Calendario

martes, 31 de agosto de 2010

Estrepitoso primer partido sin Raúl


El domingo se jugó el primer partido de liga sin Raúl y fue un completo desastre: fútbol embarullado, pérdida de los dos primeros puntos y, por si fuera poco, lesión de Cristiano Ronaldo.

Lo primero que me llamó la atención fue la disposición de bandas de Mourinho: Cristiano por la izquierda y Di María por la derecha. Cristiano puede jugar por ambos lados del ataque, pero Di María es zurdo cerrado, de tal manera que la banda derecha no existió. Arbeloa desde su lateral (supongo que estaría emocionado ya que hacía mucho que en el Real Madrid no le dejaban jugar en el lateral derecho) subía ocasionalmente, pero eso no es suficiente para la banda derecha del Real Madrid.

Después tenemos el caso Canales, que se dedicó más a defender que a atacar. Mourinho comenzó con un 4-2-3-1, pero no se pareció nada al 4-2-3-1 de los dos primeros partidos de pretemporada. Este Real Madrid está más ocupado en destruir el juego del rival que en crear fútbol y así vamos mal.

No obstante, a pesar del mal juego, si nuestros jugadores de ataque hubieran estado algo más inspirados el partido podría haberse ganado con bastante claridad, ya que Higuaín, infatigable todo el encuentro, dispuso de hasta seis oportunidades de haberse llevado el gato al agua. Pero para gato el guardameta del Mallorca, Aouate, que lo paró todo, convirtiéndose de largo en el mejor jugador de su equipo.

Cristiano se lesionó en el minuto dos. Por un lado hay que valorar su pundonor, ya que no sólo no se retiró, sino que no paró de correr en todo el partido. Pero eso es una parte de la historia; la otra es su irresponsabilidad, ya que se trataba del tobillo izquierdo y digamos que todo lo que le suceda en esa parte del cuerpo es llover sobre mojado. Entiendo que un deportista, cuando está en pleno esfuerzo, sólo piense en continuar y creedme que lo valoro positivamente (entre otras cosas porque yo también lo hacía cuando estaba en activo) pero ahí debería entrar el entrenador y sentarlo. Parece que Mourinho tiene personalidad con la prensa, con los árbitros y con los descartes, pero en cuestión de Cristiano Ronaldo, dicha personalidad desaparece. Ya veremos qué pasa con esto.

Ya en la segunda parte, Mourinho trató de mejorar el resultado del partido con cambios. El de Özil por Canales es correcto, dado que el chaval estaba fundido a causa de lo anteriormente comentado (lo matan a defender), pero ¿Benzemá por Di María? Y luego Khedira por Arbeloa. Si la banda derecha ya estaba maltrecha, Mourinho la terminó de finiquitar. Y ya ha quedado más que demostrado en anteriores temporadas que desaprovechar las bandas es una opción casi suicida.

Si uno tiene en el campo a rematadores como Higuaín, Cristiano y Benzemá, ¿no sería lógico tener a alguien capaz de suministrarles balones? Si los únicos pases llegan por el centro se produce una aglomeración de futbolistas tal, que era casi imposible reconocer quién jugaba en cada puesto.

Soy consciente de que esto no ha hecho más que empezar, pero el tiempo para las pruebas debería ir terminando. El trabajo en defensa es magnífico, prueba de ello es que el Mallorca apenas llegó a inquietar a Casillas (aunque nuestro gran cancerbero tuvo que efectuar un par de paradones marca de la casa) y tanto Ramos como Carvalho estuvieron perfectos, sobre todo el Sevillano que, en el tramo final, se echó el equipo a la espalda y adelantó su posición hasta el centro del campo para intentar ayudar (todo lo contrario que Benzemá, pero luego voy con este fantoche). Sin embargo, un equipo con el potencial del Real Madrid debería estar orientado hacia otras metas: marcar más goles que el contrario. Dedicar todo esta clase a la destrucción es todo un pecado, exactamente igual que lo que Mou hizo en el Chelsea. El año pasado mi miedo hacia Mourinho era éste; espero que la cosa cambie porque, de momento, no pinta muy bien.

Por último me centro en Benzemá. ¿Recordáis mis palabras del año pasado? Critiqué dura y abiertamente su fichaje no porque el francés no me gustase, sino porque ya contábamos con Negredo. Pues bien, hemos llegado a un punto en que Benzemá se parece cada día más a Diarrá (evidentemente ha dejado de gustarme). El tipo apenas si se movió y cada vez que buscó algún desmarque, lo hizo de manera tan lenta y torpe que incurrió casi todas las veces en fuera de juego, es decir, exactamente igual que lo que hizo el año pasado.

Ah, por cierto y Raúl en Alemania. ¿Cambiamos a un super-clase por un super-vago? Habría que coger a todos esos impresentables que dicen ser madridistas y despotrican contra Raúl y hacerles... Lo dejo a vuestra imaginación.

Espero que Nilo haga su particular estudio sobre el árbitro, porque estamos en lo mismo que el año pasado: cada vez que el Real Madrid juegue fuera de casa, lo van a seguir hinchando a faltas con la connivencia del trencilla de turno. Lo de Borbalán en Mallorca fue bochornoso y, teniendo en cuenta que a los tramposos culés les han vuelto a poner el partido de cara... ¿Cuando dejará Villar de pagar lo que debe al Barcelona? La liga de fútbol española no es la mejor del mundo, es una vergüenza. Si la gente prefiere escuchar a la prensa en lugar de pensar por sí mismos, allá ellos. Afortunadamente a nosotros todavía nos funciona el cerebro.

lunes, 30 de agosto de 2010

Comienza la temporada 2010/2011

Después de un verano atípico, tenía reservado el mes de agosto para mis vacaciones y no pude hacerlo por motivos de trabajo, del que disfrute “veraneando” en mi pueblo durante los meses de julio y agosto (por la mañana en el trabajo y por las tardes para San Ciprián, lugar de veraneo por excelencia, en plena Mariña Lucense) toca engancharse a una nueva temporada, temporada que espero con autentica ilusión y esperanzado.

Pienso que tanto la junta directiva como la dirección deportiva, por fin se dieron cuenta de lo importante y necesario que es un entrenador líder. Mourinho lo es. Yo diría que es el alumno aventajado, y mejor, que el maestro, Fabio Capello. Con Mourinho tenemos garantizado el trabajo y la profesionalidad que se le supone al Real Madrid y, con los grandes jugadores que tenemos en la plantilla, vamos a llevarnos grandes alegrías a pesar del partido en el debut de la liga.

Mi apartado, los colegiados y su labor, me da que voy a tener entretenimiento. Y con lo que me gusta darles caña, más. A grandes rasgos decir que la ley del fuera del juego ha sido modificada y cuando el balón viene rechazado de un defensor ES FUERA DE JUEGO. También inciden en los codazos pero, vista la primera jornada, me da que va a seguir como siempre: los innombrables tendrán bula y los nuestros se les aplicará el reglamento.

Esta temporada tendremos la satisfacción de evitarnos al “elemento” sospechoso del orensano, Bernardino González Vázquez (que tanta gloria lleve como paz deja) descendido de categoría, al igual que Pérez Burrull, y que su ególatrismo no les permitió esa humillación por lo que solicitaron la baja. Otro que causa baja, este por edad, es Mejuto González.

En el capítulo de altas, José Antonio Teixeira Vitienes (hermano mayor de Fernando y que es la primera vez que dos hermanos pitan en primera división) y el coruñés Iglesias Villanueva. Este último lo conozco personalmente y, siendo yo delegado de la U.D. Xove-Lago, al que le dije personalmente que si seguía por ese camino llegaría a 1ª división. No me defraudó y esta temporada alcanza la primera. Le deseo toda la suerte del mundo pero no me temblará el pulso a la hora de juzgarlo.

Ya centrados en materia, decir que comenzó la temporada y que se sigue por los mismos derroteros, o peor. Pérez Lasa en Valencia la armó, señaló un penalti fuera del área y una cesión cuando, el defensa Fazio, cedió el balón a su guardameta con la cabeza. "Gominas" Muñiz Fernández no se quedó a la zaga y en el Málaga – Valencia mandó repetir el saque de una falta cuando el jugador del Valencia golpeó corto el balón hacia su portero y un delantero se aprovechó para encarar a este último.

En Mallorca fue el colegiado internacional (el 1 de enero de este año le dieron la escarapela FIFA) Fernández Borbalán el encargado de arbitrar. Estuvo mal asistido en las bandas y, a instancias de sus auxiliares señaló 4 fueras de juego inexistentes. Dos en la primera parte. Uno en el minuto 9 a Higuaín y otro al Chori Castro en el 41. En la segunda parte los señalados a CR7 y Ozil, que estaban en posición correcta.

Lo mejor que se puede decir del colegiado andaluz es la suerte que tuvo porque en las jugadas “conflictivas” solamente acertó en la amonestación a Xabi Alonso. Las otras tres, favorables al Real Madrid, erró estrepitosamente en el orden disciplinario.

La primera, minuto 4, Cendros entra con todo, sobre CR7, por detrás y toca balón. Señaló la falta pero no le mostró la cartulina amarilla, que la era. Si no tocara balón era roja.

El segundo error grave, minuto 25, lo salvo el fair-play de Higuaín. Rubén, último defensor, zancadillea al argentino y este, trastabillando, continúa la acción en vez de dejarse caer. Dejo seguir la jugada y Auate desbarató la acción.

Por último, la entrada de Castro sobre Carvalho era, como poco, merecedora de amonestación y con el reglamento en la mano, roja.

Comentar, también, el comportamiento del 4º árbitro al impedir que CR7 sacara de banda rápido en su afan de sorprender a la zaga local. Con su acción de retener la pelota evito la contra del equipo visitante, favoreciendo de forma descarada a los locales. Quisiera que alguien de la RFEF, algún día, me explicara cuál es la verdadera labor del 4º árbitro, además de incordiar la labor de los entrenadores en su afan de corregir a sus jugadores. Ni tienen categoría para suplir al titular si sufre una lesión, aunque lo hacen, ni le ayudan en evitación de cometer un error. En fin, otra más de las muchas incongruencias del arbitraje mundial.

Pero no todo sigue igual que la temporada pasada, y espero que no sea un espejismo, al Barça le señalaron un penalti en contra “INEXISTENTE”. Espero que el felling de Villar con calzoncillos Lapuerta no se dé con Rossell.

Nilo Campo
Socio nº 89506, del Real Madrid

jueves, 26 de agosto de 2010

Santiago Bernabéu 2010


Tras el partido de trámite contra el Hércules (victoria por 1-3) que sirvió para que Ozil debutase, con el Trofeo Santiago Bernabéu se puso fin a la pretemporada 2010, dejando ciertas dudas entre el seguidor madridista. Se ganó el partido (2-0 al Peñarol de Montevideo, con golazo de Di María y penalti de Van der Vaart), pero no vimos el aluvión de fútbol que esperábamos.

Tengo la sensación de que en esta pretemporada el Real Madrid ha ido de más a menos. Hay un equipazo, pero en función del esquema que Mourinho elige, el juego se atasca.

Hay un esquema que nos ilusionó a todos en los dos primeros partidos de verano, el 4-2-3-1. Una línea de cuatro defensas (dos centrales y dos laterales) con dos centrocampistas por delante de ellos (uno más organizador y el otro más defensivo), con tres hombres por delante de ellos ocupando media-punta y ambas bandas de ataque y un punta.

Con este esquema, el Real Madrid metía a sus rivales en su propio campo. Se ocupaban todos espacios de ataque, se generaban espacios dado el continuo movimiento de los hombres de arriba y el peligro podía llegar por el centro o por ambas bandas. Fútbol espectáculo y efectivo.

¿Qué ha pasado con los cambios tácticos efectuados por Mourinho? Unas veces había tal aglomeración de futbolistas en ataque, que no había manera de encontrar un desmarque (todos por el medio y las bandas aprovechadas únicamente por subidas esporádicas de los laterales). También hemos visto partidos en los que el Real Madrid llegaba arriba con muy pocos efectivos, ya que había una mayoría de futbolistas efectuando tareas defensivas.

Este equipo, dado los futbolistas de que dispone, tiene que estar concebido para marcar más goles que el rival. Saltar al campo con Pedro León y Canales para que se pasen el partido defendiendo, no es de recibo. Se pierde mucha pegada y, además, como su fuerte no es la defensa, hay problemas atrás.

Siempre he dicho que hay que aprovechar el talento natural de los jugadores y no reinventarse el fútbol. Si Canales es un auténtico peligro cerca del área, dada su gran visión de juego, que juegue ahí y a lo que sabe. Si Pedro León te puede arreglar un partido con sus pases desde banda derecha, pues lo mismo. Con Higuaín en punta y Cristiano con libertad de movimientos, ambos se pueden hartar a marcar goles de cabeza. Por no hablar de las llegadas en segunda oleada de Khedira, que también puede cabecear a gol.

¿Y quién defiende? Muy sencillo: si los centrales sólo suben en jugadas a balón parado y si uno de los dos centrocampistas que juegan por delante de ellos ayuda en tareas defensivas cuando el Real Madrid ataque, debería bastar. ¿Y cuando toque defender? Vamos a pensar en tener la posesión del balón, que es la mejor manera de defender. Diréis que soy osado, pero ¿no somos el Real Madrid? ¿No estábamos enamorados del fútbol de este equipo cuando jugábamos con dos delanteros y cuatro centrocampistas de clase (Michel, Schuster, Martín Vázquez, Gordillo)?

Hablando de eso, ¿por qué no volver al 4-4-2? Una línea de cuatro centrocampistas con diamante, cuando juegue Canales (León y Di María en bandas, Alonso en el medio y Canales por delante) o cuatro en línea cuando jueguen Ohzil, Gago o Khedira, pero dos delanteros.

¿Sabéis el juego que dan dos delanteros, máxime con la movilidad que tienen los nuestros? Un rival con un centro del campo potente, pues no hay problema: ese día se suprime el diamante y, con delanteros jugando de forma escalonada, no perdemos la media punta ni el juego entre líneas. En caso de que el ataque se produzca por banda, tenemos a dos artilleros para recoger el posible centro al área.

Lo siento, pero es que no le veo sentido al doble pivote con este equipo. Tampoco le veo sentido haber maltratado a Raúl durante todo el año pasado (y parte de los anteriores) para forzar su marcha, sobre todo ahora que Mourinho pide otro delantero. Me gusta el fútbol de ataque, me gusta que un equipo juegue con dos delanteros y me gusta pensar en marcar más goles que el rival en lugar de estar centrado en mantener nuestra portería a cero, creyendo que con el potencial de arriba es muy raro que terminemos un partido sin marcar.

Ésa es mi filosofía de fútbol y si en algún sitio se puede aplicar es en el Real Madrid. Pero como yo nunca pasaré de ser un mero aficionado, me tocará esperar hasta que por fin, alguien, repita el modus operandi del mejor Real Madrid que he visto en mis 35 años de vida: el de la Quinta del Buitre. Y me temo que Mourinho no será ese hombre.

jueves, 19 de agosto de 2010

Standard de Lieja 1 - Real Madrid 1


Con un poquito de retraso y brevemente, comentaré un par de ideas sobre el último amistoso disputado por el Real Madrid.

Parece ser que Mourinho sigue con sus pruebas. Afortunadamente no ha vuelto al esperpento de que sea el media-punta quien deba defender en banda izquierda, pero con el nuevo esquema, el equipo perdió efectividad por las bandas.

Mourinho dispuso en liza a dos delanteros: Higuaín y Benzemá. Vale que ambos se dejaron caer varias veces a banda, pero no es lo mismo correr la misma desde el centro del campo hacia arriba que desde el área hacia derecha o izquierda. Se pierde recorrido, efectividad y la defensa tarda en abrirse.

Otro punto: si son los delanteros quienes se abren a banda, ¿quién remata? Van der Vaart disputó una primera parte muy completa (hasta marcó un golazo de falta) pero no llegaba a rematar centros. Se utilizó la banda izquierda más que la derecha, ya que Granero jugaba por ahí, pero, como digo, el equipo perdió muchas oportunidades.

A mi modo de ver, si juegas con dos delanteros has de aprovechar las bandas. En una situación así veo dos posibilidades lógicas: un 4-4-2 con diamante en la medular o el mismo 4-4-2 con dos medios centros en paralelo, de salida, quienes conforme se desarrolle el juego, vayan adaptándose al mismo (cubriendo o atacando según corresponda). Utilizar a dos delanteros y no nutrirles de balones, me parece un desperdicio supino.

Tengo la impresión (y espero no equivocarme) de que la táctica más habitual va a ser el 4-2-3-1 que vimos en los dos partidos de pretemporada. Me baso en que en el tramo final del partido en Lieja, con empate a uno en el marcador, Mou quería ganar y el Real Madrid volvió a eso. El equipo mejoró en esos minutos finales, generó varias ocasiones de gol y, si no llega a ser porque el árbitro perdonó dos claros penaltis, los blancos habrían conseguido una nueva victoria.

Estos partidos están para eso, para probar. Para mí lo más lógico sería lo siguiente:

-Portero: Casillas.

-Defensa: Una línea de cuatro, con Arbeloa y Marcelo de laterales y Ramos y Pepe de centrales (aunque sé positivamente que no va a ser así, porque Carvalho es importante para Mourinho y mucho me temo que Ramos acabará de lateral).

-Centro del campo: Dos medios-centro: Alonso y Gago. Sí, ya sé que está Khedira, pero el que mejor sabe adaptarse a cubrir las subidas de los laterales es Gago. Yo colocaría a Khedira cuando no jugase Alonso. Puede que el alemán lleve poco y, con el tiempo, se mueva tácticamente como Gago, pero de momento no es así. Por delante de ambos, una línea de tres permutable, con Pedro León en la derecha, Canales en el centro y Cristiano por la izquierda, de salida. Lo bueno de que no tengan posiciones fijas es que, con los diferentes movimientos, se generan los ansiados huecos para las ocasiones de gol.

-Delantero centro: Higuaín.

Un equipo de este corte presiona mucho al rival, tiene la posesión y, para que funcione, uno de los dos medios-centro debe estar atento a las subidas de Marcelo, pues si bien Cristiano comenzaría en la banda derecha, alguien de su calidad no puede quedarse fijo ahí, sino que debe intercambiar posiciones con el delantero y el media-punta. Las subidas de Marcelo generarían sorpresa y ocuparían el espacio en banda izquierda, pero haría falta que alguien cubriese su hueco atrás y, hasta la fecha, únicamente Gago ha dado muestras de ese conocimiento.

Hay plantilla, equipo y estilo de juego. Veremos qué hace Mourinho, porque la sombra de lo que hizo en Chelsea (equipazo con muchos efectivos de carácter ofensivo en el que defendían todos menos Drogba) todavía planea por mi mente.

Y ahora llega Ozil. Es muy bueno, pero si eso significa descartar a Van der Vaart, que también lo es, no termina de convencerme. Lo que está claro es que el Real Madrid tiene un auténtico overbooking con Canales, Van der Vaart, Granero, Ozil y no nos olvidemos de Kaká. Y mientras tanto, los Diarrás y Drenthe en la plantilla... De algunos males no nos libramos nunca.

sábado, 14 de agosto de 2010

El Real Madrid gana el primer trofeo Beckenbauer


El Bayern de Munich homenajea a su figura más importante, Franz Beckenbauer y ¿a quién llama? Al Real Madrid, por supuesto y no a modas efímeras que muy pronto quedarán al margen, como siempre ha sucedido. De paso toda Alemania pudo comprobar quién ha sido el verdadero héroe del mundial, Iker Casillas; decir otra cosa es negar lo evidente, pero necios hay en todos los lados.

Hablando de necios, ¿cuántas veces en los últimos años hemos fracasado, porque el entrenador de turno ha decidido cambiar una táctica que funcionaba, cuando el partido o el rival eran importantes? Demasiadas y así nos ha ido, por ejemplo, en Champions. Ayer con Mourinho tuve esa desagradable sensación de déjà vu, pues cambió la táctica de los días anteriores en cuanto el rival fue de entidad.

Quiero pensar que es pretemporada y sólo se trataba de pruebas. Ojalá sea eso, porque si no, me temo que vamos a pasar otro año sufriendo de lo lindo. Y por favor, los resultadistas abstenéos de sacar la excusa de que casi nunca ganamos en Alemania y que lo hemos hecho con Mou, ya que anoche ganamos gracias a San Casillas y a pesar de Mourinho.

La primera parte contra el América de México y la segunda contra Los Angeles Galaxy, vimos a un Real Madrid pletórico, formado por lo que parecía que iba a ser el once titular durante la temporada. Este Real Madrid jugaba con un punta, una línea de tres por detrás de él, Xabi Alonso en el medio-centro y Gago cubriendo las espaldas a todos. Además la línea defensiva se encontraba muy próxima a la medular, lo que ayudaba a empujar al equipo rival hacia su propio campo y devenía en un sinfín de claras ocasiones de gol. Anoche no vimos eso.

El cambio táctico que más me llamó la atención tiene que ver con Canales. El media-punta blanco no debe estar cubriendo la banda izquierda, es ridículo. ¿Sabéis la cantidad de kilómetros que tuvo que hacer ayer Canales? En ataque se situaba por el centro, entre líneas, pero cuando tocaba defender debía esprintar para ocupar una posición que permitiera ayudar a Marcelo en banda izquierda. Por un lado el chaval acabó derrengado y por otro, apenas si creó nada en posiciones de ataque. De hecho se llegó al sinsentido de que Khedira ocupó más veces la posición de media-punta que Canales, ya que éste se encontraba demasiado ocupado defendiendo. Vamos a ver, ¿Canales defendiendo? Este chico marca la diferencia en ataque y por muy voluntarioso que se muestre atrás, ni es su sitio ni se le aprovecha debidamente.

Mourinho había dispuesto a Cristiano por banda izquierda y el portugués, en principio, no tiene obligación de defender dicha banda cuando el rival ataca. Y digo yo, ¿para qué está Khedira? Gago, tácticamente perfecto, siempre ayuda al equipo en este tipo de situaciones. Sin embargo, con la solución de Mou fue que Canales defendiera dicha banda. Es algo tan incomprensible como el fichaje de Carvalho o la no contratación de un lateral izquierdo. ¿Os imagináis a Mijatovic cubriendo las subidas de Roberto Carlos? Pues eso. Aunque no hay que imaginar nada, porque ya vimos a Raúl teniendo que hacer las coberturas a Michel Salgado y el experimento no funcionó bien ni para el Real Madrid ni para el propio Raúl.

Ya que estamos con Khedira, Xabi Alonso no jugó nunca cómodo formando pareja con él. Alonso retrasaba demasiado su posición porque el alemán no hace las mismas funciones que Gago, ya que quiere tomar su propio protagonismo en ataque. Y, francamente, prefiero que quien organice el juego sea Alonso y quien cubra las espaldas Khedira.

Pedro León también pasó más tiempo defendiendo que atacando. Aún así logró escaparse un par de veces, generando peligro con sus precisos centros.

Luego está el asunto de las líneas, con gran separación entre ellas. No sólo la defensiva con respecto a la medular, sino esa hipotética línea de tres con respecto al delantero. Con Pedro León y Canales más dedicados a defender que a atacar, difícilmente Higuaín y Cristiano podrán conectar con ellos para generar peligro. Como digo, no entiendo nada.

Estoy de acuerdo en que el Bayern está rodado y es un grande de Europa, por lo que la dificultad era máxima a estas alturas. Pero la disposición del Real Madrid no la manda el rival, sino el entrenador y la nueva táctica empleada anoche es un auténtico despropósito al más puro estilo Pellegrini o Juande, quienes variaban tácticas que funcionaban cada vez que el Real Madrid jugaba un partido importante.

Esto de que todo el mundo defienda ya se va pareciendo más al estilo que hemos visto de Mourinho tanto en Inglaterra como Italia y no me gusta nada. Cabe la posibilidad de que sea una prueba y, al ver el mal resultado, vuelva a lo de los dos primeros encuentros. Porque esperar que Casillas siempre pare penaltis (ayer tres), resuelva ocasiones de uno contra uno (en concreto dos) y pare chuts imposibles (voló de forma espectacular para detener un trallazo desde fuera del área en la primera parte) es de ilusos, por muy San Iker que sea. Además, para configurar un once así, no hace falta el entrenador más caro del mundo.

Estoy muy decepcionado e impaciente por ver el próximo encuentro. Espero que la cosa cambie.

domingo, 8 de agosto de 2010

Los Angeles Galaxy 2 - Real Madrid 3


Compromiso, goles y espectáculo, eso es lo que hemos visto los madridistas en la segunda mitad del partido que ha enfrentado al Real Madrid contra Los Angeles Galaxy en su gira de preparación por América.

Lo primero que hay que tener en cuenta en este tipo de partidos son dos cosas: es pronto para que nadie juegue 90 minutos y todos deben tener ocasión de participar. Siguiendo este procedimiento, Mourinho ha utilizado dos onces muy diferenciados en cada parte, dando la sensación de que los que han participado en la segunda serán los titulares.

Volvemos a lo del otro día: los Diarrás no son capaces de dirigir al Real Madrid en el centro del campo. La primera parte ha finalizado con 2-0 a favor de los locales y un equipo blanco completamente atascado en el centro del campo. Las pocas jugadas de peligro ocasionadas han llegado una por banda derecha (magnífico pase de Granero a Benzema que ha rematado de cabeza sin lograr el tanto) un fuerte disparo desde fuera del área de Di María y algún que otro pase en profundidad de Van der Vaart, que ha decidido retrasar su posición para hacer, en el centro del campo, lo que ninguno de los Diarrás era capaz: poner un poquito de orden.

Durante la retransmisión, uno de los periodistas de La Sexta, Enrique Ortego, ha efectuado el siguiente comentario a voz en grito: "¡Diarrá, que los tuyos son los de blanco, que los otros son del otro equipo!". Imagináos cómo estaba jugando el de Mali. Curiosamente, tras el comentario, el Galaxy ha botado un córner que ha terminado en gol, con un Diarrá más preocupado por protestar al árbitro que por despejar el balón. El principal culpable del tanto ha sido el meta Dudek, por permitir un remate claro, por arriba, tan cerca de la portería (debería haberse hecho con el esférico y a otra cosa) pero antes de que el balón entrase por la línea de gol, Diarrá ha tenido opciones de despejar, sin embargo ha preferido protestar al árbitro una posible mano.

Después de la pesadilla de la primera mitad, Mourinho ha dado entrada a Gago y Alonso en el centro del campo (ambos perfectos, de manera que mucho va a tener que sudar Kedhira si quiere la titularidad), Pedro León por la derecha, Marcelo incorporándose con peligro por la izquierda, Canales y Cristiano Ronaldo entre líneas e Higuaín en punta de ataque. En poco más de veinte minutos el Real Madrid ya había marcado los tres goles que necesitaba para ganar, además de generar ocasiones que podrían haber devenido en un marcador mucho más abultado.

Este Real Madrid (el de la segunda mitad) apabulla al rival. Su presión es constante y casi todo el tiempo se juega en campo contrario (Casillas ha sido un mero espectador). Higuaín ha marcado dos (el primero tras medido pase de Cristiano y el segundo tras maravillosa jugada personal dentro del área entre dos rivales,marcando, con el exterior, por la segunda escuadra) y el tercero, obra de Pedro León, podría ser el gol de la pretemporada blanca: Canales combina a la perfección y de tacón (al más puro estilo Guti) con Higuaín; éste chuta a puerta pero el guardameta americano desvía, el balón llega a Pedro León y de primera, sin necesidad de controlar ni orientarse el balón, con un toque de calidad cuela el balón, desde fuera del área, por la escuadra. Impresionante.

Cristiano y Canales generan mucho juego y espacios. Después está Pedro León ocasionando mucho peligro por su banda, las subidas por sorpresa de Marcelo son muy efectivas (sobre todo ahora, que bastante tienen con cubrir a los de delante) e Higuaín sigue con su idilio con el gol. De hecho hoy no ha marcado el Hat-trick porque le han anulado un gol legal, tras pase magistral de Gago (no me extraña que este centrocampista haya vuelto a ser convocado por Argentina).

Tenemos un equipo temible, ya que en pretemporada, con muy poco entrenamiento y frente a equipos ya rodados (el Galaxy del gran media-punta Landon Donovan se está jugando el play-off en su liga) les pasamos por encima con presión, fútbol y goles. Es de esperar que este equipo vaya a más, así que es lógico que estemos ilusionados.

De momento estoy contento con Mourinho. Lejos del anti-fútbol desplegado en el Inter, o de aquellas tácticas del Chelsea (Drogba solo arriba y el resto del equipo treinta metros por detrás de él) ha sabido tomar la medida a un grupo de grandes talentos. Sólo hay un "pero" y es que quiera reforzar el lateral derecho (que no hace ninguna falta) cuando lo que hay que fichar es un lateral izquierdo. Si el revolucionado Drenthe (hoy ha cometido un penalti de locura uqe ha supuesto el 2-0) es el recambio para Marcelo, más vale que el brasileño sólo falte en partidos contra equipos muy inferiores, porque de lo contrario por ahí se nos puede hacer mucho daño.

La próxima cita será el viernes que viene, a las nueve de la noche (hora española) y retransmitido por la Sexta, contra el Bayern de Munich, palabras mayores frente al actual subcampeón de Europa, que también está más rodado que el Real Madrid, pues ayer ya disputó su primer partido oficial contra el Schalke de don Raúl González Blanco. Y si alguien no ha visto el partido de hoy y tiene Real Madrid TV, a partir de las cinco de la tarde lo emitiran por dicho canal.

Carta número 50

El 50 es un número redondo, así que la carta debía versar sobre uno de mis ídolos: Don José Miguel González Martín del Campo, es decir, Michel, el mejor 8 de la historia del fútbol.

Si queréis ver el enlace original, pinchad aquí: ¿Será Pedro León el nuevo Michel?

Edgar Ayala Ruiz | 08/08/2010

Hacía mucho tiempo que no se veía en el Real Madrid jugar a alguien, en banda derecha, como Pedro León frente al América de México. Desde que el gran Míchel se retiró, lo más parecido había sido Beckham, aunque con la particularidad de que el inglés ni encaraba ni empleaba demasiado su pierna izquierda.

Míchel ejecutaba a la perfección sus famosas "bananas" con ambas piernas y Pedro León, en su primer partido con el Real Madrid, ha sabido recrear esa suerte, tanto con la diestra como con la siniestra, con centros de rosca endiablada medidos a la cabeza o al pie de sus compañeros.

Solamente es un partido de pretemporada y hace falta mucho fútbol para alcanzar a una figura de la talla de Míchel. Sin embargo, tras lo visto en su debut y teniendo en cuenta que el propio Míchel fue su entrenador en el Getafe, digamos que Pedro León lleva muy buen camino.

jueves, 5 de agosto de 2010

América 2 - Real Madrid 3


Comienza la pretemporada 2010 para el Real Madrid y es algo que hay que tomarse muy en serio. Tras dos años desastrosos hay que volver a ganar cuanto antes. Así que vamos a intentar valorar lo que hay y lo que, en mi humilde opinión, debería ser mejorado, por lo tanto, a ver si sois capaces de obviar comentarios jocosos del tipo "este a ese o a aquel les tienes manía" (los lectores del blog no lo entenderán, los de la lista de correo sí).

Hemos visto dos partes muy diferenciadas: una con Gago y la otra con Diarrá. Y esto ya no es casualidad, porque lo de el de Mali no es de un partido, ni de una temporada, sino que desde que llegó de la mano de Capello, ha jugado siempre igual: importantes y peligrosas pérdidas de balón (en este partido una nos ha costado el 2-1), incapacidad táctica (ni sabe coger el sitio en defensa ni apoyar la salida del balón ni dar pases con sentido ni incorporarse al ataque).

Gago es el anti-Diarrá, un jugador totalmente opuesto. Con el argentino en el campo, el Real Madrid ha dominado de forma constante al América de México, un equipo ya rodado, pues está en pleno campeonato. El hecho de que los blancos hayan superado tan ampliamente a los locales, durante los primeros 45 minutos, a pesar de que se trata del primer partido de pretemporada, es un hecho para tener muy en cuenta.

¿Por qué me centro en Gago y Diarrá? Sólo me remito a lo sucedido en el campo: el pivote argentino mantenía en todo momento su posición, jugando con tal rigor táctico que siempre cubría las posibles fisuras en el centro del campo, apoyando a los compañeros y permitiendo que los hombres de ataque efectuasen una fuerte presión al rival en la salida del balón. Incluso Lass tenía ciertas licencias ya que Gago cubría eficientemente la zona del campo que va desde la medular hasta la frontal del área propia, con perfectos movimientos, leyendo atentamente la táctica del rival.

Luego uno oye que a Mourinho le gusta Diarrá, después vemos que el de Mali se pone el brazalete de capitán y ¿qué queréis que os diga? Uno de los peores jugadores que jamás se ha vestido de blanco, alguien que puede hacer zozobrar al equipo con cualquiera de sus incapacidades futbolísticas, lleva el tiempo suficiente como para ser capitán. ¿Queremos ganar? Pues lo primero es hacer limpieza y echar a los que no valen.

Otro punto importante (no va a ser un resumen al uso, pues un partido de pretemporada entiendo que requiere otro tipo de valoraciones): algunos amigos madridistas (muy buenos amigos, por cierto) hace poco comentaban que este equipo no les despertaba tanta ilusión como el de otros años. Y digo yo, ¿es que Cristiano, Kaká y Benzemá no siguen? No son futbolistas fichados para un año, así que todos los años no podemos traer a un Cristiano Ronaldo. A estas figuras se les han sumado otras que no serán mediáticas ni habrán costado un pastón, pero hoy, algunos de ellos, han demostrado su valía.

¿Alguien es capaz de decirme por qué Pedro León no es una figura de este deporte? Ya sabéis lo exigente que soy con la banda derecha. De hecho, desde que tengo uso de razón, para mí no ha habido en ese puesto, en el Real Madrid, más que dos jugadores: Michel y Beckham. Pues bien, desde hoy podemos incluir a un tercero en ese selecto club, porque el despliegue técnico y táctico de Pedro León ha sido impresionante.

El ex-jugador del Getafe no sólo es capaz de centrar perfectamente de rosca con ambas piernas (habilidad que poseía Michel y que muy pocos futbolistas dominan) sino que también encara, dribla, sabe abrir campo y juega siempre con la cabeza levantada. Unimos a eso su desparpajo y tenemos a un auténtico crack de banda derecha.

Muchas veces me habéis preguntado por qué valoro tanto los pases de rosca o bananas. Es muy simple: cuando desde la banda el esférico coge un efecto desde línea de fondo hacia dentro, las posibilidades de que el balón llegue a la cabeza de un compañero aumentan exponencialmente, que si el pase se efectúa plano. Pedro León ha sido un constante peligro para la defensa rival y creo que nos va a dar muchas alegrías esta temporada.

Después tenemos a Canales, que ha permutado su posición perfectamente con Cristiano y Benzemá. El ex del Rácing ya demostró sus facultades futbolísticas el año pasado, así que entiendo que su fichaje y el de León son acertadísimos: jóvenes, españoles y con talento. ¿No es para ilusionarse?

Ya que menciono a Benzemá: ¿lo habremos recuperado para esto del fútbol? Le he visto desmarcarse sin incurrir en fuera de juego (¡¡¡ALELUYA!!!), lo mismo buscaba el gol por arriba en jugadas a balón parado (ha estrellado una en el larguero que merecía haber sido gol) que intentaba diagonales para intentar romper la línea defensiva o se dejaba caer a banda. Si el francés continúa en esta línea, se podría considerar un nuevo fichaje, dado su bajo rendimiento de la pasada temporada.

Además, tenemos a dos tipos muy, pero que muy grandes, que en su estreno han marcado: Cristiano e Higuaín. El primero es el mejor del mundo (33 goles en 34 partidos lo dicen todo) y el segundo ya está consolidado como un crack mundial en la posición de nueve. Es decir, que la pegada que tenemos es terrorífica, superior a la del año pasado (y marcar goles no fue un problema).

Por cierto, un inciso con respecto al gol de Cristiano: Pepe, incrustado en la barrera, se ha agachado en el momento preciso y el portugués ha chutado con potencia y precisión para que el blaón se colase justo por ese hueco. Primer día y la táctica ya funciona. Buena señal.

El que de momento sigue sin demostrar nada (digo sigue porque en el Mundial tampoco ha despuntado) es Di María. Pero démosle tiempo, que sólo es el primer partido de pretemporada.

Todavía no ha debutado Sami Khedira. Creo que es otro gran fichaje, ya que no sólo se trata de un pivote defensivo, sino que tiene recorrido ofensivo (sus diez goles el año pasado (estadística ofrecida por Nilo) en la bundesliga lo prueban). Es joven (si no me equivoco cuenta con 23 años) y ya tiene la experiencia de haber jugado un mundial. Además es raro que un alemán no funcione en el Real Madrid.

Las sensaciones son muy buenas, pero hay cosas que corregir. Diarrá debe desaparecer del Real Madrid a la voz de ¡YA!. Luego está el asunto Maicon... Vamos a ver: ¿quién necesita a otro lateral derecho? Además, en caso de no venir, se estudia la contratación de un central y yo me pregunto lo mismo: ¿quién necesita otro central? Ramos, Albiol, Pepe y Garay son cuatro centrales como la copa de un pino. Arbeloa es un magnífico lateral derecho y Lass, que ya había jugado en esa demarcación antes de llegar al Real Madrid, la pasada temporada se desenvolvió mucho mejor ahí que en el centro del campo. Ya dispones de cuatro centrales y dos laterales derechos, todos ellos fiables. Sin embargo, como lateral izquierdo sólo está Marcelo, porque Drenthe no es capaz de ocupar ese puesto con garantías. ¿Por qué no reforzar entonces ese lateral?.

Uno se pone a mirar la plantilla y ve que en ataque tenemos dinamita, que por fin tenemos bandas (mención especial a Mourinho que, a diferencia de Pellegrini, por lo visto sabe qué significa el concepto de abrir campo y jugar por allí) un centro del campo solvente y con recambios, centrales para dar y regalar, la portería cubierta, el lateral derecho también... Realmente sólo hay que reforzar el lateral izquierdo, pero insisten en Maicon o un central. Nunca lo entenderé.