrosa.

8.- minuto 39, falta clara sobre Özil, en zona de peligro, que no señaló.

9.- minuto 43, señalaron fuera de juego inexistente a Di María que tenía espacio para crear peligro.


10.- minuto 44, clara obstrucción de Navarro, sobre CR7, en la parte derecha del ataque y a la altura del área. Tampoco fue señalada.

11.- minuto 47, Özil se quedó solo delante de Palop y con un sombrero lo supera. Señalaron fuera de juego y no era.

12.- minuto 61, el centro de Pedro León es rechazado con el brazo por Navarro dentro del área. No pitaron nada.

13.- minuto 63, Carvalho salta limpiamente con Negredo y chocan las cabezas de forma fortuita. Señaló falta y le mostro la 2ª tarjeta amarilla siendo expulsado.

14.- minuto 69, Escudé agarra con las dos manos y derriba a Granero, dentro del área pequeña, cuando este tenía el control de la pelota de espaldas a la portería. No pitó el clarísimo penalti.15.- minuto 78, antes del gol de Di María, Zokora, despejó con la mano, dentro del área, el remate de Pedro León. Penalti claro que tampoco señaló y, menos mal, que Di María recogió el esférico y terminó haciendo un golazo que, a la postre, sirvió para que los tres puntos se quedaran en casa.


16.- minuto 78, la amonestación a Özil por perdida de tiempo en el cambio, no fue medida por el mismo rasero que al guardameta visitante, Palop, durante todo el 1º tiempo.

INCIDENCIAS (acta arbitral)


1.- JUGADORES

A.- AMONESTACIONES

- Real Madrid C.F.:

+ En el minuto 44 el jugador (2) Silveira De Carvalho, Ricardo Alberto fue amonestado por el siguiente motivo: agarrar a un adversario en la disputa del balón

+ En el minuto 60 el jugador (22) Di María, Angel Fabian fue amonestado por el siguiente motivo: protestar, de forma ostensible, una decisión mía

+ En el minuto 63 el jugador (2) Silveira De Carvalho, Ricardo Alberto fue amonestado por el siguiente motivo: empujar de forma temeraría a un adversario en la disputa del balón

+ En el minuto 63 el jugador (1) Casillas Fernandez, Iker fue amonestado por el siguiente motivo: protestar, de forma ostensible, una decisión mía

+ En el minuto 70 el jugador (10) Diarra , Lassana fue amonestado por el siguiente motivo: derribar a un contrario en la disputa del balón

+ En el minuto 70 el jugador (3) De Lima Ferreira, Kepler Laveran fue amonestado por el siguiente motivo: protestar, de forma ostensible, una decisión mía

+ En el minuto 78 el jugador (23) Ozil, Mesut fue amonestado por el siguiente motivo: retrasar su salida del terreno de juego en la sustitución, de manera deliberada, con ánimo de perder tiempo

+ En el minuto 87 el jugador (21) Sanchez Gil, Pedro Leon fue amonestado por el siguiente motivo: jugar el balón con la mano, cortando la posibilidad de ser jugado por un adversario

+ En el minuto 89 el jugador (4) Ramos Garcia, Sergio fue amonestado por el siguiente motivo: encararse con un adversario sin llegar al insulto o amenaza

- Sevilla F.C. SAD:

+ En el minuto 80 el jugador (8) Zokora , Deguy Alain Didier fue amonestado por el siguiente motivo: zancadillear a un contrario en la disputa del balón

+ En el minuto 86 el jugador (4) Cáceres Silva, José Martín fue amonestado por el siguiente motivo: zancadillear a un contrario en la disputa del balón

+ En el minuto 89 el jugador (21) Acosta , Lautaro German fue amonestado por el siguiente motivo: encararse con un adversario sin llegar al insulto o amenaza

B.- EXPULSIONES

- Real Madrid C.F.:

+ En el minuto 63 el jugador (2) Silveira De Carvalho, Ricardo Alberto fue expulsado por el siguiente motivo: doble amarilla

- Sevilla F.C. SAD:

+ En el minuto 89 el jugador (20) Mohamadou, Dabo fue expulsado por el siguiente motivo: dar una patada a un adversario con el balón en disputa, desentendiendose del mismo

Como se puede observar falsea el acta y así resaltó sus falsedades. Observar, también, las faltas de ortografía cometidas. Será porque su subconsciente le traiciona y, a pesar de ser aragonés, se le escapa su catalanismo.

Desearos unas Felices y blancas Fiestas y un 2011 lleno de títulos.
Nilo Campo Santos
Socio nº 89.506, del Real Madrid

domingo, 12 de diciembre de 2010

Liga 2010/11 Jornada 15


Para leer la crónica del partido, pinchad aquí.

La semana ha sido movidita. Los cruces de declaraciones no han parado y nuestro Mourinho, tras permanecer un tiempo callado tras lo de Barcelona, ha vuelto a ser el ojo del huracán.

Por un lado estaba la polémica con Dani Alves, tipo ventajista y cobarde donde los haya. Mou zanjó la cuestión con aquello de "fue un portugués el que descubrió Brasil" y ya tenemos lío, porque claro, cuando Mourinho dice una cosa, hay que magnificarla.

Después está el problema con Benzema y Ramos. El primero, a pesar de su hat-trick en Europa, sigue sin convencer a Mourinho. El francés ha contestado en la Romareda como debe, con un buen partido. No ha marcado, pero ha tenido los movimientos de ariete que se le exigen desde que recaló la temporada pasada en el Real Madrid. Ya no incurre tanto en el fuera de juego, busca los desmarques, comienza a entenderse con los compañeros... Pero ni mucho menos está al nivel de Higuaín. Para eso tiene que esforzarse mucho más y me da que por ahí van los tiros con respecto al disgusto de Mou.

Lo ocurrido con Ramos no lo tengo claro. No sé si se trataba de una manera de otorgar confianza a Arbeloa (me gustaría que fuera eso) o si el asunto es castigar al sevillano por su patada a Messi en el Nou Camp. Lo dije en su día, lo ratifiqué en el As y lo repito hoy: nunca aplaudiré una agresión, pero aquel día Ramos fue el único que demostró coraje. Tras cometer la falta se quitó de encima a Puyol, que iba como un loco a por él, miró desafiante a todo el grueso del equipo azulgrana, a ver quién se atrevía a meterse con él y, por último, apartó como a un pelele a Xavi cuando se le acercó para hacer el paripé.

La agresión no está bien, pero fue le único que plantó cara e incluso generó miedo. El resto se dejó pisar y eso es intolerable para un madridista. Y si no, que se lo pregunten al difunto Juanito.

Con respecto al fútbol, el Real Madrid parece que vuelve a funcionar. Atrás quedó la debacle del clásico, único partido perdido en lo que llevamos de temporada. El 4-2-3-1 funciona incluso con cambios, la presión en campo contrario a vuelto, las incursiones por bandas, las ocasiones y los goles. Ahora hay que mantenerlo.

Lass hoy ha estado muy bien. A diferencia de otros días, ha jugado en paralelo con Alonso (aunque alguna vez se ha permitido la licencia de subir). No ha fallado en el pase y a ayudado mucho al equipo. Cuando juega donde debe y como debe, tanto el Real Madrid como él se ven favorecidos.

Cristiano, por su parte, sigue sobresaliente. Ha marcado un golazo de falta increíble, pleno de potencia y colocación. El bueno de Leo Franco simplemente se ha quedado mirando. También ha facilitado el contraataque de Marcelo en el gol de Öhzil, con un tacón de lujo. En líneas generales, ha completado un buen partido. Pero ha tenido que volvera lidiar con una afición demencial, que bastante debería tener con preocuparse por la marcha de su equipo, farolillo rojo en estos momentos de la clasificación.

Una jugada clave a este respecto: Cristiano choca con Diogo; la primera reacción del ex-madridista ha sido la del enfrentamiento, pero el astro luso se ha explicado, se ha disculpado y en cuestión de segundos ambos se han dado la mano. Sin embargo, los maños a gritar, insultar y volverse locos. ¿No han visto que ha sido un lance del juego? ¿No se han percatado de que Diogo ha aceptado las disculpas? La locura antimadridista de este país está llegando a unos límites, que cada día tengo más claro que el Real Madrid debería irse a jugar la Premier. Un partido cada quince días en el Bernabéu, como está mandado y el resto de encuentros en Inglaterra. A ver entonces qué hacían los diferentes equipos de este país, sin la inyección económica que les supone, en concepto de taquilla, la asistencia del Real Madrid. Lo mismo con las televisiones y demás. Sería una liga sin prestigio. Pero como tenemos un presidente que para ciertos aspectos no abre la boca...

¿Y qué me decís del árbitro? Hace tiempo que se ha instaurado la falsa creencia (y recalco lo de falsa) de que si un madridista se queja de los árbitros es un llorón. Otra creencia igual de falsa es que el Real Madrid no puede quejarse de los árbitros. Allá por el sesenta (si no me equivoco) un árbitro ya nos robó la que hubiera sido sexta Copa de Europa consecutiva, con un arbitraje tan, tan, tan terrible e interesado, que el Chelsea - Barcelona, en comparación, fue un juego de niños. Curiosamente el otro equipo involucrado y beneficiado fue el Barcelona. Y eso en el 60. Desde entonces muchas cosas han pasado y muchas de ellas han sido tergiversadas a conveniencia siempre en contra del Real Madrid. Y la gente se lo cree, ése es el problema.

Pero hablaba del árbitro: permite un control con la mano a Lafita que pudo haber sido el empate a uno (afortunadamente Casillas ha respondido con una buena parada), después no pita un claro penalti de Gaby dentro del área local, que habría supuesto un penalti y, posiblemente, el 4-0, en una jugada justo antes del penalti cometido por Carvalho, que ya no habría tenido lugar. Y no contento con ello, amonesta a Xabi Alonso que se perderá el próximo choque frente al Sevilla (Marcelo también, pero su tarjeta sí ha sido correcta).

Se puede hacer mucho daño a un equipo (hoy con la tarjeta a Alonso) sin que éste pierda el partido. Pero claro, como el Real Madrid no puede hablar mal del árbitro... Olvidad esa creencia, porque posiblemente seamos el equipo con más derecho a hablar de colegiados, sanciones y demás, no como otros que, directamente, no las cumplen.

Veremos cómo afronta Mourinho el partido frente al Sevilla con las bajas. Ahora mismo no hay margen de error, así que habrá que dejarse el resto.

Para el recuerdo, el partido 400 de Casillas y el debut de Morata. ¿Tendrá el mismo porvenir que otro ilustre debutante en este campo? Ojalá.

sábado, 11 de diciembre de 2010

Carta número 53

Con algo de retraso (si no es por El Presi, ni me entero de esta última publicación) os dejo mi colaboración número 53 en As. Podéis leer el original pinchando aquí.

Edgar Ayala Ruiz (Pamplona (Navarra))

Falta de actitud en el Real Madrid


Edgar Ayala Ruiz | 02/12/2010

Todo el mundo puede perder un partido y más si se trata de uno de máxima rivalidad. Pero hacerlo como el Real Madrid en Barcelona no tiene nombre. Unos futbolistas que ya de inicio mostraron una total falta de actitud y concentración, con todo tipo de abrazos y risas en el túnel. Está bien que fuera del campo sean amigos y se lleven bien, pero dentro deben ser profesionales. ¿Alguien se imagina a Rafa Nadal de cachondeo con su rival antes de afrontar una final?

El Real Madrid está lleno de futbolistas que ganan un dineral casi insultante, sobre todo en estos tiempos de crisis tan duros para muchos, así que su comportamiento en el Clásico es una grave ofensa. Dicen que sólo se trata de tres puntos, pero no, es algo más: han demostrado no tener orgullo y eso, para los madridistas, es imperdonable.

De hecho, el único que ha demostrado tener cierto amor propio ha sido Sergio Ramos al final del partido. No aplaudo ni mucho menos que un futbolista haga una fuerte entrada a otro, pero viendo la pasividad de todo el equipo, agrada ver que, por lo menos, a uno de ellos le ha dolido la derrota tanto como a nosotros. Mourinho está trabajando bien, pero le queda un largo trecho por recorrer.

viernes, 10 de diciembre de 2010

Champions 2010/11 - Jornada 6


Para leer sólo la crónica del partido, pinchad aquí.

El Real Madrid ha cerrado de forma brillante su clasificación de grupos en la Champions. De hecho, si no llega a ser por la debacle sufrida en el clásico, que tanto hemos analizado y que tanto nos disgustó, la trayectoria del conjunto blanco desde la llegada de Mourinho sería intachable.

Cinco victorias y un empate para un total de dieciséis puntos, puntuación inalcanzable para el resto de equipos (ni siquiera el Barcelona, a pesar de que su grupo era de risa). El empate se produjo en Milán y gracias al colegiado Webb, que metió en el partido al conjutno rossonero con un gol en aberrante fuera de juego de Inzaghi (además de perdonar varias expulsiones a los locales). El resto fueron victorias, incluidas las dos últimas goleadas por 0-4 y 4-0 a Ajax y Auxerre respectivamente.

Pero es que de los seis partidos, el Real Madrid sólo ha encajado goles el día de San Siro, por lo que se puede afirmar que en Champions, defensa y ataque han funcionado a la perfección.

¿Por qué un equipo que tan extraordinario rendimiento estaba dando ante los mejores de Europa, no dio la talla en el Nou Camp?. Hubo condicionantes como la baja de Higuaín y el pésimo arbitraje casero de Iturralde, pero en esta ocasión no bastan, dado que el principal problema que tuvo el equipo fue dejar de ser fiel a sí mismo.

El esquema de Mourinho era un 4-2-3-1, con adelantamiento de líneas, presión asfixiante en todo el campo, poderoso juego por ambas bandas, contraataques mortales, posesión de balón y, sobre todo, un gran número de ocasiones de gol. Es lo que ha funcionado, es lo que este equipo debe hacer si quiere marcar una época y es lo que no hizo en Barcelona.

Contra el Auxerre, a pesar de las bajas, volvimos a ese fútbol. Diarrá es un tarugo que jamás debió haber venido al Real Madrid, pero Lass se multiplicó en el centro del campo, volviendo a ser ese gran recuperador que maravilló en su primera temporada en el Real Madrid. Granero, con intermitencias, ayudaba en la organización, Cristiano y Pedro León atacaban por bandas y Benzema, por fin, funcionó.

A todo esto hay que añadir la solidez defensiva de Carvalho y Albiol. Siempre he propugnado la idea de que Ramos es mejor central que lateral y lo mantengo, pero hay que reconocer que Raúl Albiol tiene categoría de sobra para ser titular en la defensa blanca. El que lleva una racha preocupantemente larga es Pepe, que sigue a vueltas con su renovación. Lo está haciendo muy mal, ya que una mejora de sueldo debe pedirse cuando se produce un aumento en el rendimiento de juego, aquello que tan bien solía hacer Roberto Carlos, que pedía más dinero cuando marcaba goles en tres partidos consecutivos. Pepe ha bajado su rendimiento y si lo que está haciendo es jugar con el Real Madrid, entonces puerta.

Otro que tiene también categoría de titular es Arbeloa. No en vano llegó de ser titular en el Liverpool, lo cual no es moco de pavo. Entiendo que si Ramos es central, sólo habría un futbolista para ocupar la demarcación de lateral derecho, pero es exactamente lo mismo que sucede en el lateral izquierdo y en la posición de Xabi Alonso.

No sé si llegarán refuerzos en el mercado de invierno, lo que sí sé es que , aunque no se produzca fichaje alguno, este equipo debe volver a coger confianza y no temer a nadie. Ha demostrado en Europa, contra rivales de entidad, que funciona y así debe seguir. Esto mismo debe aplicarse el bueno de Benzema. Marcó tres buenos goles, lo que debería reforzar su aparentemente frágil moral. Decían que en Francia, como debutante, se los comía a todos en el vestuario, pero debió de dejarse la valentía allí, porque aquí se ha mostrado, sobre todo, como un auténtico pasota.

Y ahora los octavos. ¿A qué nos toca el Inter de Milán? Yo sí creo en las bolas calientes.

lunes, 6 de diciembre de 2010

Liga 2010/11: Jornada 14


Dado que todo se ha puesto de tal manera, que el fútbol es lo menos importante, a partir de hoy os dejaré un enlace para leer una crónica resumen y aquí me extenderé en otros menesteres relacionados con cada jornada.

Podéis leer la crónica resumen del Real Madrid - Valencia pinchando aquí.

Era sábado, día 4 de diciembre. El Barcelona llegaba a Pamplona (o eso decían) por lo que me dije: ¿qué mejor ocasión de salir de viaje que hoy? Así que, a eso de las 14:30h salí con mi familia para Madrid. A pesar de la gran cantidad de nieve en la capital Navarra, las carreteras estaban en perfecto estado para la circulación, así que llegamos a Madrid sin ningún problema sobre las 19:30h, parada incluida de media hora para atender a la peque.

Después tuve tiempo de dejar a mi hija y a mi esposa en casa de unos familiares, asearme, ataviarme con mi bufanda y a eso de las 20:45h me hice la foto que podéis ver en la parte superior de este post. A pesar de que soy un mero aficionado, a pesar de los controladores aéreos y del frío, en el mismo día pude viajar desde Pamplona a Madrid y llegar al fútbol hora y cuarto antes del partido. ¿Cómo explica el Barcelona su impuntualidad en Pamplona? No puede.

Alguno dirá que tengo ventaja porque la nieve es blanca y claro, ¿a quién va a favorecer, a un blanco o a un azulgrana? Bromas aparte, el Barcelona, una vez más, se ha saltado el reglamento y no cumplirá la sanción estipulada en estos casos, que no es otra que la pérdida del partido.

Pero mi cabreo todavía es mayor por ser de Pamplona. No es que sienta aprecio por Osasuna, que no siento ninguno habida cuenta de cómo es recibido mi Real Madrid cada vez que viene por aquí. Lo que me molesta es el grado de ignorancia de una serie de fanáticos que aunque puedan bajar a segunda división por una distancia menor de tres puntos, en lugar de luchar por los derechos de su equipo, dentro de muy poco olvidarán convenientemente la enésima trampa culé y seguirán despotricando contra un Real Madrid, en lugar de agradecer la cesión de Soldado (que les salvó la vida con un buen montón de goles), el fichaje de Juanfran a bajo precio y demás favores en concepto de futbolistas de calidad baratísimos que les hemos hecho durante años.

Seguro que muchos en Pamplona ya están prestando oídos a los que mienten diciendo que el Valencia fue atracado en el Bernabéu en lugar de protestar por el clarísimo penalti no señalado al mencionado Juanfran en el Reyno de Navarra, cuando el resultado era de 0-0. Es lamentable, pero en este país hay mucha gente que utiliza la cabeza únicamente para llevar sombrero, gorra, peluquín o boina, como es típico en mi zona.

En alguna "publicación" se podían leer titulares como "Atraco en el Bernabéu". Ah, ¿sí? Pues va a ser que no. Pongamos en una balanza la segunda amarilla de Albelda, con la expulsión perdonada a Bruno, la expulsión perdonada a Miguel y el penalti a Di María y a ver entonces quién puede explicarme lo del atraco. Y eso por no hablar de la cantidad de faltas no pitadas a favor del Real Madrid, todas ellas cometidas para cortar contraataques, única arma ofensiva del equipo este sábado.

También me gustaría que alguien me explicase por qué a Albelda se le permiten declaraciones tan incendiarias como las que ha emitido esta semana (según él de sus viajes a Madrid sólo recuerda los atracos) y a Emery en la rueda de prensa post-partido, mientras que a Mourinho el Comité Antiviolencia le abre un expediente por contar verdades, como que el Sporting jugó con ocho reservas en el Nou Camp.

Y ahora me pregunto, ¿qué pasaría si Mourinho decide, por su cuenta y riesgo, llegar tarde a un partido? O ¿qué sucedería si Mou suelta por su boca burradas como las de Emery y Albelda? Mou no tiene pelos en la lengua, pero resulta que cuando habla siempre dice la verdad.

Hablando de Mou y de asuntos extradeportivos: el sábado casi nos hace perder tres puntos por su dichosa manía de enviar mensajitos (para que veáis que no siempre alabo al portugués). Decide jugar con un trivote en el centro del campo y sin delanteros. El mensaje era más que evidente: "Valdano, Florentino, mirad lo que pasará si no me ficháis a un delantero en el mercado de invierno". Ese esquema sin una referencia ofensiva que aprovechara las buenas subidas de Marcelo y Arbeloa (estuvieron impecables) hizo que al equipo le costase generar ocasiones de gol. Y mientras tanto el Valencia, que presume de ser la alternativa a Real Madrid y Barcelona, con el autobús atrás, tan contentos de la inoperancia madridista, de la que tuvo gran culpa Lass... O Mourino, claro, porque ¿quién dijo al francés que jugase entre quince y veinte metros por delante de Xabi Alonso? ¿Es que nadie recuerda el mal rendimiento que dio el galo en esa demarcación con Pellegrini? Si Lass es un futbolista de contención y se le utiliza en lugares donde prima la creación, la velocidad de pensamiento, la visión de juego y la precisión en el pase (sus virtudes son otras) pierde el futbolista, pierde el Real Madrid y perdemos todos.

Otro asunto: la inclusión en el once de Cristiano Ronaldo. ¿Por qué jugó estando lesionado? No sé cómo se vio por la tele, pero en el campo todos comprobamos su mal estado físico, ya que cada vez que daba una carrera, regresaba caminando muy despacio, cojeando, tratando de recuperarse para un nuevo sprint. Tal es así que en muchas ocasiones el Real Madrid recuperaba el balón y no podían jugar con él, al no haberle dado tiempo de salir del fuera de juego.

Un futbolista lesionado es un peligro, no sólo porque no juega en plenitud, sino porque se pueden agravar sus males y perderlo, en lugar de para un partido, para varios meses. Sin embargo a Mou le salió bien, porque Cristiano no sufrió un empeoramiento de su lesión y, además, marcó dos golazos que dieron los tres puntos al Real Madrid. Por cierto, en el primero, Benzemá hace un buen desmarque hacia la derecha para arrastrar a la defensa y así habilitar la posición de Cristiano que marca tras buen pase de Öhzil. No me gusta Benzemá por su actitud (tiene calidad pero no quiere correr y eso es un problema). Sin embargo marcamos en cuanto tuvimos una referencia ofensiva en el campo.

El Real Madrid no puede jugar sin delanteros, así que alguien debería decirle a Mou que ya que es tan valiente, si necesita fichajes se vaya a hablar cara a cara con los que mandan, en lugar de enviar mensajitos jugando con el prestigio de un club que, tras la dolorosa derrota en Barcelona, necesitaba la victoria como el comer. Y ya que estamos, que sea valiente también con Cristiano y si no está para jugar, que no juegue. He defendido mucho a Mourinho, pero hay cosas que son indefendibles. A ver si se centra y deja de jugar con los intereses del Real Madrid.

Y nada más. El movimiento de Benzemá sin balón me hace pensar que ha visto recientemente vídeos de don Raúl González Blanco. A ver si se los pasa a Di María para que aprenda a ejecutar vaselinas.

jueves, 2 de diciembre de 2010

Por lo que pueda ocurrir: Iturralde en la ayuda


Vaya por delante que la derrota, humillación se puede decir, sufrida por el Real Madrid en el Estercolero Nuevo no tiene nada que ver con la actuación del malísimo, pésimo, colegiado vasco, Iturralde González. Iturralde no es culpable de que cuatro, de los cinco, goles encajados vinieran por la parte derecha de la defensa visitante y de que Villa –si antes me caía fatal ahora peor, después del gesto en la celebración de uno de sus goles- estuviera siempre solo con espacios para recibir, controlar y pensar, aunque esto último, poco, porque no tiene cerebro.

Iturralde tampoco es culpable de que Pique tuviera una plaza de toros para sacar el balón jugado desde atrás, como le gusta al Barça, y poder servirlo en las mejores condiciones para Xavi. Otro tanto se puede decir de éste. En fin, si ya se comentó los besos y abrazos en el túnel entre los jugadores blancos y los del Milán, la temporada pasada, no es menos los del lunes. Casillas, un canterano como tú (para que luego se hable y se pida cantera) debe de saber el comportamiento de los Camacho, Juanito, Stielike, incluso Santillana, antes de un encuentro de esta trascendencia.

Si alguien se puede salvar de esta quema es Pepe, Carvalho, Khedira (que cara tenía cuando veía abrazarse a su capitán con los rivales) y CR7. Este último es el que debería llevar los galones dentro del campo. Otro que se salvó de la quema es el entrenador. Cuando lo fácil, y quizás lo más coherente, era salir con Lass en el sitio de Benzema. Fue fiel a su idea y salió con lo de siempre.

Centrados en la labor de Iturralde, decir que fue fiel a su comportamiento cuando dirige (mejor decir que siempre) al Barcelona y al Madrid. Le fue concedido este partido por ser petición de la plantilla blaugrana. Sí, fue el colegiado que pidieron los jugadores locales, sabedores de que con él serían 14 contra 11.

Pocos errores tuvo, incluso un gran acierto (la amonestación a Messi por su teatro –lo que hace en el 90% de las veces- en la acción con Carvalho) pero cuando la cosa iba a favor de corriente, el resultado era 2-0 y siendo el Barcelona infinitamente superior. Digo pocos errores, pero siempre a favor de los locales, no faltaría más. Incluso uno que, dada la trascendencia, pudo cambiar el curso del partido.


Por orden cronológico, decir que a los 37 segundos le perdonó la tarjeta amarilla a Villa. El asturiano deja la plancha en la tibia de CR7 e Iturralde señala la falta pero le perdonó la amonestación. Plancha con contacto siempre es amonestación, tanto en el minuto uno como en el noventa.

Tampoco fue amonestado Alves por la entrada sobre CR7, minuto 14, por la patada que le soltó por detrás al portugués. Dio la ley de la ventaja pero luego no lo amonestó como tampoco lo hizo con Busquets por otra cometida sobre el jugador luso. La caza sobre el jugador de Madeira estaba permitida.

En el minuto 34, la tangana formada por Guardiola (cada vez que ponen de ejemplo y modelo a este elemento se me revuelven las entrañas) dictó sentencia a sabiendas de que prevaricaba. Guardiola fue el causante y se fue de rositas. Iniesta (otro que se las trae. El enano éste de la Mancha) fue el primero que empuja y agarra a CR7, con la cara desencajada y a grito tendido (¿tomó algo antes de saltar al campo? Me gustaría saber si tomó algo y el qué) también se fue de rositas, lo mismo que Xavi y Pique, incluso "Caballo Loco" Puyol. Su justicia fue amonestar a CR7 y a Valdés. Ya sería el colmo venir desde la portería a campo contrario participar en una tangana e irse de rositas.

Parecía que el Real Madrid tomaba el mando, si en algún momento quiso hacerlo, o que los locales se daban un respiro, cuando, minuto 38, un pase al interior del área para CR7, que llega antes y toca con la puntera el balón (las imágenes no dejan lugar a dudas. Las imágenes y la trayectoria del esférico) siendo arrollado por el guardameta local, Valdés. Penalti de libro. Iturralde señala el punto fatídico con la mano derecha pero, al darse cuenta de que tenía que expulsar al guardameta, ya tenía una amonestación, y que el Madrid se metería de lleno en el partido con ventaja numérica toda la segunda parte, rectifica y con la izquierda señala saque de portería.






Puede tener inteligencia el protésico dental para darse cuenta de que Valdés ya tenía una amonestación pero no la suficiente para evitar su parcialidad en su decisión. Señalando saque de portería confirma que el guardameta no toca balón y por consiguiente es penalti.

Esta jugada, mejor decir decisión “equivocada” de Iturralde, pudo haber decantado la balanza hacia el lado merengue y el resultado final ser otro muy distinto. Lo que es indudable es que la actitud de los jugadores blancos tendría que haber cambiado radicalmente.

En la segunda parte, un error de bulto cometió el colegiado vasco, este achacable a su asistente, al validar el tercer gol por valido. Villa estaba en fuera de juego. Se aplicó la máxima de Iturralde, mejor la máxima del papa arbitral, Sánchez Arminio, en caso de duda se favorece al Barcelona y se perjudica al rival. Si este es el Real Madrid, miel sobre hojuelas.

Leí que Morinho se había equivocado, que era el culpable de la derrota pero, bajo mi punto de vista, el verdadero culpable es Florentino Pérez. Digo que es el verdadero culpable por ser el máximo responsable de que nos metan dos goles en el despacho. El 1º, la fecha del encuentro, se jugó cuando quiso Guardiola. El 2º al permitir que al árbitro designado fuera el que pidieron los jugadores culés, sabedores de su barcelonismo y de su anti-madridismo. Espero que haga una reflexión y que mueva los hilos a favor del equipo que preside como los maneja para dirigir su empresa o para evitar que le sean concedidos los avales a su rival en las últimas elecciones a la presidencia blanca, MB.

Nilo Campo Santos
Socio nº 89.506, del Real Madrid

martes, 30 de noviembre de 2010

Liga 2010/11 Jornada 13

Ante la total falta de actitud y compromiso de la mayoría de futbolistas del Real Madrid esta noche, emito mi protesta de la única manera que se me ocurre: esforzándome lo mínimo en el comentario de hoy.

Ya lo dijimos la temporada pasada en la derrota frente al Milán, en el Bernabéu, en Champions: la actitud de los futbolistas antes de aquel partido no era la adecuada. Hoy ha sucedido lo mismo, ya que en el túnel de vestuarios hemos visto besos y abrazos, un compadreo que no es precisamente habitual en un equipo concentrado en ganar un partido.

Khedira miraba extrañado ante tanta cordialidad y no me extraña. De hecho el partido ha sido igual: el Barcelona pasándonos por encima y a los nuestros sin importarle un bledo. ¿Por qué digo esto? Le hacen un penalti de escándalo a Ronaldo y sólo protesta él (los demás ni se han esforzado en mirar al árbitro); el Barcelona marca dos goles en fuera de juego y el equipo ha protestado únicamente uno y no en grupo, ya que Casillas ha sido el único en quejarse y ha recibido tarjeta; y como colofón, el aficionado madridista ha tenido que soportar cómo el Barcelona en la segunda mitad bailaba a los nuestros, con todo tipo de adornos en plan túneles, taconazos y demás virguerías (si lo hace Cristiano lo crucifican, pero si nos lo hacen a nosotros está bien) sin que a los futbolistas del Real Madrid pareciera importarles un comino.

El primero en reaccionar, a falta de un cuarto de hora para terminar y con el partido más que sentenciado, ha sido Khedira, que harto de tanta filigrana y falta de respeto, ha propinado una fuerte patada a un rival (no recuerdo si era Iniesta o Messi), recibiendo amarilla. Quiero que me entendáis: no es que premie las faltas fuertes, pero ver cómo el rival se ríe en nuestra cara (porque tienen tanta madriditis que hacen el ridículo aún goleando) y que al futbolista de tu equipo le dé igual... Khedira no ha aguantado más y, en el tramo final, nadie ha hecho el tonto con el balón cerca de su presencia.

Lo mismo con Ramos. Ya con el 5-0 y en el descuento ha explotado y ha efectuado una fuerte entrada a Messi. Todo el Barcelona se ha ido a por él, que se ha encoraginado y se ha quitado de encima a Puyol (el teatro que le ha echado ha sido tan bochornoso y cobarde como lo que ha hecho Guardiola con Cristiano en la primera mitad) y después a Xavi, demostrando que por lo menos él sí tenía el orgullo herido.

Así llegamos al resumen: lo mejor para el Real Madrid en este Barcelona - Real Madrid ha sido que Ramos ha demostrado orgullo, pero ya en el descuento y con cinco goles en contra... Que una tarjeta roja recibida sea lo más destacable del equipo en uno de los dos partidos más importantes de la liga, me parece muy poco bagaje para el Real Madrid.

Muchos de ellos deberían hacérselo mirar antes de volver a disgustar a toda una afición que ya está harta. Se puede perder, pero hacerlo sin intentar ganar es imperdonable.

miércoles, 24 de noviembre de 2010

Champions 2010/11 - Jornada 5


Es la primera vez que alguien mete un 0-4 al Ajax en su casa. El partido de ayer debe ser considerado como una gesta, dado que los de Amsterdam, con cuatro Copas de Europa en su haber, son uno de los grandes de Europa, no como ciertos habitantes de la zona nordeste de España, que siempre están a vueltas con su madriditis, su envidia y su complejo de inferioridad.

A buen seguro que si ellos, los culés, hubieran conseguido lo que ayer logró el Real Madrid, hoy se hablaría de grandeza, utilizando todos los epítetos existentes en el diccionario de la Real Academia de la Lengua. Pero no, como ha sido el Real Madrid quien ha llevado a cabo la hazaña, toca hablar de lo ocurrido al final del partido, eso que tantas veces hemos calificado de sanciones a la carta.

¿Sabéis qué? Ya me estoy cansando. La temporada pasada, en un partido que enfrentaba al Barcelona contra el Mallorca, Guardiola se puso como loco a gritar a Dani Alves que forzase una tarjeta. La intención es que cumpliese la sanción por ciclo de amarillas en el partido siguiente y así asegurar su participación contra el Real Madrid, que venía después. ¿No os acordáis de la cara de extrañeza de Ibrahimovic que no entendía nada? Y sin embargo, la acción de Guardiola fue calificada de simpática. Incluso apareció en "Lo que el ojo no ve".

Pero ahora es Mourinho el que ha ordenado a dos futbolistas forzar una amarilla. ¿Qué habría sucedido si lo hubiera hecho como Guardiola, a pleno pulmón, en lugar de taparse la boca con la mano? Supongo que lo habrían mandado fusilar, porque a pesar de ser muchísimo más discreto que el técnico culé, hoy todo el mundo pide sanción para Mou y sus futbolistas.

Pues nada, mientras unos demuestran su "señorío" saltándose las normas, ganado títulos importantes gracias a los árbitros, tirando cochinillos y no compareciendo en Copa del Rey, otros lo hacemos goleando a un grande de Europa en su casa y metiendo el miedo en el cuerpo a todos nuestros rivales. ¿Sabéis qué? Viva Mourinho y viva el Real Madrid.

Mucho se hablaba de que el actual Real Madrid no tenía profundidad de banquillo. Por criticar, que no quede. Pues bien, anoche jugaron cinco no habituales en el once titular y el repaso de fútbol que nuestro equipo dio al Ajax fue de libro. Los locales sólo inquietaron a Casillas en una ocasión, con el partido ya resuelto y de libre directo. Iker efectuó un paradón al alcance de muy pocos (no sólo evitó que el balón entrase, sino que se hizo con él evitando un posible rechace) y asunto resuelto.

Pero antes de eso vimos a un Real Madrid señorial, un equipo que dominó el partido de principio a fin, creando todo tipo de ocasiones de gol, de las que anotó cuatro, además de maniatando al Ajax, incapaz de acercarse a las postrimerías de Casillas.

¿Notasteis algún cambio en la defensa? Ramos como central estuvo perfecto, pero Albiol jugó a la altura de Carvalho. ¿Y qué me decís de Arbeloa como lateral? Él y Pedro León fueron un auténtico castigo para el Ajax, tanto en defensa como en ataque. De hecho Arbeloa transformó un impresionante cañonazo desde fuera del área al filo del descanso.

Luego tenemos a Benzemá, que cada día está más transformado. Lejos de comportarse como el niñato que fue la temporada pasada, ahora presiona, busca el desmarque, no incurre cada dos por tres en fuera de juego e incluso marca. Suyo fue el primer gol, una obra maestra que recordó al "tacón de Dios" ejecutado por Guti la temporada pasada, que también terminó con gol del galo. En esta ocasión, Xabi Alonso envió desde casi el centro del campo un pase medido al corazón del área para Öhzil y éste, imitando la mejor versión de Guti, dejó de tacón a Benzemá para que culminase la jugada con un tiro por la escuadra.

En la segunda mitad llegó el turno para Cristiano, que marcó otros dos: uno de tiro cruzado y raso, tras soberbia jugada de Di María que había entrado en la segunda mitad y otro de penalti casi a lo Panenka.

Pero, ¿cual es la notica de hoy? Para la prensa española, como no podía ser de otra manera, las sanciones a la carta. Han hecho tanto ruido que la UEFA va a abrir un expediente. ¿No se trata de ayudar a los equipos españoles en Europa o eso no atañe al Real Madrid?

Sin embargo, por mucho que insistan, la noticia es otra: en este Real Madrid ya funcionan los menos habituales. Lo de anoche nunca antes había pasado en la historia del fútbol, así que valorémoslo como se merece.

Ahora hay que culminar todo este trabajo el próximo lunes porque, aunque todo el que sepa algo de fútbol es consciente de que en un partido puede suceder cualquier cosa, si tenemos mala suerte y perdemos o empatamos, toda la maquinaria antimadridista seguirá funcionando a gran escala.

Nos tienen miedo, mucho miedo... Por algo será. HALA MADRID.

PD: Dejo lo del penalti no señalado a Cristiano a Nilo. A ver si nos hace un especial titulado "¿Para qué sirven los árbitros de área? Porque, la verdad, no lo tengo muy claro.

lunes, 22 de noviembre de 2010

Liga 2010/11 Jornada 12


Aunque pueda parecer lo contrario, últimamente tengo menos tiempo que nunca, así que en esta jornada seré inusualmente breve y tardío.

Dos goleadas han adornado la jornada número doce del campeonato nacional de liga, la de verdad y la de pega. La de verdad la consiguió el Real Madrid contra un fortísimo Athletic de Bilbao y la de pega el Barcelona contra un equipo de risa, una guasa de conjunto que ayudó incluso autogoleándose. Tratar de igualar ambos partidos, que es lo que ha intentado una gran parte de la prensa, es, sencillamanete, faltar a la realidad.

El Bilbao se presentó en el Santiago Bernabéu con ganas de pelea. A los dos minutos de partido, el magnífico delantero centro visitante, Llorente, se fue con un regate de la cuerda entre Carvalho y Khedira (casi nada), eludió a Casillas chutando cruzado y por bajo y Pepe, casi sobre la línea de gol, desbarató la ocasión enviando el esférico a córner. Era el primer aviso de un Bilbao que, a diferencia de los rivales del Barcelona, llegó a Madrid con la sana intención de jugar al fútbol.

Tras ese susto inicial, el Real Madrid se recompuso y jugó fiel a su estilo, tratando de presionar al Athletic en su propio campo. Así lo hizo hasta el gol de Higuaín, un tanto formidable propio de un auténtico delantero centro (digo esto porque muchos siguen sin verlo en dicha demarcación). Di María centró perfectamente en profundidad e Higuaín consiguió recibir y controlar a pesar de estar cubierto por dos centrales bilbaínos, ganando la posición de forma admirable y batiendo de fuerte chut cruzado la meta contraria.

Pero he aquí que el Real Madrid, en torno al ecuador de la primera mitad, volvió a las andadas. Me refiero a esos momentos que, desgraciadamente, se están volviendo muy típicos, en los que el equipo se parte en dos. Los cuatro de arriba hacían la guerra por su cuenta, los cuatro de abajo ya no adelantaban líneas y Alonso y Khedira quedaban tan desarropados, que era imposible que se hicieran con el centro del campo. Durante unos quince minutos el Athletic nos pudo haber hecho mucho daño, dado que llegaron con bastante peligro, evitado siempre por un magistral Casillas, (premio Guante de Oro como mejor portero del último mundial) que demuestra día a día que es digno guardameta del Real Madrid. ¿Por qué esos bajones del Real Madrid? Podría ser falta de concentración, pero también cansancio acumulado. Y no me refiero sólo al agotamiento físico, ya que el mental es igual de importante y el modo de jugar que ha instaurado Mourinho exige ambos. Teniendo en cuenta que casi siempre juegan los mismos, es un hándicap. Mou dejó claro, en el último partido de Copa, que si no juegan otros es porque no entrenan con la misma intensidad. Debería centrarse en eso, porque esas lagunas que tiene el equipo son las que nos pueden costar títulos este año.

Cuando mejor estaba el Bilbao, el Real Madrid efectuó uno de esos contraataques de libro, en el que Cristiano marcó el primero de su hat-trick, devolviendo la tranquilidad a la inquieta grada. Pero ya al final de la primera parte, cuando todo parecía claro, Undiano (íntimo amigo de varios jugadores del Athletic, que es algo que la prensa, no sé por qué, nunca dice y que yo sé por ser de Pamplona, como él y su amiguete Orbaiz, por ejemplo) regaló un gol a los visitantes, que cometieron dos fueras de juego en la misma jugada.

En la segunda mitad el Real Madrid impuso su ley en contras mortales. Me gusta ver correr a este equipo, me encanta porque cuando juegan así, son los mejores del mundo, pero ¿qué pasará cuando no nos permitan hacerlo? Hemos visto al Real Madrid levantar partidos muy complicados, como el del Milán, pero para ello hace falta intensidad los noventa minutos. Lo que más me preocupa son esas lagunas ya comentadas.

Cristiano tres, Ramos uno (primer gol de un español con el Real Madrid en la actual liga, en Champions ya marcó Pedro León) de penalti un tanto curioso, ya que le corresponde tirarlos a Cristiano (no veáis cómo se puso Mou en la grada, menos mal que lo marcó) y el citado al principio de Higuaín.

Mañana Champions y el lunes el primer gran desafío para la liga. El año pasado los partidos directos contra el Barcelona (además de arbitrajes como el de Gijón, en el que se anuló un golazo legal a Raúl, que acaba de hacer un hat-trick ¡CON LA DERECHA! en Alemania) decidieron la liga. Así que este año, los dos partidos frente al Barcelona deben considerarse finales.

domingo, 21 de noviembre de 2010

Otra vez Undiano Mallenco


Una vez más, y van…, Undiano Mallenco no tiene su noche arbitrándole al Real Madrid, aunque, bien es cierto, que el error más clamoroso, es achacable a su asistente. Transcurría el minuto 39 y el resultado en el marcador era de 2-0 cuando un centro desde la izquierda, con Susaeta en fuera de juego, es rechazado por Iker Casillas. El rechace cae en los pies de Iraola que remata siendo repelido el balón por un defensor. Llorente que estaba completamente solo por detrás de Pepe y Xabi Alonso, defensores locales más retrasados, recoge el rechace y marca casi sobre la línea. Gol ilegal que el asistente de Undiano Mallenco, Jesús Calvo Guadamuro, valida ante las protestas del capitán madridista, sus compañeros y el clamor del público asistente al Bernabéu. Al descanso se retiraban con 2-1 en el luminoso y con opciones de los vascos.

Lo que más da que pensar, y analizar, para llegar a la conclusión de que el Villarato no se erradica y, que continua latente para resurgir en cualquier momento, es ver cómo somos medidos con dos varas distintas. Si dieron validez a la posición ilegal de Llorente no fue lo mismo con las legales de Higuaín, minuto 17, CR7 en el 26 de la segunda parte, que se plantaban solos delante del guardameta visitante, Iraizoz, como tampoco era posición ilegal la de Marcelo, minuto 88, y que terminó con gol de Granero. Resumiendo, no ven lo que sí es fuera de juego pero se inventan posición ilegal la que si es legal.

En lo disciplinaria tampoco estuvo acertado el colegiado navarro. Perdonó la expulsión a Amorebieta en el minuto 89 al perdonarle la 2ª cartulina amarilla por el penalti cometido sobre Granero. Otro al que le perdonó la expulsión, como mínimo la amonestación, fue a su amigo Orbaiz por su entrada sobre Di María sin que mediara el balón por medio. Tomó por la calle del medio y concedió la ley de la ventaja.

En las jugadas conflictivas dentro de las áreas sí estuvo acertado. Los dos penaltis señalados lo eran claros. El que reclama Susaeta, Pepe despeja la pelota y el delantero visitante se deja caer. En el que me deja dudas es en el posible de Iraizoz sobre CR7. No hay una repetición clara para poder pronunciarse por lo que, ante las dudas, no se debe señalar penalti.



En el gol de Higuaín, que significo el 1-0, Amorebieta comete falta sobre el delantero argentino dentro del área. Era penalti. Mi duda es si lo señalaría en caso de no terminar la acción en gol. Abogo porque se quedaría en nada, que no lo señalaría.

Otro fallo que observé en el mundialista fue su mala colocación en varias jugadas, su posición cerraba la línea de pase, incluso la salida, a los delanteros locales. Estaba demasiado metido en la jugada en un par de veces y facilitó la defensa visitante de las mismas.

Nilo Campo Santos
Socio nº 89.506, del Real Madrid

martes, 16 de noviembre de 2010

Madridistas de verdad y madridistas de pega


Don Alfredo Di Stéfano, cuando fue preguntado por el lío que se había montado antes del partido en Gijón, espetó un conciso: "Esto sólo pasa porque Mourinho está triunfando".

Y hoy, en la columnna de Alfredo Relaño, director de As, un periodista que siempre se distingue por intentar efectuar comentarios con pausa y sin ningún ánimo de polemizar, se puede leer lo siguiente (pinchad el enlace): Ni el Madrid ni Cristiano merecían esto.

Relaño nunca ha hecho defensa a ultranza del madridismo, sin embargo la realidad es tal que no ha tenido más remedio que decir las cosas como son, ni más ni menos. Y si alguien cree que Di Stéfano no es madridista, apaga y vámonos.

Los post de nuestro blog, Madridistas del Universo, se publican en varios sitios. El lugar en que más comentarios recibimos es en "Real Madrid fans", a día de hoy la mejor lista de correo del Real Madrid. Lo curioso es que aquí, en la propia fuente, en el blog, sólo recibimos avalanchas de comentarios cuando, al igual que Relaño, nos hartamos de tanta injusticia y decimos las verdades sin tapujos.

Así que se podría decir que Madridistas del Universo se está convirtiéndo en un baremo de la realidad. Hay un miedo brutal a que consigamos hacer pensar a la gente y que así se den cuenta de lo que pasa y lo que ha pasado siempre, la gran mentira que desde hace tiempo nos intentan hacer creer a todos, la mentira que sólo creen los ignorantes y quienes no utilizan su propio cerebro (y desgraciadamente en nuestro querido país hay muchos así). Y esa mentira no es otra que decir que al Real Madrid le han ayudado siempre.

Repasando vídeos del pasado, estadísticas, títulos y demás, uno descubre que en la época de la dictadura el Barcelona fue el equipo que más títulos ganó en España. Pero hay otro hecho más indicativo: el Real Madrid estuvo más de diez años consecutivos sin ganar campeonato alguno dentro de nuestro país. A tenor de los hechos (y los datos son hechos, no opiniones, que siempre hay torpes que intentan mezclar una cosa con otra) a ver quién es el listo que sigue diciendo que el Real Madrid gozaba de los favores de Franco.

Pero incluso en Europa más de lo mismo. Por lo visto no gustaba que el Real Madrid ganara siempre y la que debió haber sido sexta final de Copa de Europa consecutiva para los nuestros, se saldó a favor del Barcelona, con una eliminatoria a ida y vuelta de auténtico escándalo. ¿Cómo calificaríais si no a los cuatro goles legales anulados al Real Madrid en la vuelta? ¿Y al gol legal anulado en la ida? ¿Y a los penaltis no pitados? A su lado, lo que hizo Obrevo en el Chelsea - Barcelona (esa actuación arbitral que sirvió a los azulgrana para luego ganar tantos títulos, otra realidad que duele y de qué forma) fue un juego de niños (recordad que dejó de pitar cinco claros penaltis a favor del Chelsea y que el Barcelona chutó una única vez a puerta en todo el partido, más verdades que no interesan).

Es habitual recibir comentarios insultantes de culés. Afortunadamente tenemos un equipo de moderadores fantásticos que evitan que tengamos que aguantar burradas. Pero en según qué partidos, como el del domingo pasado, se cuelan falsos madridistas a quienes les resulta una barbaridad que soltemos las verdades tal cual, sin tapujos. O bien son madridistas de pacotilla, que piensan que Di Stéfano y Casillas se equivocan en defender a Mourinho (eso se entiende de sus comentarios) o bien son duendecillos culés que tratan de infiltrarse. Tanto unos como otros me resultan bastante patéticos y, desde luego, lo que no van a conseguir es silenciarnos. Es más, cada vez que me hablan sobre el contenido de los comentarios eliminados, me sirve de inyección moral, porque prueba que algo estamos haciendo bien. Y creo que Nilo, nuestro habitual estudioso del arbitraje, piensa lo mismo que yo a este respecto.

Sobre todo este asunto hay un hecho muy claro: Preciado quitó a ocho habituales para jugar en el Nou Camp y regaló el partido. Resulta que el Barcelona a principio de temporada no sacaba los encuentros en su estadio (recordar Hércules y Mallorca). Y contra el Sporting B, ganó por los pelos y pidiendo la hora. Con los titulares Preciado ahora contaría con tres puntos más y a buen seguro, hace quince días no tendría que haber escuchado a su afición gritarle "fuera, fuera".

Pero no, prefirió regalar el partido al Barcelona y a todo el mundo le pareció bien, falsos madridistas incluidos, excepto a nuestro entrenador. ¿Qué dijo Mourinho? Que si los equipos salían extramotivados contra el Real Madrid y, por el contrario, jugaban con los suplentes contra el Barcelona, la liga estaba adulterada. ¿Por qué la bronca posterior? Porque se atrevió a decir la verdad, lo mismo que cuando soltó aquello de que unos jugaban en grupo de Champions y otros en grupo de UEFA. Uno puede entender que un año te toque un grupo fácil en Copa de Europa, pero ¿cuántos años lleva el Barcelona enfrentándose a equipos de segunda fila? Demasiadas coincidencias.

Preciado salvó los muebles, ya que está con la soga al cuello, atacando de forma dura, desmedida e insultante al Real Madrid. Quien viera insultos en lo que dijo Mourinho, por favor, que me lo explique, porque se limitó a narrar hechos. Preciado consiguió que el domingo las iras hacia él de quince días antes se transformaran en iras contra el Real Madrid. Y durante el partido, gol legal anulado a Higuaín, tres fueras de juego pitados de forma increíble en tres clarísimas ocasiones (dos de Higuaín y una de Öhzil), patadas, patadas y más patadas, de las que la gente sólo ve lo chulo que es Cristiano, pero los agresores son angelitos... Encima la cosa quedó con la sensación de que el Real Madrid había ido a Gijón a provocar y que, como siempre, había robado el partido.

Luego, tras el choque, Preciado tira una botella contra un empleado del Real Madrid (hay muchas contradicciones sobre lo que pasó, pero tanto las fuentes oficiales de Gijón como las de Madrid coinciden en que el botellazo se produjo) y, una vez más, la culpa es de Mourinho. ¿No dijo Preciado unos minutos antes en rueda de prensa, que él jamás había estado siquiera cerca de montar una pelea? Otra mentira más. Pero claro, como ha contado con el favor de la mayoría de los entrenadores de España, que han hecho piña contra Mourino, no sé si por un corporativismo barato o por seguir la corriente de "todos contra el Real Madrid", le ha salido bien.

Señores, esto exige reacción madridista. Defensa hacia un equipo y un entrenador que, a tenor de lo ocurrido, no han hecho otra cosa que defenderse. Ahora vosotros mismos, ¿sois madridistas de verdad o simplemente decís que lo sois?

lunes, 15 de noviembre de 2010

Liga 2010/11 Jornada 11


Por si alguien todavía no lo sabía, el Molinón es un estadio lleno de paletos, ignorantes y maleducados. Pero, ¿qué se puede esperar de un equipo cuyo logro más recordado es un cántico anti-madridista? (aquello de "así, así, así gana el Madrid"). Pues eso, violencia verbal y campal, pero nada de fútbol. Por eso el Real Madrid es líder y el Sporting se encuentra a un puesto del descenso.

El despreciable entrenador local, Manuel Preciado, está con la soga al cuello dada su escasa o nula capacidad para hacer que su equipo juegue al fútbol. En su último partido en el Molinón, antes de la llegada del Real Madrid, ya escuchó cánticos de "fuera, fuera". Y como de esto del balompié el sujeto en cuestión no parece saber gran cosa, ¿cual ha sido su táctica para salvar el pellejo? Como si de uno de los actuales políticos corruptos que gobiernan nuestro país se tratara, Preciado a corrido una enorme cortina de humo haciendo lo único que sabe: faltar al respeto.

Toda la semana perdiendo los papeles insultando a Mourinho, que simplemente se limitó a recordar un hecho: el Sporting reservó a ocho de sus titulares para enfrentarse al Barcelona, arguyendo (cosa que hizo Preciado en rueda de prensa) que ésa no era su liga. ¿Tan grave resulta que Mourinho goce de buena memoria? Que cuiden los entrenadores de Valencia y Espanyol entre otros, porque es posible que se arrepientan de su corporativismo barato en favor de Manuel Preciado, ya que ellos también deben jugar contra el Real Madrid.

Y mientras tanto Guardiola haciendo el mono, faltando al respeto al entrenador del Villarreal durante el partido del sábado, gritando de forma penosa en la celebración de sus goles, lo más cerca posible de su rival. ¡Qué pena!

Y el comité anti-violencia pasando de todo. ¿Recordáis la sanción a Schuster, cuando era entrenador del Real Madrid, por recordar un mal arbitraje de no sé qué colegiado? Anti-violencia actuó de oficio. Pero aquí un tipejo decide liarla a lo pandillero barato, de forma que durante el partido no se han oído más que graves insultos, además de todo lo que el público ha tirado al terreno de juego. Pero no pasa nada, porque al Real Madrid se le puede hacer de todo.

Me comentaba hoy un buen amigo, que la sociedad española está patas arriba. Lejos de poseer la libertad que en toda democracia se presupone, si uno es de cierto equipo de fútbol, profesa cierta religión, se siente orgulloso de ser español o se identifica con cierto partido político, se verá señalado y de qué forma. ¿Eso es libertad? Ya lo creo que no. No me meteré con los demás asuntos, ya que aquí hablamos sólo de fútbol, pero el "cierto equipo" al que me refiero no es otro que el Real Madrid, el equipo con más aficionados tanto en España como en el resto del mundo, pero al que hay que hundir y defenestrar como sea. Anti-madridistas y anti-españoles. Lo que pasa en nuestro país es, como vulgarmente se dice, "para mear y no echar ni gota".

Para terminar de "facilitar" nuestro encuentro en Gijón, el árbitro designado era Turienzo Álvarez, aquel acólito de Villar que trató de robarnos la liga de Capello al regalar dos penaltis al Rácing de Santander, en un partido que iba ganando el Real Madrid 0-1.

Por lo tanto, hoy el Real Madrid debía enfrentarse a un público extremadamente hostil, a un par de linieres (lo siento, pero no llegan al término de asistentes) que le han anulado cuatro ocasiones manifiestas de gol por fueras de juego inexistentes, a un árbitro que ha permitido al Sporting inflar a patadas a los nuestros... Pero también a un entrenador zoquete que no sabe de planteamientos futbolísticos (creo que no llega ni al "patapum p'arriba" de Clemente) y a unos futbolistas que lo más redondo que parecen haber visto en su vida es un ladrillo, así que, a pesar de todo, hemos ganado.

El cuerpo nos pedía a todos goleada, pero así es imposible. Tras unos primeros veinte minutos maravillosos del Real Madrid, con presión constante, juego por bandas, inteligentes movimientos entre líneas de Öhzil y peligrosas ocasiones de gol, desbaratadas bien por los asistentes, bien por el meta Juan Pablo (que por cierto, ha hecho el partido de su vida) el Real Madrid se ha ido contagiando del exacerbado ambiente, ayudado por el juego trabado que el Sporting ha impuesto a base de faltas, piscinazos y todo tipo de tretas antifutboleras.

El equipo se ha ido del partido, hasta el punto de que en la segunda parte, Alonso y Khedira han desaparecido. El balón ya no circulaba por ellos. El Real Madrid atacaba con balones largos, demasiado largos, en busca de los hombres de ataque. Y claro, así los principales favorecidos son los defensas.

Aún así, el Real Madrid debería haber goleado. Higuaín, autor del gol de la victoria, ha chutado con peligro en varias ocasiones. Pero entre el poste y los paradones del meta local, parecía que no había manera. Mou desde su palco VIP ha ordenado cambios. Benzemá ha entrado en el campo y posiblemente haya jugado su mejor partido desde que está en el Real Madrid. Suyo ha sido el disparo que ha propiciado el tanto de Higuaín, al hacerse con el rechace de Juan Pablo. El problema es que ha entrado por Di María, que hoy no estaba muy fino y Öhzil ha sido destinado a la banda derecha. Habría considerado más acertado un doble cambio y que Pedro León hubiese ocupado esta demarcación, porque si bien el media-punta alemán es un futbolista formidable entre líneas y cerca del área, en banda derecha no se entera.

El caso es que hemos ganado, el Sporting está cada vez más cerca del pozo de la segunda división, del cual nunca debió salir y Preciado, en el colmo del patetismo, ha tratado de salvar el puesto inventando que ha recibido insultos de algunos empleados del Real Madrid, cuando el autobús partía hacia la capital. Y digo inventando porque la versión de Pardeza ha sido muy diferente de las calumnias emitidas por este impresentable de Manuel Preciado. ¿Y a quién voy a creer, a un miembro de la Quinta del Buitre o a un subnormal profundo que cada vez que se abraza a Guardiola parece estar interpretando la segunda parte de Brokeback Mountain? Pues eso.

Seguimos líderes y si hemos salvado la "canallada" que hoy nos habían preparado Preciado, Villar y todos los paletos de Gijón, me da que este Real Madrid tiene de título una película muy distinta a la antes mencionada: Imparable.

domingo, 14 de noviembre de 2010

El mejor: Turianzo Álvarez

Al entrenador del Sporting, espero que el Comité de Disciplina lo sancioné por calentar el partido innecesariamente, estafó a los espectadores que pagaron, como mínimo 90€, una entrada, para ver un espectáculo deportivo y se encontraron con un equipo súper revolucionado que evitó que hubiera espectáculo y, Dios hizo justicia, al final los tres puntos se los llevaron los visitantes.

Casi siento tener que comentar los errores cometidos por el colegiado, Turienzo Álvarez, porque el Miura que le toco lidiar fue peliagudo y al final supo llevarlo a su terreno cuando le dieron motivos para cortar por lo sano, lo hizo: Botia se olvidó del balón y al colegiado no le tembló el pulso para mostrarle la correspondiente tarjeta roja y la expulsión fulminante. Seis jugadores locales fueron amonestados y a lo largo de la temporada lo pueden pagar caro por culpa del... entrenador local. Si ya estaba cuestionado por el Molinón, con su comportamiento en la rueda de prensa del otro día, espero que la junta presidida por Vega Arango tome las medidas correspondientes y lo ponga de patitas en la calle, que es el lugar que le corresponde.

Como digo hoy, Turienzo Álvarez, fue el mejor sobre el terreno de juego a pesar de que permitió que Sangoy se fuera de rositas. Por estar más revolucionado que sus compañeros, por el comportamiento anti-deportivo y de mal ejemplo para la juventud y por la falta cometida sobre Pepe en el minuto 7. Para mí el único lunar que se le puede achacar al colegiado vasco-leones. Digo único lunar porque el gol anulado a Higuaín es de su asistente que es el que le marca la posición antirreglamentaria del argentino. La posición era legal y por consiguiente el gol debió de subir al marcador, como se aprecia en la foto adjunta.

Como resumen final, y soy repetitivo, el colegiado fue el mejor al saber someter el Miura que le envió Manolo Preciado y de estar mal asistido en las bandas.

Como dice la canción: “algo se queda en el aire cuando un amigo se va”, eso parece que está sucediendo en la RFEF al irse el amigo “calzoncillos Lapuerta” pues ayer con 1-0 en el marcador les fue anulado un gol legal y en la contra se produjo el empate a 1-1. Bien es cierto que el segundo de “Manolito de Pampona” es en fuera de juego y que a Maxwell le perdonaron la expulsión.

Nilo Campo
Socio nº 89.506 del Real Madrid