Calendario

miércoles, 14 de diciembre de 2011

Tres momentos clave


Después de dejar pasar unos días, intencionadamente, paso a analizar, no solamente el arbitraje, sino el encuentro entre el Real  Madrid y el Barcelona al completo. Todo el entorno, y sin que mis opiniones suenen a disculpas por el resultado final.

Bajo mi punto de vista el partido tuvo tres momentos decisivos, quizás cuatro. Comenzó con una presión asfixiante del cuadro local sobre la portería rival. Fruto de ello fue el gol de Benzema. Todos nos las prometíamos felices y el “enfado” por la alineación local, pronto se olvido.

Como primer momento transcendente tenemos el minuto 6. Sergio Ramos resbaló lo que permitió que Messi encarara a Casillas. La parada del guardameta evitó el empate pero los “pandemonios” locales aparecieron y fruto de ello Pepe (no fue su día, indudablemente) y Sergio Ramos retrocedieron un paso, dejando más espacio en el centro del campo para la maniobra del equipo culé.

No obstante el equipo blanco continuaba con la presión a la línea defensiva catalana y así, minuto 12, Valdés vuelve a fallar en el despeje y Xabi Alonso, desde el círculo central, trata de sorprender al guardameta. Se señaló fuera de juego a Özil. Si analizamos esta jugada y la del 2º gol culé se puede ver la similitud. Para Fernández Borbalán fue fuera de juego la posición de Özil pero no la de Cesc. Error grave del colegiado a favor del equipo de la RFEF.

El segundo punto clave en el encuentro fue la amonestación ¿justa? a Xabi Alonso por su falta sobre Messi. Era el minuto 25. Poco después tuvo que retirar la pierna y dejar pasar a Messi en evitación de dejar a su equipo con 10. La jugada terminó con el gol de Alexis y que los nervios llegaran a los jugadores locales.

Si vemos repetida la falta de Xabi Alonso y la comparamos con la de Messi, minuto 43, sobre el tolosarra, veremos que son idénticas. La diferencia está en que, mientras la 1ª fue amonestación para el jugador local, la 2ª, a pesar de que en principio se llevó la mano al bolsillo, se quedó sin amonestación. Hubiera sido la segunda de la pulga y su expulsión. Huelga decir que el Barcelona es Messi, el colegiado de turno y 10 más.

Como tercer punto clave fue el fallo de CR7. Ponernos 2-0 nos devolvería la autoestima que últimamente perdimos contra los polacos. La ansiedad que demuestra cuando se enfrenta al equipo de “ahí arriba” y las ganas de demostrar que es mejor que Messi, le llevaron a errar. Me da que quiso colocarla en la escuadra cuando lo más sencillo era colocarla abajo o, mejor aún, dársela a Di María. Con 1-2 volvió a marrar un remate de cabeza franco. El 2-2 quizás nos diera fuerzas para voltear el marcador.

El gol de Cesc, por cierto no debió de subir al marcador, sentenció el resultado final y una nueva victoria culerda en el Bernabéu.

Digo que no debió de subir al marcador el gol de Cesc porque cometió falta sobre Coentrao. En una toma frontal se ve como tiene su brazo derecho en el pecho de Coentrao, por encima del hombro izquierdo del portugués. La falta no da lugar a dudas. Ni el colegiado ni su asistente lo vieron o quisieron verla.

En los instantes finales, después de que su labor de zapador había logrado los intereses del Villarato, quiso igualar su arbitraje. La entrada de Sergio Ramos era roja y no amarilla. También lo era la de Coentrao sobre Iniesta. Ni amarilla le mostró.

No quiero pasar por alto el comportamiento de Alves. Si este elemento monta su teatro en otros tiempos ya se lo habrían merendado con papas. En el minuto 28, un encontronazo con Marcelo y un compañero, hizo que se revolcara por el suelo como si lo hubiese golpeado Foreman. Al ver que no le hacían caso se levantó como si nada.

Cinco minutos más tarde da un plantillazo a Xabi Alonso. Fernández Borbalán señaló la falta pero le perdonó la amonestación. Comparada con la mostrada al madridista, tenía que ser roja.

Nilo Campo
Socio nº 89.506 del Real Madrid

domingo, 27 de noviembre de 2011

Hubo barra libre para los colchoneros


Indudablemente no fue la noche de Mateo Lahoz pero lo que es incuestionable es que siempre trata de ser imparcial, medir a ambos equipos por el mismo rasero y, lo mejor, siempre trata de que el encuentro tenga ritmo. Eso hace que el equipo superior, al final, sea el vencedor en un 95% de las veces. Si en este encuentro pita todo lo que ocurrió, sobre el césped del Bernabéu, no habría encuentro o, incluso, tendría que haber señalado el final del encuentro antes de tiempo por quedarse el equipo visitante con 6 jugadores sobre el terreno de juego. Expulsó a dos y perdonó la expulsión a Arda Turan, Perea, Filipe Luís, Gabi y Assunçao.

Mateo Lahoz ama el fútbol y por eso ayer permitió demasiado a los jugadores atléticos, sabedor de que, si aplica el reglamento, se tiene que terminar el encuentro en la primera parte, motivado por la sobre excitación de varios jugadores colchoneros, optó por cambiar las tarjetas rojas por amarillas. Lo que me sigue gustando del colegiado valenciano es su imparcialidad. Seguro de que si algún jugador blanco cometiera esas entradas, la amonestación sería de color amarillo.

Acertó plenamente en la señalización de los dos penaltis y en mostrar la cartulina roja. Ambas acciones son claras y evitan una clara ocasión de gol. Perfecto en su decisión aunque los colchoneros no quieran verlo así, como mal perdedores que son. En el gol atlético deja dudas la posición de Adrian, parece que está en línea cuando ¿toca? el balón Salvio. Si realmente el argentino tocó el balón, la jugada deja todavía más dudas y probablemente el gol no debería de haber subido al marcador. Muy dudosa la acción y difícil de tomar la decisión justa por lo que, en caso de duda, no señalar la posición anti-reglamentaría.


Su fallo técnico significativo fue no señalar un penalti sobre Sergio Ramos. en el minuto 34. El de Camas hizo un sombrero a su marcador que no tuvo más remedio de obstaculizarlo y derribarlo dentro del área. Dejó seguir. La acción fue idéntica a la que le costó la amonestación a Xabi Alonso. También se equivoco al mostrarle la tarjeta a Diego. Debió de amonestar a Di María por simular (Fideo espero que Mou te de un tirón de orejas) y a Filipe Luís por la entrada sobre el argentino.

Si su colocación sobre el terreno de juego, su visión de las jugadas y su personalidad fueron excelentes, no fue lo mismo en lo disciplinario. En ese apartado fue malo. Más aun, pésimo. No supo cortar el juego duro del At. de Madrid en ningún momento temeroso, o sabedor de que si aplicaba el reglamento literalmente, se tendría que solo sobre el césped del Bernabéu junto con los jugadores locales.

Al primero que le perdonó la expulsión fue al turco Arda Turan. Lo amonestó en el minuto 26 pero bien lo pudo hacer en el minuto 3 por agarrar por el pantalón a Lass (lo hizo verbalmente) y lo volvió a hacer en el 27. También rozó la amonestación en una entrada sobre Di María en el minuto 10. Indudablemente debió de ser expulsado por doble amonestación.

Lo que indudablemente no dejó ninguna duda fue la entrada de Perea sobre CR7, minuto 32. Fue una entrada clara de juego brusco violento y que le hizo daño, incluso dejó tocado al jugador blanco. Le mostró la cartulina amarilla pero debió de enseñarle la roja directa. Lo mismo la de Assunçao sobre Xabi Alonso en el minuto 35 (ni amonestado fue) y la de Filipe Luís sobre Lass en el 67. Las tres eran claras de expulsión. Las que denominamos “criminales”.

Otros jugadores colchoneros a los que les perdonó la amonestación fueron: Salvio, por su agarrón sobre Di María en el minuto 52 y la 2ª en el minuto 71 por una falta sobre Özil y a Domínguez por otra entrada, con los tacos por delante a ras de suelo, sobre Khedira en el minuto 84.


Durante la semana el “alineador” atlético, Manzano, había anunciado su táctica para sacar algo positivo del Coliseo Blanco: juego violento y patada va y viene. Sus discípulos lo aplicaron a pies juntillos. Espero que la directiva rojiblanca lo ponga en su sitio, la calle, lo antes posible. Estos bultos sospechosos deben ser apartados del mundo futbolístico por el bien del espectáculo. También deben de darle un tirón de orejas al buen colegiado valenciano. Si un equipo no quiere jugar al fútbol, él no debe de impedírselo aun a costa de que el encuentre deba de terminarse antes de tiempo. Lo que no debe es conceder patente de corso o barra libre a ningún jugador. Si luego hay una lesión grave nos lamentaremos.

Nilo Campo
Socio nº 89.509 del R. Madrid

Real Madrid 4 Atlético de Madrid 1

domingo, 20 de noviembre de 2011

Mucho arroz para poco pollo


Cuando se habla y, más aun, cuando se analiza un arbitraje, no debemos de olvidarnos de quien lo designa para un determinado encuentro. El partido de ayer entre el Valencia y el Real Madrid es ya de por sí de los llamados complicados y que muchas veces se sale de los cauces deportivos. Mucho más cuando, desde la directiva y prensa local, se calienta el encuentro innecesariamente (baste leer la portada del diario “Superdeporte”: Soldados contra mercenarios) luego ocurre lo que acurre. La realidad es que fue mucho arroz para tan poco pollo y el cántabro Teixeira Vitienes II demostró que no está preparado para dirigir un encuentro de tanta tensión, pero los verdaderos culpables son los que lo designaron: el anti-madridista Sánchez Arminio, y los culés López Nieto y Puentes Leira. Ellos son los que deberían ir a la nevera, mejor aún, al cementerio arbitral.

Hay que reconocerle que, en las jugadas dudosas dentro del área, acertó. Le reclamaron manos de Arbeloa dentro del área, por parte de los jugadores del “Violencia” y la afición “mondarina”. Se ve claramente que el balón dio en el alto vientre del jugador visitante. También acertó al anular el gol de Khedira y el de Soldado. Ambos partieron de posición antirreglamentaria.

En el minuto 94 se reclamó penalti por manos de Higuaín dentro del área. El balón golpeo en el pecho de Higuaín. No hay penalti. Lo que si hubo fue una falta anterior de Aduriz sobre Higuaín que no señaló y que hizo caer al argentino. El tiro de Soldado golpeó en el costado de Higuaín lo que evitó el empate a 3. Acierto pleno del colegiado.


En donde se le notó su falta de experiencia fue en lo disciplinario. Para muestra un botón, en la mencionada jugada del final, se dejó empujar y zarandear por los jugadores locales sin que amonestara a ninguno. Las protestas continuaron una vez señalado el final, camino de los vestuarios.

Otro gesto que corrobora: su falta de preparación fue el usar dos varas de medir a los dos equipos. Le permitió todo tipo de marrullerías a los locales, y a los visitantes no les permitió ni respirar. Si aplicara la misma regla para ambos equipos, el Valencia se tendría que haber quedado con 7 jugadores. Lo que es imperdonable es que permitiera terminar el partido al capitán, Albelda, y a Tino Costa.



El capitán che estuvo presente en todos los fregados y se fue con una sola amonestación. Tino Costa había sido amonestado en el minuto 21 y en el minuto 37 se fue colgando de Xabi Alonso unos metros hasta que terminó derribándolo. Teixeira señaló la falta pero le perdonó la 2ª amonestación. Tampoco se la mostró en el minuto 58. Incluso era merecedor de roja directa por soltar un balonazo, a Lass, con el juego detenido. Fue uno de los que zarandeó al colegiado en la última acción.

Otro que no debió de terminar el encuentro fue el local Feghouli. En el minuto 69 cometió una falta sobre Sergio Ramos. Una vez en el suelo el de Camas, y con la falta señalada, le dio dos patadas. Fue una clara agresión que el mal árbitro cántabro no quiso ver. En la reciente reunión de colegiados, para pasar las pruebas físicas y aunar criterios, da la impresión que su jefe, Sánchez Arminio, les recordó a quien deben de ayudar y a quien deben de perjudicar.

En donde no dudo a la hora de amonestar fue con los visitantes. Las tarjetas mostradas a Xabi Alonso, CR7 y Özil fueron totalmente injustas. La de Özil diría que de risa. Esto es lo que él mismo anotó en el acta:

+ En el minuto 55 el jugador (10) Mesut Özil fue amonestado por el siguiente motivo: hacer caso omiso a una indicación mía.

No contó los pasos y estaba a más de 30 metros de la jugada. Después, en dos acciones, el jugador madridista se jugó la 2ª amonestación.

Quiero hacerme eco del daño que hacen algunos seudoperiodistas con sus artículos y preguntas en las ruedas de prensa. La portada del Superdeporte, que comento al principio, más se parece a un panfleto dictado por Hitler, Idi Amín, Gadafi, etc., que a una portada deportiva. Respaldados por la democracia fomenta la violencia, incluso incitan a ella, y un día pasara algo de lo que luego nos arrepentiremos pero que ya será demasiado tarde.

Nilo Campo
Socio nº 89.506 del Real Madrid

Valencia 2 Real Madrid 3

domingo, 6 de noviembre de 2011

Un culé antimadridista en el debut matinal


A pesar de lo abultado del resultado final, no se puede calificar de bueno el arbitraje del catalán, Álvarez Izquierdo. Ni en la labor disciplinaria ni dentro del área estuvo acertado. Afortunadamente fue tan enorme la diferencia de juego a favor del equipo local, que sus errores no lograron “robar” ningún punto al Real Madrid.

Se comió dos penaltis a favor del equipo merengue, incluso otra jugada sobre Higuaín bien pudo ser otro más. Y todos en la primera parte. Si señaló uno en la segunda muy claro del debutante Satrústegui, sobre Özil, en el minuto 53.

El primer penalti no señalado era con empate a cero y el minuto 9. Un saque de esquina es despejado mal por un defensor y Sergio Ramos cede de cabeza para CR7. Cuando el luso está en el aire, para conectar el remate de cabeza, es desplazado por Puñal. El penalti no deja lugar a dudas pero, tanto el colegiado como su asistente, no lo vieron o no quisieron verlo.

El segundo fue en una contra rápida del equipo local con un pase en profundidad para Higuaín. Cuando el argentino está en el punto de penalti fue derribado por su marcador que lo agarra del hombro. Álvarez Izquierdo, encima de la jugada, entiende que es una carga legal. La repetición no deja lugar a dudas: era penalti y expulsión del defensor. Un instante después, Higuaín, cae dentro del área cuando busca posición de remate. Al no tener repetición de la jugada no puedo opinar pero los jugadores locales reclamaron la acción.

Si vio falta de CR7, minuto 15, sobre su par cuando la realidad fue que se fue muy bien y se quedaba franco hacia la portería. Una buena ocasión frustrada por una falta inexistente. Tampoco dudó en señalar falta al luso por una carga hombro con hombro con Damia. Tampoco la era.

Sin embargo en el minuto 28 no quiso ver la patada que le dieron a Pepe por detrás. Era de amonestación y el defensor tuvo que ser atendido. Cuando Pepe solicitaba su reincorporación al juego, Álvarez Izquierdo se inventó una falta de Arbeloa en la frontal del área, falta que fue protestada por los locales y el colegiado se quedó discutiendo con Sergio Ramos y ordenando la entrada de Pepe. Raúl García sacó rápido (desplazando el balón del lugar de la “falta”) sobre Ibrahima que hace el empate ante el despiste de los locales. Ni era falta, ni se sacó del lugar señalado, y menos debió de permitir sacar cuando estaba ordenando la entrada de un jugador al campo.

En el minuto 28 a Lolo, por su patada sobre Pepe, en el 56 a Raúl García por la que le dio a Xabi Alonso sin balón y en el 75 a Nekounam sobre Arbeloa, también sin balón, les perdono sendas amonestaciones.

Para finalizar comentar que, a pesar de marcarse cuatro goles y efectuarse seis cambios, no añadió ni un solo segundo al encuentro. Con ello se evito la posibilidad de que CR7 o Higuaín marcaran perjudicándoles en su lucha por lograr el pichichi y la bota de oro.

Nilo Campo
Socio nº 89.506 del Real Madrid

Real Madrid 7 Osasuna 1

domingo, 30 de octubre de 2011

En esta ocasión Undiano Mallenco


Otro arbitraje que no me ha gustado nada. Undiano, quien te ha visto y quién te ve. Parece que está preparando su jubilación y, por consiguiente, un puesto en los despachos de la RFEF. Es imposible estar peor en lo disciplinario, hacia un lado. Si fuera hacia los dos todavía tendría un pase. Pero la violencia futbolística partió de un lado y fue consentida por el colegiado navarro, Undiano Mallenco.

Su arbitraje se puede considerar impecable si no tenemos en cuenta lo disciplinario. Solamente un error en el encuentro, minuto 19 de la segunda parte, cuando señala fuera de juego de CR7. Partía de posición legal y se plantaba solo delante del guardameta local abortando una ocasión clara de gol. Nada más se le puede achacar a su arbitraje técnicamente.

Donde estuvo mal, diría que fatal, fue en lo disciplinario. Al equipo local le perdonó un sin fin de amonestaciones por lo que, a medida que transcurría el encuentro, estos recurrían más a la violencia que no a la agresividad. Dos términos distintos. También les permitió a los visitantes Lass y CR7 sendas acciones que debieron de ver la cartulina.

Como decía, en lo disciplinario fue donde se le vio la mano del Villarato. La única forma de parar la superioridad blanca era pasar de la agresividad, agresividad que no era suficiente para nivelar la contienda, a la violencia. Varios jugadores locales la aplicaron. Como ejemplo más claro y contundente, minuto 23 de la segunda parte, fue la entrada de Griezmann a Sergio Ramos. Undiano señala la falta y le mostró la cartulina amarilla. Era roja claramente y la Real se debería de quedar con un jugador menos.

En el minuto 24 de la primera parte Markel llega tarde y le suelta una patada al gemelo de Di María, que ya había dado el pase. Undiano señaló la correspondiente falta pero se olvido de mostrarle la cartulina amarilla. Sí se la mostró en el minuto 85 y, por consiguiente el equipo local se tendría que quedar en inferioridad.

En el minuto 31, fue Xabi Alonso en que fue derribado con una zancadilla para evitar su contra. El colegiado navarro señalo la correspondiente falta pero no amonestó al infractor. Si lo hizo con Arbeloa y Sergio Ramos por acciones similares. Las dos varas de medir del Villarato.

Otro que se fue de rositas, y rascó de lo lindo durante todo el encuentro, fue Mariga. Su falta más significativa y merecedora de amonestación fue la que cometió sobre CR7 en el minuto 39 de la primera mitad. Señaló la falta pero no fue amonestado. Al final, incomprensiblemente se fue sin ser amonestado.

Otro lance significativo, que muestra lo que digo sobre la permisividad de Undiano Mallenco, se dio en el minuto 57. Se señala fuera de juego a CR7 y Carlos Martínez le hace una entrada terrorífica que, como poco, debió de ver la amonestación aunque, al considerarse el juego detenido, era una agresión y debió de ver la tarjeta roja. Para el árbitro navarro no ocurrió nada. Este jugador ya había tenido un enfrentamiento en la 1ª parte con el luso. Acción que debieron de ser amonestados los dos. CR7 le soltó una patadita aunque sin impactar con el donostiarra.

Otra cartulina que se perdió, en esta ocasión un jugador visitante, Lass, fue en el minuto 35. Lass llega tarde y pisa, involuntariamente, en el muslo a su par. Debió de ser amonestado.

No debía de tener la conciencia tranquila el árbitro internacional navarro que, en los últimos 5 minutos del encuentro, amonestó a tres jugadores locales por acciones que anteriormente no lo había hecho y que eran similares. En resumen, sabedor de que cuanto más se perjudique, o más zancadillas se le pongan en el camino al Real Madrid, más números tendrá para el sorteo de un puesto en el organigrama del arbitraje nacional en su próxima jubilación arbitral.

Nilo Campo
Socio nº 89.506 del Real Madrid

jueves, 27 de octubre de 2011

¿Por qué Pérez Lasa?


La temporada anterior, Mourinho, tras el partido Almería-Real Madrid, pedía que Pérez Lasa no le volviera a arbitrar. Ayer corroboró la petición del luso. Yo la haría extensible a que no le arbitrara más a…NADIE. Es muy malo, malísimo. El Dioni, el Lute, y Ronald Biggs – cerebro del robo al tren de Glasgow- son unos aprendices comparados con el colegiado vasco cuando arbitra al Real Madrid. Ayer, aunque lo intentó, no pudo. Es tal el estado de forma y de juego blanco que puede con todo.

El partido presenciado ayer en el Santiago Bernabéu era el idóneo para lucirse el colegiado. Pues ni con esas, es tal el odio que le tiene al conjunto blanco que no sabe cómo perjudicarlo. Hasta en la redacción del acta trató de perjudicar al conjunto de Concha Espina. Pero eso sí, es tal su torpeza, no duda en certificar su provocación hacia el equipo blanco. Baste fijarse en los tres últimos puntos del acta:

3.- PÚBLICO
Normal

4.- DEFICIENCIAS OBSERVADAS EN EL TERRENO DE JUEGO E INSTALACIONES
Ninguna

5.- OTRAS OBSERVACIONES O AMPLIACIONES A LAS ANTERIORES
El área de recogida de muestras para el control antidopaje, se encuentra frente al vestuario arbitral, perfectamente señalizado. Consta de dos recintos, uno para la espera de los futbolistas y sus acompañantes y otro dedicado específicamente a la recogida de dichas muestras. Consta exclusivamente de un frigorífico para las bebidas, no existiendo otro para las muestras obtenidas.

Madrid, 26 de octubre de 2011
El Árbitro
@(ÁRBITRO PRINCIPAL) Pérez Lasa, Miguel Ángel

Si nos fijamos en el punto 3.-Público, dice que estuvo normal. ¿Entonces porque detuvo el juego y solicitó al delegado de campo que cesara el silbato de la grada? Por cierto, luego le dedicaron un concierto.

En el punto 4.- Deficiencias observadas en el terreno de juego e INSTALACIONES pone que ninguna pero en el punto 5º si hace constar que hay un solo frigorífico en la sala de control antidopaje. En fin, hasta para esto es tonto.

Ciñéndonos al encuentro, resaltar el acierto de los asistentes. En el minuto 2, Sergio Ramos, estaba en fuera de juego y el gol es bien anulado. Acierto también en el gol de Benzema, su posición era correcta por muy poco. Es difícil de apreciar. También señalaron un fuera de juego a Marco Rubén, en la 2ª parte, muy justo.

Como tiene por norma, excepto si se trata del Barcelona, en las áreas se muestra ciego total. Ayer no fue menos, en el minuto 58, Musacchio golpea a Di María en el pie de apoyo y lo derriba. Penalti claro que no señaló. Tampoco señaló una mano de Senna en la barrera, estaba fuera del área, porque ésta estaba a 4 pasos. Era otro libre directo pero más próximo a la portería.

En lo disciplinario fue un autentico desastre. No dudo en amonestar a Xabi Alonso por una falta normal, nada peligrosa, y a Kaká por tocar el balón con la mano en el suelo al caer en el centro del campo pegado a la línea de banda. Eran jugadores del Real Madrid y ya se sabe: al Madrid ni agua.

Al Villarreal si le permitió la dureza, que no agresividad, de algunos de sus jugadores. Especialmente en la 2ª mitad. No me explico cómo Musacchio y Gonzalo pudieron terminar el encuentro. Gonzalo, incluso, se fue sin ser amonestado y eso que cometió dos agresiones. La primera, en el minuto 62, cuando va con todo a despejar el balón y CR7 se protege con la espalda. Le soltó dos manotazos al portugués (afortunadamente no lo cogió) y trató de pisarle el gemelo de la pierna izquierda. Un minuto más tarde le soltó un manotazo a la cara de Marcelo.

En el minuto 14, Gonzalo y Musacchio, al alimón, entran a Benzema que quedó dolorido, y tuvo que ser asistido, en el suelo. Era una acción clara de amonestación. Ni falta señaló. Su intención era clara, permitía la caza blanca.

Tampoco vio, o entendió, la falta de Borja Valero sobre Kaká. Fue al tobillo por detrás aunque afortunadamente, al brasileño le dio tiempo de levantar el pie del suelo. Tampoco señaló la falta y por consiguiente no amonestó al jugador visitante.

Más sangrante fue permitir la entrada de Musacchio sobre Khedira, minuto 68, delante de sus narices. Era una falta y la consiguiente amonestación sin lugar a dudas. Pérez Lasa levantó los brazos y mando seguir indultando nuevamente a Musacchio.

Nilo Campo
Socio nº 89.506 del Real Madrid

lunes, 24 de octubre de 2011

El nuevo Collina


Sí, pienso que Matéu Lahoz es el nuevo Collina del arbitraje. Comete errores, indudablemente, pero son errores bajo la misma vara de medir. Y, lo más importante, con él, el fútbol, es más vistoso y mucho más dinámico para el ojo del espectador. Claro está que parte con la ventaja de haber sido jugador de fútbol. Jugó en los juveniles del Valencia. El sábado tuvo otro factor más a favor del buen arbitraje, los asistentes fueron verdaderos colaboradores.

No quiero dejar pasar la ocasión de reseñar un punto más a favor de Matéu Lahoz, uno de sus asistentes, Aguilar Rodríguez, fue el mismo que, al no señalar la falta de Juanlu sobre Di María en el Levante – Real Madrid, dio lugar a la tangana, expulsión de Khedira y posterior victoria local. En Málaga dio como legales los dos primeros goles del Madrid, cuando la posición de Higuaín, en el 1º, y de CR7 en el 2º, era muy difícil de apreciar. Acertó de pleno. ¿Cuál es la diferencia de un partido a otro? En el encuentro de Valencia, a Turienzo le interesaba que el resultado no favoreciera al Real Madrid. En Málaga a Matéu Lahoz le interesaba el espectáculo.

Comenzó el encuentro de forma trepidante, en el minuto 2, CR7 entra dentro del área por la parte izquierda, después de superar a J. Gámez, cuando llegó en la ayuda Toulalan. Hay contacto entre ambos jugadores y el luso se va al suelo. ¿Penalti? La jugada deja dudas de si el jugador madridista busca el contacto y se deja caer, aunque a primera vista parece penalti claro. Matéu Lahoz mandó seguir. En la contra local, Joaquín se adentra en el área y va a buscar la pierna de Khedira. Cae y se reclama penalti pero, en la repetición, se ve claro que es él quien busca el contacto. También aquí Mateo Lahoz ordena continuar. Dos jugadas dudosas, que si bien se podría señalar falta máxima en las dos, él decidió no señalar nada. El rasero fue el mismo para ambos equipos.

En el minuto 35 hubo otro posible penalti. El balón da en el pie de Sergio Ramos y sale hacia atrás. El defensor madridista separa el brazo del cuerpo y el balón le golpea en el brazo. Da la impresión de que es de forma fortuita y la teoría dice que no es nada. Yo pienso, según la circular, que se debería de señalar penalti.

Los dos pequeños lunares en el arbitraje del valenciano fue dejar sin amonestación a Demichelis. Cometió varias faltas, diría que fue el único que las hizo en su equipo. Una sobre CR7, en el minuto 86, por si sola era merecedora de amonestación. El comportamiento de ambos equipos, deportivo y correcto, hizo que no mostrara nada más que una cartulina. Fue en el minuto 22 a Eliseu por sus protestas fuera de lugar reclamando lo que no era.

Nilo Campo
Socio nº 89.506 del R. Madrid

lunes, 17 de octubre de 2011

A pesar del resultado, MAL Delgado Ferreira



El encuentro Real Madrid – Betis que dirigió Delgado Ferreira, del colegio Vasco, fue de los más cómodos que se le pueden presentar en su vida, motivado por la colaboración de los jugadores. Pues ni con esas. No estuvo a la altura del encuentro y cometió muchos errores. Y, lo más grave, no midió a los dos equipos por igual.

Sus errores más significativos, y que influyeron en el resultado final e incluso en la lucha por el pichichi, fueron no señalar un claro penalti de Amaya sobre Marcelo en el minuto 75. Es imposible que no lo vieran. En el minuto 6 hubo otro posible, por manos dentro del área. Özil remata a puerta al recoger un rechace del guardameta y el balón da en el brazo de un defensor, que se tiró a bloquear lo que se antojaba gol.

El otro error grave fue conceder el gol visitante. Rubén, que viene de posición ilegal, pasa por encima del esférico que es rematado a gol por J.Molina. Incluso creo que llega a tocar la pelota. El gol subió al marcador y el Betis acortaba distancias en el marcador.

En lo disciplinario no midió a los dos equipos con el mismo rasero. No dudó en amonestar a Pepe pero si lo hizo con varios visitantes. Una entrada con los tacos por delante, y a ras de suelo, sobre Özil no fue sancionada. Tampoco fue amonestado Beñat por su patada por detrás a Xabi Alonso que, en el minuto 64 fue amonestado, se debió de ir a las duchas antes de tiempo. Tampoco entendió como falta una carga por la espalda, con derribo, sobre Özil cuando iban tres atacantes para dos defensores. Era falta y amonestación.

Comentar: se señalaron varios fueras de juego al equipo local, una acción que se sanciono como posición antirreglamentaria a Higuaín y que es legal. El balón viene de un contrario. Error grave del asistente y del colegiado. Es un error técnico. En el minuto 81 se le señaló otro al Pipita cuando había arrancado en posición legal y la acción acabo cortando el balón con la mano Dorado, dentro del área. Era penalti.

Nilo Campo
Socio nº 89.506 del Real Madrid

Arbitrajes de las jornadas 5ª, 6ª Y 7ª


Después de lo que tuvimos que soportar con el arbitraje de Turienzo en la jornada anterior, y los comentarios de la “prensa”, voy a limitarme a exponer los errores cometidos por Fernández  Borbalán en el Racing – Real Madrid, Paradas Romero en el Real Madrid – Rayo y Teixeira Vitienes en el Español – Real Madrid, y vosotros, suficientemente inteligentes y conocedores de este mundo, podréis juzgar su labor.

Jornada 5ª, Racing – Real Madrid, Fernández. Borbalán, sí, el del partido de vuelta de la supercopa, fue el encargado de dirigir este encuentro. Estos son sus errores más significativos:

-minuto 1, la posición de CR7 era correcta.

-minuto 8, ataque del Real Madrid por la izquierda y desmarque de Benzema por el centro del área. Desmarque que fue parado por Bernardo con un codazo. No señaló nada.

-minuto 13, ahora fue a Benzema a quien se le señaló fuera de juego. Estaba en línea.

-minuto 18, entrada de Carvalho a Stuani merecedora de amonestación. Falta solamente.

-minuto 52, Álvaro empujó con el antebrazo a CR7 dentro del área cuando este se disponía a rematar. No señaló nada.

-minuto 53, Cristian le dio una patada a Di María sin mediar balón por medio. Señaló falta nada más.

-minuto 55, Di María sufre otra patada por detrás. Se señaló falta nada más.

-minuto 68, Marcelo fue ahora la victima de la dura entrada que se saldó con falta solamente.

-minuto 79, la entrada de Cristian sobre Arbeloa es merecedora de roja directa. Vio la amarilla.

-minuto 87, CR7 saca una falta y un defensor, dentro del área, despejó con el brazo. No señalo nada.

Jornada 6ª, Real Madrid – Rayo Vallecano, el director de la contienda fue Paradas Romero.

-minuto 6, Higuaín, en posición correcta, se plantaba solo delante del portero. Señaló fuera de juego.

-minuto 7, Iván Fuego corta la contra de Kaká con una falta intencionada. No fue amonestado.

-minuto 27, Casado comete una falta sobre Di María merecedora de amonestación. Dio la ley de la ventaja y se la perdonó.

-minuto 29, Movilla corta la contra de Özil derribándolo con un agarrón. No lo amonestó.

-minuto 39, otra falta más de Casado sobre Di María zancadilleándolo. Tampoco lo amonestó.

-minuto 56, Di María, en el centro del campo pegado a la línea de banda, intenta cortar el balón con el pecho y lo hace con el brazo. No duda un instante y le muestra la 2ª amarilla.

-minuto 64, Lass zancadillea a Marcelo y en el suelo lo golpea en la cabeza. Tampoco fue amonestado.

-minuto 70, Movilla, igual que la acción que le costó la expulsión a Di María, corta el balón con el brazo. No lo amonesto y era la segunda.

-minuto 86, patada alevosa por detrás de Pacheco a Sergio Ramos. Tampoco fue amonestado.

Jornada 7ª, Español – Real Madrid. Teixeira Vitienes I fue el designado como colegiado.

-minuto 6, Baena dentro del área, corta el balón con la mano. Penalti no señalado

-minuto 27, fuera de juego señalado a Thievy. Estaba en posición correcta.

-minuto 28, le perdono la amonestación a Baena por su entrada sobre Özil.

-minuto 31, Albiol, dentro del área, agarra de la camiseta a Romaric. Señaló falta sobre CR7.

-minuto 41, tiro cruzado de Sergio García que desvía Casillas. Señaló saque de portería.

-minuto 45, CR7 centra desde dentro del área y Baena desvía el esférico con el brazo. Teixeira, encima de la jugada, deja seguir.

-minuto 49, le enseña la cartulina amarilla a Lass por menos de lo que se la perdono a Baena, J. Márquez y Romaric.

-minuto 64, fuera de juego mal señalado a Özil.

Nilo Campo Santos
Socio 89506 del Real Madrid

domingo, 16 de octubre de 2011

Real Madrid 4 - Betis 1




Para leer la crónica del partido, pincha aquí

La victoria de ayer del Real Madrid deja muy buen sabor de boca. El Betis no fue, ni mucho menos, un convidado de piedra. Pero el Real Madrid demostró empaque, categoría de equipo grande y tras mucho esfuerzo, supo resolver el partido a su favor, con calidad y eficiencia.

Hay una serie de asuntos que os invito a debatir. ¿Es bueno que la rehabilitación de Kaká influencie negativamente el juego de Özil? ¿Por qué no desplazar a Kaká a la banda y dejar a Özil entre líneas, con libertad, que es donde más daño hace?

Cuando mejor juega el Real Madrid es en los momentos en los que Xabi Alonso y Özil son protagonistas. ¿Por qué no enarbolar un equipo en torno a ellos dos, en lugar de dar tantas facilidades a Kaká? Nunca entenderé este tipo de cosas.

Otra cuestión importante: Sergio Ramos volvió a jugar como central. ¿Os habéis dado cuenta de la diferencia que existe cuando Ramos es central y cuando es lateral? Como central es un fuera de serie, como lateral pierde la posición, la concentración y comete muchísimos errores. Arbeloa no tiene el ataque poderoso de Ramos en la banda, pero es mucho más fiable defensivamente que el sevillano (en la posición de lateral, claro está).

Si a Mourinho le gusta jugar con la defensa adelantada (algo que ya no tengo tan claro después de las variaciones de juego que ha sufrido el equipo con respecto al inicio del campeonato) Sergio Ramos es el central más rápido de que dispone. Cuenta también con Pepe y Varane (Albiol y Carvalho no tienen suficiente velocidad para jugar de esa manera). ¿Por qué no situarlo allí? Ahora que el Real Madrid cuenta con Coentrao, que puede ocupar cualquiera de los dos laterales en momentos de lesión o sanción de Arbeloa y Marcelo, la línea defensiva titular debería ser:

Marcelo - Ramos - Pepe - Arbeloa

Otra consideración es el centro del campo. Ayer Lass estuvo bien a medias. El joven Vadillo tuvo la mala suerte de lesionarse, pero hasta ese momento, el Betis había hecho mucho daño por la banda de Marcelo. Lass no termina de cubrir las subidas del lateral brasileño (cuánto hecho de menos a Fernando Redondo y sus ayudas a Roberto Carlos). A ratos fue un buen escudero de Xabi Alonso, pero otras veces fue por libre, algo que no puede permitirse, pues su trabajo no es crear, sino cubrir a los creadores. Pero me temo que no termina de entender este concepto. Cada día está más subidito y, por desgracia, recuerda demasiado las cosas malas de Makelelé.

El ataque es lo que funciona de lujo, tanto en estático (toda la primera parte el Real Madrid jugó sin espacios arriba) como al contragolpe. Obviamente el héroe de la noche fue Higuaín, marcando su cuarto hat-trick como futbolista del Real Madrid. Sin embargo Cristiano Ronaldo cuajó un partido fantástico, de principio a fin. En su banda fue demoledor, bien trazando diagonales hacia dentro, bien alcanzando la línea de fondo. Creó muchas ocasiones de gol y, además, participó en los dos primeros goles, los más difíciles por aquello de que había que abrir la lata, con sendas asistencias.

No sé qué pensaréis vosotros. El equipo funciona, es temible, pero existen esos pequeños desajustes que habría que arreglar.

sábado, 15 de octubre de 2011

Otro atraco más de Turienzo


En primer lugar pediros disculpas por tener abandonada la sección de los arbitrajes al Real Madrid. Problemas laborales me lo impidieron. Prometo ponerme al día y no sufrir más retrasos. Y nos ponemos manos a la obra, comenzando por el primeros de los “ausentes”, y el más polémico: el Levante – Real Madrid, dirigido (es un decir) por el culé, perdón vasco-leones, Turienzo Álvarez.

Una vez más se cruza en el camino del Real Madrid este mal colegiado y peor deportista. Luego, si se le meten con la niña (Dios no lo quiera) en el colegio, vendrá de plañidera en los medios de comunicación. Él es el culpable y responsable, con sus actos, de todo lo que acontezca luego. A lo malo que es, como colegiado, añade su amor por el Barcelona.

De lo único que no es culpable es que Benzema, sin portero, enviara dos remates fuera y de que Kaká le pasara al guardameta rival en vez de disparar. De lo demás, su comportamiento fue el de un autentico terrorista deportivo. Con su actitud, y ya llueve sobre mojado, buscó por todos los medios desquiciar al equipo blanco y lograr su derrota. Al final se salió con la suya.

Comenzaba su recital anti- blanco en el minuto 14. Juanlu entra muy fuerte a Sergio Ramos y este se protege para evitar salir dañado. Señaló falta del jugador del Real Madrid y Juanlu que comenzaba su recital de indultos por parte de Turienzo;  que terminara el encuentro sin ser expulsado es inconcebible.

En el minuto 34 Coentrao, al borde del área pequeña, se dispone a fusilar la portería rival. Valdo lo evitó entrando por detrás con los tacos en alto. Como muy poco era juego peligroso y libre indirecto dentro del área. Pues ni penalti, lo que más se le aproximaba a su acción, ni libre indirecto, saque de portería.



Cuando transcurría el minuto 38 ocurrió la jugada clave del encuentro. Juanlu, otra más, entra muy duro por detrás a Di María y el asistente, a escasos 2 m., deja seguir. Era falta y amonestación muy clara para el local. Di María se levanta y se toma la justicia por su mano. Ahora si el asistente señala la infracción y Juanfran, otro que se fue de rositas cuando hizo meritos de sobra para ser expulsado, forma la tangana en la que Iborra empuja con la mano, en la cara, a Di María. El argentino se va al suelo como si lo matara.

Con el argentino en el suelo, y Turienzo amonestando al jugador local, el asistente está observando cómo Ballesteros, éste está calificado como fuera de categoría –en lo malo- y se fue de rositas, le da una patadita y trata de levantar a Di María de malas maneras del suelo. Khedira, que se percató de lo que ocurría, separa a Ballesteros. El ogro local se deja caer como si lo hubiese fulminado un rayo. Khedira ve la cartulina amarilla y se va a los vestuarios. Había sido amonestado anteriormente injustamente.

El Real Madrid se quedó en inferioridad numérica sobre el campo y, si anteriormente era el dueño del control del encuentro y creado 4 claras ocasiones de gol, a raíz de la expulsión las fuerzas se equilibraron. Eran 14 contra 10.
Minuto 49, Iborra comete una falta sobre Di María por detrás sin posibilidad de jugar el balón. Siendo muy generoso era amonestación. Pues la acción se quedo en falta nada más.

Otra de las claves del encuentro fue un penalti, muy claro, no señalado a favor del Real Madrid con empate en el marcador. Era el minuto 62 cuando el equipo merengue sacó un córner por la parte derecha. Iborra, con el brazo por encima de la cabeza, despeja el balón. Dio saque de puerta.

Para redondear su expolio al Real Madrid, en el minuto 80, una entrada, salvaje, de Rubén a CR7 la solventó mostrándole la cartulina amarilla al local. Afortunadamente el jugador merengue salió ileso de la canallada-salvajada-atentado, y los adjetivos que se le quieran añadir, porque bien lo pudo dejar lesionado de gravedad.

Solo me queda decir que por el bien de esos niños, sí Javier, niños como tu hija, que se sienten vejados viendo actuaciones como la que cometiste en contra del Real Madrid en Valencia o en Santander, hace pocas temporadas, dejes el arbitraje y te dediques a tu profesión si es que en ella eres capaz de ser objetivo.

Nilo Campo Santos

domingo, 25 de septiembre de 2011

Real Madrid 6 - Rayo Vallecano 2 - Jornada 6 liga BBVA


Para leer la crónica del partido, pinchad aquí

Antes de nada, vamos a mencionar un par de verdades, porque uno ya se cansa de la poca objetividad de la prensa y de ciertos personajillos que pululan por ahí (ex-árbitros que no merecen ser mencionados en este blog), quienes todavía son más penosos incluso que los responsables del Villarato.

En este blog somos como Mourinho: siempre decimos la verdad. Y en esa línea, vamos a ver, ¿todavía hay gente que no sabe diferenciar físicamente a Higuaín de Sergio Ramos? En el segundo gol que anoche marcó el Real Madrid, cuando Xabi Alonso centra, quien se encuentra más adelantado es el delantero argentino y no Ramos. El defensa se halla en posición correcta, habilitada por un defensa del Rayo Vallecano que se queda sin salir al fuera de juego. Por lo tanto el gol es legal.

Otra cosa fue el gol en fuera de juego del Barcelona contra el Atlético. Pero claro, si a Messi se le ha permitido agredir a un señor mayor en el Santiago Bernabéu y encima se le ha tratado como a un héroe, ¿qué vamos a esperar en un fuera de juego? Así está el mundo señores: a un tipo que tuvo que hormonarse (doparse) para poder dedicarse a esto, se le permiten incluso actos violentos. Juega constantemente en la ilegalidad, pero todo está bien. Así, señores, hasta yo con el equipo de mi barrio gano la Copa de Europa. Seamos serios y veraces, por favor.

Luego se atreven a hablar de los dos penaltis, cuando ambos fueron no clarísimos, sino cristalinos, como diría el gran Jack Nicholson en "Algunos hombres buenos". El Real Madrid golea y rápidamente hay que taparlo como sea. El Barcelona se pone en franca ventaja con un gol en fuera de juego pero todo está bien. Así está la prensa.

El caso es que Paradas Romero no fue ningún amigo del Real Madrid anoche. Prueba de ello fue la bronca que se ganó cuando no quiso expulsar a Movilla. Y sí, he dicho bien: NO QUISO.

Minutos antes Di María se había ido a la calle por una acción idéntica: cortar un balón con el brazo. También era la segunda amarilla de Movilla, pero no se señaló. El público indignadísimo con el colegiado y Mourinho dando saltos. Y es que dentro del Santiago Bernabéu se viven realidades, fuera todo son mentiras.

Sí, hoy deberíamos estar dando brincos por la goleada, ya que aunque hay cosas que analizar (no todo fue de color de rosas) nos hacía falta una gran victoria. Y a fe que así fue, ya que con 3-2 a falta de 35 minutos y uno menos, la cosa no pintaba muy bien. Pero metimos otros tres y a correr, que para eso somos el Real Madrid.

En lugar de ello, hemos de aguantar cómo la caverna mediática culé (flipo cuando el falso de Guardiola habla de cavernas mediáticas, ya que todos son unos vendidos al Barcelona en este país de mentiras y fraudes) pone en duda la victoria del Real Madrid. Peor para ellos. Al menos a nosotros nunca nos engañarán.

Brevemente (porque para eso os he dejado el enlace con la crónica) destacar a Rafael Varane, un chico de quien un servidor dijo, al principio de temporada, que era el gran fichaje del Real Madrid, el nuevo Fernando Hierro. Y por lo que llevo visto, lleva muy buen camino. No es por el gol, que fue espectacular, a la altura de un gran delantero, sino por su rapidez, su gran capacidad táctica para estar siempre bien situado y su calidad para sacar el balón jugado (eso que ni Makelele ni Lass saben hacer).

También me quedo con la franca mejoría de Kaká. Lo que catapultó al estrellato a este futbolista fue su potencia en carrera y ayer vimos varias acciones de este tipo.

Lo realmente preocupante de anoche fue la primera media hora de partido. Un Real Madrid partido en dos, Xabi Alonso abandonado en el medio, fútbol espeso y sin ideas... Y francamente, no lo entiendo, porque hace muy poquito le pegamos un baño de fútbol al Barcelona en la Supercopa, frenado por el MVP culé de las últimas temporadas (el árbitro ladrón de turno) de padre y muy señor mío, con un equipo compacto, cuya defensa llegaba hasta el centro del campo, presión solidaria, fútbol asociativo, ocasiones de gol por doquier... Seguimos viendo a ese equipo frente al Zaragoza y luego, de golpe y porrazo, todo cambió.

Esperemos que Mourinho dé con la tecla y pronto volvamos a ver al mismo Real Madrid de principio de temporada.

lunes, 19 de septiembre de 2011

Atraco escandaloso en Levante


La crónica del partido aquí

Poco más hay que decir. La liga lleva adulterada tantos años que no sé cómo todavía nos sorprendemos. Asi que dejo un vídeo ilustrativo de cómo están las cosas y hasta el miércoles, donde presumiblemente nos volverán a atracar, en esta ocasión en Santander.

¿A qué espera Florentino Pérez para tomar cartas en el asunto?

jueves, 15 de septiembre de 2011

Dinamo de Zagreb 0 - Real Madrid 1


Para leer la crónica del partido, entrad aquí


Hoy hemos jugado un mal partido. Lo importante es que se ha ganado. Y lo más importante aún: pocos partidos veremos esta temporada en los que el Real Madrid haga tan pocas ocasiones de gol como hoy.

¿Qué ha sucedido? Varias cosas. Por un lado jugar en Zagreb no era nada fácil. No es que esté poniendo excusas (no hay que ponerlas, entre otras cosas porque hemos ganado) simplemente es la realidad: público hostil, terreno de juego en mal estado, arbitraje lamentable...

Sí, arbitraje lamentable. Ha habido dos rojas de libro, una sobre Cristiano Ronaldo y otra sobre Fabio Coentrao. La de Cristiano, durísima, ha podido causarle una lesión terrible. Pero Cristiano, a diferencia de la cuadrilla de teatreros que habita en la región nordeste de España (para los que no sepan de geografía, se trata de una comunidad autónoma española y no de otro país) se ha rehecho, se ha recuperado y, aunque dolorido, ha seguido jugando. Los españoles del nordeste, sufriendo una entrada igual, todavía estarían revolcándose por el suelo.

La de Coentrao ha sido por detrás, sin posibilidad de llegar al balón y directamente a por el jugador, vamos, como ya he dicho, de libro. Pero entre Villarato y Platinato, vamos a padecer otra temporada de escándalo, porque ¿cómo se explica que Marcelo reciba dos amarillas en un intervalo inferior a cuatro minutos cuando el criterio del árbitro estaba siendo permitirlo todo?

Marcelo es expulsado, Pepe recibe amonestación por una auténtica "chorrada" y mientras tanto, los locales repartiendo a diestro y siniestro sin recibir el castigo oportuno.

Jugar así es muy difícil. Y además el equipo ha estado mal. Con todo en contra, incluida la camiseta roja, hemos ganado. Y resulta que somos el único equipo español que ha comenzado con victoria, por lo que se adivina que esto de la Champions no es tan fácil como nos lo han vendido por ahí, ¿verdad?

En fin. Mal Özil, pero tiene cierta disculpa porque es un media punta casi puro y si no llegan balones arriba, es complicado que entre en juego. Muy mal Ramos, que de un tiempo a esta parte, cada vez que juega en el lateral derecho desaparece del partido y eso sí que es un problema. Coentrao ha corrido mucho, pero ha dejado a Alonso muy solo y eso es un error muy grave. El Real Madrid necesita a Alonso generando juego. Así funcionarán los demás. Y eso sucede cuando Coentrao hace lo que tiene que hacer.

El mejor del partido posiblemente ha sido Pepe, perfecto en defensa. Benzema también ha trabajado mucho y Di María ha marcado el gol. Un partido muy malo, pero tres puntos al saco. Ojalá sea, con diferencia, nuestro peor partido en esta temporada.

domingo, 11 de septiembre de 2011

Hoy nos regalaron un penalti


Voy a tomarme la licencia de comenzar comentando una jugada de otro partido, el Real Sociedad – Barcelona. Concretamente la mano de Busquets dentro del área para evitar un gol. La decisión de Mateo Lahoz fue correcta. Si el jugador culé despejara a córner, o no hubiera terminado en gol la acción, debería de ser señalado penalti y expulsión. La acción termino con el gol en el rechace del larguero y por consiguiente Busquets vio la cartulina amarilla y no la roja. ¿Debió de anular el gol y señalar penalti expulsando a Busquets? No, la mayor ley de la ventaja es conceder el gol. Para mí el colegiado tomo la decisión correcta lo mismo que en la caída de Messi, el jefe de los teatreros.

Centrándonos en lo que se refiere al arbitraje de Clos Gómez, decir que lo podemos calificar de desastroso, y eso que ayer nos benefició en la jugada clave del encuentro: la falta del Cata a CR7 era fuera del área y por consiguiente NO ERA pena máxima. Error gravísimo del aragonés, que nos permitió adelantarnos por segunda vez en el marcador, facilitando la labor local.

Tampoco debió de subir al marcador el 2º gol visitante. Era fuera de juego de dos delanteros visitantes. No lo entendió así el colegiado y el Getafe, nuevamente, lleva la zozobra al Bernabéu motivado por el mal partido de los locales.

Por orden cronológico, sus errores más significativos fueron:

- minuto 5, Lacen evita una contra agarrando a CR7 y derribándolo. Debió de ser amonestado como si lo fue Xabi Alonso en la 2ª parte.

-minuto 20, pared entre CR7 y Özil. Varela la evita dándole una patada y un codazo al portugués cuando éste trataba de rebasarlo sin balón. La acción se saldo con la amonestación a los dos. Totalmente injusto. Si entiende que, como anotó en el acta, se encaran los dos jugadores el visitante debió ser expulsado por doble amarilla. Su acción fue merecedora de amonestación al derribar a un contrario sin balón.

-minuto 40, entrada dura por detrás de un visitante (creo que Casquero) sobre Özil. Concedió la ley de la ventaja pero luego no lo amonestó.

-minuto 43, señaló fuera de juego de Benzema y la posición del francés era correcta.

-minuto 58, el comentado penalti que señaló.

-minuto 66, la entrada de Masilela sobre Di María era de amonestación pero se la perdonó.

-minuto 72, el comentado fuera de juego de dos visitantes que precedió al 2º gol de Miku.

-minuto 78, no era fuera de juego de Özil y CR7 encaraba, con ventaja, al guardameta.

-minuto 83, Miguel Torres paró la contra de Kaká con una falta. Clos Gómez la señaló y amonestó al getafense. Era el último defensor y CR7 acompañaba al brasileño por lo que debió de ser expulsado.

-minuto 85, se señaló un fuera de juego de Colunga que no era.

Muchos errores trascendentales, para un colegiado de 1ª división, en un partido tranquilo. Seguro que los panfletos catalanes harán correr ríos de tinta con el penalti señalado a favor del Real Madrid y de las ayudas arbitrales al conjunto de Concha Espina. Resucitarán a Franco y demás demagogias, para basar su campaña y, más si tenemos en cuenta que van dos puntos por detrás en la clasificación.

Nilo Campo Santos
Socio nº 89506, del Real Madrid

sábado, 10 de septiembre de 2011

Real Madrid 4 - Getafe 2


Para leer la crónica del partido, pinchad aquí

Y la del primer partido, frente al Zaragoza, la podéis leer aquí

No ha sido, precisamente el partido del siglo, pero hay que quedarse con lo bueno: los encuentros disputados después de los compromisos con los combinados nacionales, suelen ser complicados. Y si no que se lo digan al Barcelona, que se ha dejado escapar dos puntos tras ir ganando 0-2.

Lo bueno es que hemos ganado y ya contamos con una ventaja de dos puntos, que nunca viene mal. Lo malo es, como siempre, algunas actitudes. Por ejemplo, creo que Sergio Ramos ha jugado quince minutos, si llega.

La primera media hora el Real Madrid ha jugado bien. Luego se nos ha ido acabando la gasolina y hemos terminado ganando por la clase que tienen nuestros futbolistas de delante.

Cada vez es más obvio que Xabi Alonso necesita un escudero. Cuando lo tiene, perfecto, el Real Madrid juega de lujo. Pero claro, si Coentrao se pasa el partido en plan "box to box", llega un momento en que físicamente no da más de sí. Hoy ha sucedido en la segunda parte y Alonso ya no ha podido desplegar su fútbol.

Otro que se resiente de la desaparición del centro del campo es Özil. El alemán necesita que haya fútbol atrás para colarse entre líneas y ser el cerebro ofensivo del equipo. Sin centro del campo nos quedamos sin Özil y este Real Madrid necesita ambas cosas para hacer algo grande.

Menos mal que Pepe ha estado perfecto. Carvalho también ha tenido que multiplicarse, porque Ramos y Marcelo hoy no han defendido mucho, el primero por dejadez y el segundo por irse demasiado al ataque. Y Casillas muy bien, porque en los dos goles no podía hacer nada.

Benzema se lleva la gloria por sus dos goles, pero para mí quien ha estado magistral ha sido Cristiano Ronaldo. Ha generado mucho peligro, ha provocado el penalti, ha marcado su golito y ha dado una asistencia descomunal a Benzema en el 3-1, hasta el punto de que Mourinho se ha ido a abrazarlo.

Higuaín ha puesto la guinda final. Tengo cierta inquietud por el estado físico de los futbolistas. También sobre la actitud de algunos, ya que este partido debería haber quedado sentenciado en la primera mitad. Pero bueno, poco a poco. De momento seguimos sin perder puntos, lo que nos sitúa al frente de la clasificación.


lunes, 29 de agosto de 2011

Nueva temporada...¿Viejos vicios?


Primer partido de liga y, a pesar del resultado contundente y de que pudieron ser muchos más, tengo que quejarme del arbitraje de Muñiz Fernández. Corría el minuto 25, el marcador reflejaba 0-1, cuando CR7 lanzó una falta directa que fue despejada de zamorana por Ponzio. El penalti fue claro, clarísimo pero el “amigo” Muñiz no quiso ver. Es imposible que no la vieran.

El otro gran error del colegiado, éste a favor del equipo local, fue señalar como falta de Uche un forcejeo con Carvalho. No era nada. El balón llego a Lafita franco con la colaboración de la defensa visitante al oír el silbato.

Donde más flojeó fue en lo disciplinario, defecto que va con su forma de arbitrar. Es muy permisivo con el juego duro, que no sabe cortar excepto si se trata del Barcelona. Con estos sí aplica el reglamento en aras de la protección de los Messi, Iniesta, and company.

En los primeros 15 minutos los jugadores locales trataron de intimidar por las bravas, a los jugadores visitantes, sin que el colegiado asturiano amonestara a los infractores. En el primer minuto, Juárez, entra por detrás a CR7. Muñiz aplicó la ley de la ventaja pero luego ni verbalmente amonestó al defensor local.

Tampoco amonestó a Barrera, minuto 2, cuando agarró a Marcelo que lo había rebasado y montaba la contra. Señaló la falta pero le perdonó la cartulina amarilla. Amarilla que no mostró a Paredes en dos ocasiones, minutos 6 y 14, cuando cometió sendas entradas merecedoras de amonestación sobre Di María. Fueron dos entradas duras a los tobillos y por detrás.

Resumiendo, arbitraje típico de Muñiz Fernández y, que debido a la diferencia de juego entre ambos equipos no influyó en el resultado final y a que los locales desistieron de su aptitud al ver la gran avalancha de juego madridista.

No quiero dejar de reseñar la manita arbitral a los innombrables en la Supercopa de Europa. Ganaban 1-0 sobre el Oporto cuando Abidal, ¿y van…? cometió un claro penalti sobre Guerín. Indudablemente no fue señalado y el tiempo rebasaba el minuto 80. Luego Cesc hizo el 2-0 en una acción que bien pudieron señalar fuera de juego. Su compañero, creo que era Villa, en clara posición antirreglamentaria, fue hacia el balón.

También quiero reseñar que, en el partido de vuelta de la Supercopa de España, Cesc debutó sin la pertinente licencia federativa. Otro favor más de la Real corrupta Federación Española de Fútbol.

Nilo Campo Santos
Socio nº 89.506 del Real Madrid

jueves, 25 de agosto de 2011

¿Fábula o realidad?


En mis 58 años, siempre recuerdo mi admiración por el Real Madrid. Ese sentimiento, como el que tenéis los madridistas de verdad, me lleva a defenderlo por encima de todas las cosas, y mucho más, cuando es atacado de forma injusta. Venga de donde vengan los ataques. Huelga decir que estoy a muerte con Mourinho.

En estos 58 años recuerdo siempre a una figura que destacó por encima de todo y de todos, D. Santiago Bernabéu. También recuerdo las distintas épocas y logros de nuestro amado club. Se puede enumerar el Madrid de Di Stefano, el Madrid de los Ye-Yes, el Madrid de los Juanito, Camacho, Gallego, Stielike, la Quinta del Buitre, y, más recientemente, el de los Galácticos. Siempre era el vestuario el que marcaba época.

Los tiempos parecen que cambian en nuestro club y, ahora, pienso que la nueva época será la de Mourinho. El entrenador aglutina los valores de nuestro Madrid: lucha, entrega, generosidad, deportividad (aunque sus detractores no quieran verla) y enfrentamiento ante las injusticias y maldades, de los viles y cobardes, enemigos que tratan de vejar y ningunear al Real Madrid.

Vicente Del Bosque, actual seleccionador español, y último campeón Mundial, se crió en el seno blanco de la época de D. Santiago Bernabéu. Se puede decir que mamó los valores que forjó el Madrid y que posibilitaron que fuera el mejor del Siglo XX.

Como entrenador, no nos extrañe que continúe con esa filosofía. Si en el Madrid fue Hierro el “dueño” del vestuario, en la selección lo es Xavi Hernández (conocido por mí, coloquialmente, como “el terrorista deportivo de las Ramblas”).

Os preguntareis ¿en qué te basas? Tratare de defender mi tesis con argumentaciones claras y demostrables. Comenzare por decir, y no creo que nadie tenga dudas, que él es el jefe del vestuario culé y el encargado de formar las tanganas sobre el terreno de juego (baste fijarse en el partido de ida de la reciente Supercopa. Salir al terreno de juego y comenzar los fingimientos y protestas colectivas al colegiado fue inmediata. Hasta ese momento transcurría el encuentro dentro de los límites deportivos).

Paulatinamente se va haciendo con las riendas del vestuario de la selección. Para ello va eliminando enemigos (Raúl, Albelda, Marchena) y colocando a los suyos (Pedro, Valdés, Tiago, Montoya). Va tejiendo una fina telaraña sin dejar nada al azar. Y para ello cuenta con la inestimable colaboración del seleccionador.

Digo bien, la colaboración del seleccionador. Comenzó por apartar a Albelda y Senna para colocar a Busquets (con lo que yo estoy de acuerdo, la verdad). El siguiente, y con eso si que difiero, fue Pedro en detrimento de Reyes. Reciente está, y continúa, Tiago. Su puesto, bien cubierto, no era necesario cubrirlo y sí reforzar la defensa. La disculpa es evitar que se vaya con la selección brasileña.

En la lista de hoy se da otro pasito más para colocar el 11 azulgrana, íntegro, como desea el “terrorista” de las ramblas. Montoya, lateral derecho del 2º equipo culé, fue convocado. Ramos y Arbeloa, los dos dueños de ese puesto, también están en la lista por lo que un 3º no viene al caso y más si vemos que en el lateral izquierdo no va nadie. Los José Ángel, Iraola, y los titulares en ese puesto de la sele sub 21, Carvajal y Didac, no son del Barça. Segurísimo que si el asturiano José Ángel firmara con los tramposos sería el que iría.

Dejo para lo último a Valdés. Y lo dejo porque este es un caso más complejo y retorcido, creado y urdido por la mente, ya de por si retorcida, de Xavi. Para alcanzar el poder absoluto le sobra: Iker Casillas. Si, Casillas. De ahí la complejidad.

Primero logró llevar a su compañero como tercer guardameta al Mundial, en detrimento de Diego López. La injusticia fue mayúscula y sin ningún argumento deportivo. El guardameta gallego es de los mejores y era de los fijos, desde su llegada al Villarreal, en las fases finales de la selección. Fue uno de los componentes de los ganadores de la última Eurocopa.

El siguiente paso, o fase, fue saltarse al 2º guardameta, Reina. Para ello no dudó en lograr que fuera convocado Valdés para los partidos amistosos. Tres porteros para un partido. Algo que yo no recuerdo que se hiciera anteriormente por ninguna selección. Excepto que el titular estuviera entre algodones. En el encuentro contra Italia, Iker y Valdés se repartieron los 90 minutos. Reina, ni uno.

Ahora comienza la 3ª fase, y la más peliaguda: desbancar a Casillas. Para ello noto una campaña de los medios adictos a la causa culé en contra del de Móstoles. Tienen la disculpa perfecta con el último clásico. A Casillas le cayeron de todas partes por defender los intereses de su equipo ante las injusticias que sufren sobre el terreno de juego.

¿En dónde está el mal que el capitán de un equipo le diga al rival que ya está bien de fingimientos y de reclamaciones masivas sabedores de que tienen de su parte al colegiado? Eso fue lo que hizo Iker, reclamar justicia. La borregada, pro-culé, puso el grito en el cielo contra Casillas y lo menos que le dijeron fue que deshacía la harmonía de la selección, inducido por Mourinho. La campaña de desprestigio, contra Casillas, está en marcha visto que el mostoleño no cae lesionado de gravedad (Dios no lo quiera). Otro frente abierto en esta campaña es enfrentarlo con su entrenador. Primero fue el tema de la capitanía y ahora el castigo por llamar a Xavi y a Puyol para disculparse, cosa que no es del todo cierta.

¿Fábula o realidad? El tiempo dará la respuesta. Mi mente, y experiencia en la vida, me dice que es una realidad.
Nilo Campo Santos
Socio nº 89.506, del Real Madrid

jueves, 18 de agosto de 2011

Fernández Borbalán, sin estar mal, pero... no hay que disgustar al Jefe


Grandioso partido de fútbol el que se pudo presenciar ayer sobre el “Estercolero Nuevo”, perdón, sobre el Campo Nuevo pero que, y van, se vio empañado por un colegiado que, aunque trato de hacerlo bien, procuró no perjudicar a los “jefes” del circo (los Villar, Gaspart, y cía.), la anti deportividad de los locales y el exceso de ímpetu de Marcelo, impotente ante los gritos racistas dedicados hacia su persona.

Resumiendo la labor de Fernández Borbalán, David, decir que cometió un error gravísimo al no “ver” la mano de Messi dentro del área visitante y que dio origen al pase hacia Pique y el taconazo de éste para que Messi hiciera el 2º gol local. Gol que nunca debió subir al marcador.

Disciplinariamente tampoco estuvo equitativo y siempre inclinó la balanza hacia el equipo “amigo”, hacia el de casa, el Barça. Permitió la pérdida de tiempo descarada local, el desplazamiento del balón, con el juego detenido, en dos ocasiones de Messi. Una agresión de Iniesta a Pepe, al que golpeo con los dos puños en la espalda y la respuesta del madridista dándole un bofetón al de Fuentealvilla.

Iniesta, ese que la prensa española tiene como modelo, también fue indultado de la cartulina amarilla por una entrada sobre Coentrâo. El Messi también dejó su sello y salió indemne, lo mismo que Villa. Pero claro, los malos son Mourinho, Pepe, Marcelo y Cía.

Centrándonos en los errores de Fernández Borbalán, minuto a minuto, nos da para que Uds. Juzguen su cometido.

Min. 1.- El asistente de turno levanta el banderín y señala posición antirreglamentaria de Benzema, cuando el francés encaraba solo a Valdés. Su posición era correcta como se vio en la repetición.

Min. 2.- Villa comete falta, por detrás, sobre Pepe. Con el madridista en el suelo trató de pisarlo por dos veces en busca de su provocación. La acción se saldó sin amonestación ni advertencia.

Min. 11.- Messi controla el balón con la mano intencionadamente. Borbalán señaló la falta sin más. Debió de ser amonestado.

Min. 12.- Centro desde la derecha de Pedro, al que Messi, en posición de fuera de juego, no llegó. No se señaló la infracción.

Min. 18.- Se señaló el fuera de juego de Villa. El asturiano desplazo el balón para evitar que se sacara rápido. No fue amonestado.

Min. 19.- En el gol del empate a 1-1, Abidal habilita a CR7, por lo tanto el gol es legal pero, antes, el balón fue desviado por el brazo de Busquets dentro del área, ¿hubiera señalado penalti si no hubiese marcado CR7? Tengo mis dudas.

Min. 27.- Khedira se tira a despejar un balón, al que no llega, y Busquets busca el contacto. Aunque este fue ligero, el catalán una vez más, se revuelca en el suelo como si lo mataran buscando la amonestación del jugador madridista, cosa que logro.

Min. 31.- Iniesta cazó por detrás a Di María. Fue señalada la falta sin más. La acción del niño bonito era merecedora de la amonestación y muchísimo más dura que la de Khedira, y peligrosa. Fue al tobillo del pie de apoyo.


Min. 33.- Alves y Xavi emparedan a CR7 en la frontal del área. No señaló la falta y era en una posición clara para un buen lanzador.

Min. 38.- Pepe, dentro del área pequeña se tira al suelo y rebaña limpiamente la pelota a Iniesta cuando éste encaraba a Casillas. Pepe despeja el balón e Iniesta agrede, con los dos puños, golpeando la espalda del madridista. Pepe deja la mano hacia tras golpeando la cara de Iniesta. La acción quedo impune. Como poco debieron ver la cartulina amarilla. Para Iniesta debía ser la 2ª.

Min. 48.- La zaga local comete una falta clara sobre Özil en la frontal del área. Tampoco fue señalada y se permitió la contra local cuando era una buena posición para CR7.

Min. 53.- Messi y Marcelo saltan a por el balón. El brasileño deja el pie y roza en el costado al argentino. Este se revuelta en el suelo como si hubiese sido golpeado en su bajo vientre. Como Fernández Borbalán no señala nada, se levanta y se va a por Marcelo, formándose una pequeña tangana que se saldó con la amonestación Mascherano y CR7. Marcelo y Messi, que si la merecían, se fueron de rositas.

Min. 59.- Messi comete falta y, con el juego detenido, desplaza el balón. No fue amonestado.

Min. 65.- Dani Alves agarra del pantalón a Benzema. La falta le fue señalada al madridista.

Min. 71. Messi nuevamente desplaza el balón con el juego detenido, tampoco en esta ocasión fue amonestado.

Min. 88.- Empujón claro de un defensor local sobre Kaká en la misma frontal que, el colegiado no señalo. Otra buena posición para el libre directo.



Min. 93.- Falta innecesaria de Marcelo sobre Cesc y justa expulsión del madridista. Guardiola salta hacia Marcelo y cuando está cerca de la jugada, se detiene y sujeta a su 2º entrnador que se dirigía hacia Marcelo de mala manera e insultándole. También invadió el campo todo el banquillo loca, formándose una montonera con todos los integrantes de la contienda.

En la misma se ve como Pepe trata de apaciguar los ánimos pero la prensa “canallesca” carga hoy las tintas sobre Pepe. Del cobarde de Villa (le dio un puñetazo a Özil), de Iniesta, de Xavi, de Pinto, etc. no se comenta nada. Para la prensa, la noticia es Mourinho metiéndole el dedo en el ojo a Tito Vilanova,cuando la realidad es que el entrenador madridista, mal por su parte, recrimina el comportamiento macarra del 2º local, cogiéndole por la oreja. Al revolverse Vilanova es cuando, parece, que le roza el ojo.

Fernández Borbalán, una vez apaciguados los ánimos, apenas dejó continuar unos segundos el partido cuando se habían perdido unos minutos. Lo cierto es que el espectáculo final fue lamentable pero, que nadie trate de tergiversar la realidad, iniciado por el bando local como siempre hacen.

No hay que remontarse mucho en el tiempo para recordarles a los culés que en una final de Copa del Rey, delante de la máxima autoridad española, mal que les pese a los seguidores azulgranas, el espectáculo bochornoso que dieron al no saber digerir el repaso que les había dado el Bilbao. Persecuciones por todo el campo. Golpes de Kun Fu, puñetazos, patadas cobardes, etc. que dieron la vuelta al mundo. En ellos es normal y eses son los valores que enseñan en la Masía desde pequeñitos. Que no traten de involucrarnos a nosotros cuando fueron ellos desde el banquillo, Pep el primero aunque luego se arrepintió, los que hicieron posible el bochornoso final.

Espero que Marcelo sea sancionado como se merece, incluso por parte del club.



Aunque, bien es cierto, el comportamiento del público, ese que dicen que es señorial, insultando gravemente a los jugadores rivales, técnicos y lanzando todo tipo de objetos al terreno de juego, deja muchísimo que desear: tirando incluso sus cabezas al césped.

Nilo Campo Santos
Socio nº 89.506, del Real Madrid

lunes, 15 de agosto de 2011

Primer atraco de la temporada 2011-2012



Se alza el telón de una nueva temporada y todo continúa igual: o te quedas en inferioridad o tienes que jugar contra 14. Ayer se vio claramente esto último.

Desmenuzando el arbitraje de Teixeira Vitienes, minuto a minuto, nos da la prueba concluyente a lo que digo.

Minuto 11. Alexis llega tarde a disputar el balón e, intencionadamente, le deja los tacos en el tobillo. Era amonestación clara que, a tenor de lo que ocurrió en el minuto 55, debió de irse a los vestuarios recién iniciada la 2ª parte.

Minuto 16. Gran pase para Marcelo que se quedaba solo delante de Valdés y con dos compañeros acompañando la contra libre de marca. El asistente del ataque blanco corta la acción señalando posición antirreglamentaria. Adriano, pegadito al asistente deshacía la posición ilegal. Pudo ser la sentencia del encuentro.

Minuto 31. Abidal, dentro del área, falla en el despeje y el balón le va al brazo derecho que impide que vaya a su destinatario. Acción involuntaria pero, teniendo en cuenta la circular de la International Board, la cual dice que todas las manos que desvíen el balón dentro del área se debe señalar la infracción, penalti que se queda en el debe del cántabro.

Minuto 37. Falta muy clara de Mascherano sobre Benzema que no señaló. La posición era ideal para el libre directo, estaba pegadita en la frontal del área.

Minuto 44. Messi se aprovecha de un mal despeje de Khedira y agarrando del hombro a Pepe, era falta, lo derriba y se queda solo delante de Casillas marcando el 2º gol del Barça. Solamente comparar está acción con la que sí señaló a favor de los culés en el minuto 73. Mismo colegiado pero las dos varas de medir, según sea a favor o en contra del Barça.

Minuto 50. Casillas se hace con el balón dentro del área e intenta pasar el balón con la mano para iniciar la contra. Villa impidió su acción pero no fue amonestado.

Minuto 55. Pepe y Alves se vuelven a encontrar como en la Champions. Afortunadamente el colegiado estuvo acertado. Le llamó la atención al brasileño por su comedia aunque debió de amonestarlo, no solo verbalmente.

Minuto 59. Abidal corta un pase con la mano en la frontal del área. Ni mano señaló y era una buenísima posición para el libre directo. También debió ser amonestado.

Minuto 64. Alexis para la contra local con un codazo sobre la garganta de Xabi Alonso. Señala la falta pero le perdona la amonestación. Ya tenía una.

Minuto 69. Pedro, calentando en la banda, se dirige al asistente que se le queda mirando de mala manera. Pienso que lo insultó pero le perdonó su menosprecio.

Minuto 82. Centro desde la izquierda de Callejón al 2º palo. Valdés se queda con el monde y con el brazo derecho derriba a CR7, evitando una ocasión clara de gol. Ni penalti ni la consiguiente amonestación.

Minuto 85. Pedro encara a Casillas pero el balón se le adentra un poquito hacia la izquierda. Marcelo va al suelo por detrás lo que aprovecha el canario para buscar el contacto. ¿Penalti? Dudoso, pero bien se debió de señalar.

Minuto 90. Los protagonistas anteriores aunque, en esta ocasión, el brasileño le robó el balón limpiamente y se va a la contra. Como no, el canario se deja caer y monta el paripé como es su costumbre, haciendo honor a los valores de la Masía. Teixeira señaló falta.

Minuto 91. Alves, sin estar a distancia de jugar la pelota, zancadillea a Özil evitando la contra blanca. Se va con la amarilla que, reglamento en mano, era más.

Si a este arbitraje le añadimos la mala suerte blanca o la gran fortuna culé, tenemos la respuesta a que la gran superioridad blanca no se viera reflejada en el marcador que debió de ser de 6-2, como poco.

Nilo Campo Santos
Socio nº 89506 del Real Madrid