Calendario

sábado, 14 de diciembre de 2013

Otra muesca más de Clos Gómez




 Me había prometido a mi mismo no volver a escribir sobre los arbitrajes del Real Madrid (no quería escudarme en los mismos para justificar los resultados) pero hoy no debo dejar pasar por alto la persecución al Real Madrid por parte de las huestes de Sánchez Arminio, personaje al que todo el madridismo debemos marcar en el calendario la fecha de su óbito, futbolístico, para celebrarlo y porque se lo debo a Paulino. Hoy le tocó a Clos Gómez, colegiado que se siente feliz perjudicando al club blanco.

   Comenzó la 1ª parte dominando el Real Madrid y disfrutando de ocasiones pero, poco a poco se encargó el aragonés de cortar el ritmo. Cronológicamente, sus errores más significativos fueron:

- Min. 6, señala una falta de Marcelo sobre Cejudo que no era y la contra, con el Osasuna descolocado, podría haber acarreado peligro.

- Min. 7 aquí acierta el colegiado al no señalar manos de Xabi Alonso que pedía insistentemente la afición local y los jugadores rojillos. En la repetición se ve como Xabi Alonso corta con el pecho. Uno de sus poquísimos aciertos.

- Min. 13, el asistente del ataque local señala fuera de juego de Roberto Torres que puede ser, pero muy justo. El delantero local remató alto.

- Min. 17, Modric recorta a su par, dentro del área y Arribas le mete la pierna y lo derriba. Clos estaba muy cerquita de la jugada y no señala el claro penalti. Arribas también debería haber sido amonestado y era la segunda.


- Min 28, salto limpio entre CR7 y Lolo, en donde el jugador local simula agresión quedándose tendido sobre el césped hasta que el colegiado detuvo el juego. Iban ganando, claro. Comenzaba la pérdida de tiempo deliberada sin que los advirtiera.

- Min. 30, el asistente se inventa una falta de Sergio Ramos. El jugador madridista, a pesar de resbalar, despeja el balón limpiamente sin haber contacto. Esta jugada tiene mucha importancia porque el capitán madridista fue amonestado... por juego peligroso. Nunca existió falta. Luego le sacaría una segunda, y la consiguiente expulsión, muy rigurosa, como que no era de amonestación, en el min. 43.

- Min. 34, el manotazo intencionado de Damia sobre Bale era, comparado con el de Pepe (se pierde el partido de Valencia) de roja directa. Se quedó en amarilla.

- Min. 36, señala falta un contacto de Bale sobre Riera pero en uno igual, dentro del área rojilla, un instante antes, no señaló nada. La distinta vara de medir.

- Min. 38, centro desde la izquierda, Diego López tropieza con Sergio Ramos y el balón se pierde por línea de fondo sin que nadie lo toque. Señaló córner y de la salida del mismo vino el 2-0.

- Min. 43, delante del colegiado hay una falta sobre Isco que no señala. En la contra, Sergio Ramos pone la mano sobre el jugador Armenteros y Clos Gómez señala falta y lo amonesta y, al ser la 2ª, expulsión. El Madrid se quedaba sin un hombre menos para toda la segunda parte.

2ª PARTE:

- Min. 6, señala falta a favor del equipo local y atiende al jugador caído. Sacan la falta sin autorización y no amonesta al infractor.

- Min. 24, el Madrid roba el balón y se apoya en Xabi Alonso para organizar el contra-golpe claro. La jugada fue cortada por…CLOS GÓMEZ que cometió una falta sobre el tolosarra. Si fuera un jugador era acción de amonestación clara.

- Min. 40, se recorrió 50 m. para advertir al entrenador local con la consiguiente pérdida de tiempo. Ya no le era suficiente con la de los jugadores locales, sin que los advirtiera o amonestara, sino que él se agregaba al “espectáculo”.

- Min. 42, otra vez se inventa una falta a favor de los locales evitando la contra visitante y la consiguiente pérdida de tiempo y corte de ritmo.

- Min. 45, Jesé se va de su par y centra desde la derecha. El balón roza claramente en la cabeza del central local pero dio saque a favor de los locales. Vamos…o mismo que en la jugada del 2-0… pito lo que no es y dejo de pitar lo que sí es.

- Min. 47, saque de esquina desde la izquierda a cargo de Ángel Di María que remata forzado Xabi Alonso y el balón va hacia Benzema que era agarrado por el defensor local nº 2, Marc Bertrán…desde el inicio del saque de esquina. Esta acción el asistente no la vio. Si vio la NO FALTA de Ramos.

 Voy a copiar, literalmente, el apartado de amonestaciones, el acta arbitral, para que veáis como se manipula la realidad:

1.- JUGADORES


A.- AMONESTACIONES
- Club Atlético Osasuna:

+ En el minuto 12 el jugador (14) Arribas Garrido, Alejandro fue amonestado por el siguiente motivo: derribar a un contrario en la disputa del balón

+ En el minuto 26 el jugador (16) Cejudo Carmona, Alvaro fue amonestado por el siguiente motivo: derribar a un contrario en la disputa del balón

+ En el minuto 35 el jugador (24) Abella Perez, Damian fue amonestado por el siguiente motivo: golpear con el brazo de forma temeraria a un adversario, en la disputa del balón

+ En el minuto 44 el jugador (21) Torres Morales, Roberto fue amonestado por el siguiente motivo: agarrar a un adversario en la disputa del balón

+ En el minuto 75 el jugador (20) Silva Gajardo, Francisco fue amonestado por el siguiente motivo: derribar a un contrario en la disputa del balón

+ En el minuto 79 el jugador (20) Silva Gajardo, Francisco fue amonestado por el siguiente motivo: derribar a un contrario en la disputa del balón

- Real Madrid C.F.:

+ En el minuto 20 el jugador (3) De Lima Ferreira, Kepler Laveran fue amonestado por el siguiente motivo: golpear con el brazo de forma temeraria a un adversario, en la disputa del balón

+ En el minuto 32 el jugador (4) Ramos Garcia, Sergio fue amonestado por el siguiente motivo: derribar a un contrario en la disputa del balón

+ En el minuto 43 el jugador (4) Ramos Garcia, Sergio fue amonestado por el siguiente motivo: golpear con el brazo de forma temeraria a un adversario, en la disputa del balón

B.- EXPULSIONES

- Club Atlético Osasuna:
+ En el minuto 79 el jugador (20) Silva Gajardo, Francisco fue expulsado por el siguiente motivo: doble amarilla

- Real Madrid C.F.:
+ En el minuto 43 el jugador (4) Ramos Garcia, Sergio fue expulsado por el siguiente motivo: doble amarilla

   Moraleja: una muesca más de Clos Gómez en los arbitrajes al Real Madrid y dos puntos menos para el equipo de Concha Espina. Aquí Paz y después Gloria y mucha más que va a quedar cuando  Villar, Sánchez Arminio, etc. fallezcan futbolísticamente.

Nilo Campo

Socio nº 83352 del Real Madrid

miércoles, 1 de mayo de 2013

Fin de ciclo


He defendido a José Mourinho desde el día en que firmó como entrenador del Real Madrid. En realidad, es lo que he hecho con todos los entrenadores que han recalado en nuestro equipo, desde que tengo uso de razón.

Lo que diferencia a Mourinho con el resto es que he tenido con él más paciencia que con ningún otro. El motivo es simple: se ganó el crédito al cambiar la situación en el fútbol español. Cuando llegó aquí, el Real Madrid estaba muy por detrás del Barcelona. La distancia era demasiado grande. Cada vez que blancos y azulgranas se enfrentaban, perdíamos de manera contundente.

Pero llegó Mou y ya en su primer año, ganamos al Barcelona en la final de Copa del Rey. El segundo (el pasado) el Real Madrid superó ampliamente a todos los equipos españoles en la liga, resolviendo el campeonato en el Nou Camp y dejando claro que el Real Madrid ya estaba por delante de su eterno rival.

Sin embargo en Champions el equipo falló en semifinales, frente al Bayern de Munich. El partido de vuelta tuvo un Real Madrid que sólo jugó durante los primeros veinte minutos de partido. Después desapareció y no volvió a dar señales de vida hasta la segunda parte de la prórroga.

Se habló de que los futbolistas estaban cansados, que la liga había supuesto un esfuerzo muy grande e incluso se puso como excusa que el Real Madrid se había vaciado pocos días antes, en Barcelona, para sentenciar la liga.

El año pasado esta excusa nos valió. Pero este año no hay justificación posible.

Nadie sabe qué pasó con el Real Madrid a principio de liga. Lo que parece innegable es que la preparación fue mala. Y por ello tiramos el campeonato cuando no llevábamos ni mes y medio de competición. Es inconcebible e injustificable que el mejor equipo de la historia del fútbol tire la competición doméstica a las primeras de cambio.

El caso es que tragamos con eso. Tener la liga en un segundo plano facilitó que Mourinho pudiera hacer rotaciones antes de los partidos importantes. De esa manera, parecía que físicamente los futbolistas del Real Madrid llegaban como un tiro al tramo final de temporada.

Pero ya sufrimos demasiado contra un Manchester United que, francamente, asustaba poco. Eso debería haber supuesto un importante toque de alerta, ya que para ser campeón de Europa hace falta algo más.

En cuartos tocó el Galatasaray, equipo al que podríamos definir como una pandilla de amigos. Goleamos en la ida, pero casi la liamos en la vuelta, con unos jugadores totalmente desconcentrados y apáticos. Éste debería haber sido el segundo y último toque de atención. Pero no.

Llegó el Borussia. Ya los conocíamos de la fase de clasificación, donde no pudimos con ellos. Pues ni por esas, el equipo salió totalmente relajado en Alemania. Sin embargo tuvimos suerte, ya que Cristiano Ronaldo empató el envite al filo del descanso. Con ese marcador y otro nuevo toque de atención, la segunda parte debería haberse disputado de otra manera. Pero no fue así y nos cayeron otros tres.

Entonces culpé a los jugadores. Y hoy sigo pensando que la mayor parte de culpa es suya, ya que no creo que Mourinho le dijese a Xabi Alonso que no diera un pase en condiciones ni a Pepe que se despistase en las marcas, por ejemplo. Pero Mourinho, que hace todo lo que hace para ganar, sin importarle absolutamente nada más, debió haber cambiado el planteamiento, porque el resultado de 1-1 era ideal.

Y llegó el partido de anoche. Un primer cuarto de hora primoroso, con tres ocasiones de gol de esas que difícilmente se fallan. Pero se fallaron. El Borussia tuvo seis ocasiones de gol en Alemania y transformó cuatro. Nosotros fallamos de cara al gol y en el fútbol no se trata de lo que uno merece, sino de lo que se consigue.

Si todo el partido hubiera sido así, una ocasión tras otra, posiblemente mi discurso de hoy hubiera sido diferente. Pero una vez transcurridos los primeros quince minutos, el Real Madrid desapareció. El Borussia comenzó a tener más presencia y los nuestros no sabían que hacer con el balón. Así hasta el arreón final, el cual casi bastó para ganar, pero no fue así.

He reflexionado mucho sobre esto (ha sido una noche larga). Depender de los alardes de ciertos jugadores en momentos puntuales para sacar los partidos adelante, es algo al alcance de cualquiera que tenga buenos mimbres. Quiero decir que hasta un no-profesional como yo, puede sentarse en el banquillo, elaborar un once lógico y dejarlo todo a la inspiración de los futbolistas en un momento dado.

Mourinho ha tenido tres años con carta blanca. Ha fichado, ha hecho y deshecho y ha manejado el club a su antojo. No recuerdo entrenador alguno con Florentino Pérez con semejante poder. Siempre me viene a la cabeza aquel año en el que Camacho pidió a Florentino un central y un medio centro (Xabi Alonso y Woodgate, para más señas). Floren le dijo que uno de los dos y Camacho eligió a Woodgate... Sin comentarios.

El técnico portugués no ha tenido esa clase de problemas. Ha pedido y se le ha concedido. Y a pesar de ello, todos los años ha coqueteado con marcharse del Real Madrid. Y mientras tanto todos nosotros con paciencia.

Es un tipo muy listo. Nos ha ganado, además de por la liga arrolladora del año pasado, con el discurso sobre el Villarato. Es el primer miembro importante del Real Madrid que se ha atrevido a hablar de las constantes y flagrantes ayudas al Barcelona, tanto en España como en Europa. Desde Ovrebo hasta hoy, lo del Barcelona siempre será recordado como parte de la historia negra del arbitraje. Eso es innegable. Con un presidente cobarde como Florentino Pérez y una prensa pro-culé (ya hasta el As) la llegada de alguien que por fin diera un puñetazo en la mesa y defendiera al Real, nos ganó.

Pero su fútbol es el que nos ha terminado (a mí por lo menos) por perderlo. A muchos os chocará leer este artículo después de mi anterior "Todos contra Mou", pero es lo que hay: el Real Madrid está por encima de futbolistas, entrenadores y presidentes. Y este Real Madrid está muy por debajo de la línea que marcaron otros, como por ejemplo la Quinta del Buitre (ver foto).

Michel, Butragueño y compañía no consiguieron la Copa de Europa, pero aquello era fútbol de verdad. Arrasaron durante cinco ligas consecutivas (no fueron siete por dos atracos de escándalo), dos UEFAS de las de verdad, cuando los equipos más importantes disputaban esta competición y cuatro años consecutivos llegando a semifinales de la Copa de Europa, en una época en la que no había cabezas de serie y toda la competición se resolvía con eliminatorias del K.O., nada de fases de grupos como ahora.

Aquel equipo sabía a qué jugaba. Saltaba al campo a marcar más goles que el rival. Quería el balón, tenía criterio y sabía qué tenía que hacer. A este Real Madrid el balón le quema en los pies. Hasta el punto de que he llegado a pensar que el Barcelona se nos da tan bien porque juegan a medida de Mourinho: tienen el balón y tocan, tocan y tocan en el centro del campo, hasta aburrir. El Real Madrid se agazapa y espera a que cometan un error. Entonces toque de corneta, contraataque mortal y gol.

Pero cuando toca elaborar la jugada desde atrás, jugar por bandas (ayer se jugó por bandas sólo el primer cuarto de hora), tener la posesión del balón... Ahí nos hundimos y eso no se puede consentir.

Lo dicho: he defendido a Mourinho, le he dado mucho margen y durante tres años ha sido el jefe máximo del Real Madrid. La premisa era clara: ganar la Champions. Pero sólo se han logrado una Copa del Rey (veremos que pasa en la final de este año) y una liga. Fracasos en Europa y Xabi Alonso dependencia.

Alonso, por lo que hemos visto esta temporada, no puede encargarse él solito del centro del campo en partidos exigentes como el de ayer. Con la selección es diferente, ya que el doble pivote de España hace que el equipo nacional tenga superioridad numérica en el centro del campo. Pero en el Real Madrid, debe multiplicarse y ya no da de sí.

¿Por qué no se han fichado más centrocampistas de corte similar? ¿Por qué ese miedo a tener el balón? ¿Por qué todo el mundo parece preparado más para correr los cien metros lisos que para jugar al fútbol?

Debería ser la última temporada de Mourinho. Yo pensaba que se le fichó para ganar títulos, pero me está empezando a parecer que Florentino lo contrató sólo para superar al Barcelona. Vamos a ver, señor Florentino Pérez: somos el Real Madrid. Jugamos para ganar títulos no para fijarnos en un rival u otro.

En definitiva, que también Florentino Pérez debería desaparecer de una vez, porque bastante daño nos ha hecho ya. Al menos es lo que pienso. HALA MADRID.

domingo, 17 de marzo de 2013

Todos contra Mou



Los ataques contra don José Mourinho, el mejor entrenador que ha tenido el Real Madrid, de largo, en más de diez años, comienzan a ser esperpénticos. Todo lo que hace está mal, ninguna de sus decisiones es bien recibida por la prensa y la campaña de desprestigio continúa.

Todavía no había recalado el señor Mourinho en el Real Madrid cuando ya le estaban repartiendo cera. Hay opiniones para todos los gustos, pero si vemos a la vendida prensa española, al servicio del Barcelona a causa del importante capital que llega a los diarios desde Cataluña (y eso está ahí para que lo veáis todos), desde que Mourinho con su justito Inter eliminó al Barcelona, el infame día de los aspersores, los ataques contra el entrenador portugués son brutales.

El último ayer. Me quedo con un "periolisto" del As, Antonio Romero, al servicio de Alfredo Relaño y no de la verdad, como debería ser. Pone a caldo al señor Mourinho por alinear a Pepe en el centro del campo. Y acto seguido habla de lo bien que está Ramos. Y se queda tan ancho.

Vamos a ver: Sergio Ramos tiene talento para ser el mejor central del mundo, eso es un hecho. Pero de poco sirve el talento ante la prepotencia y la falta de concentración. Sí, he dicho prepotencia. De un tiempo a esta parte cada vez que Sergio Ramos sale a hablar en público, habla como si fuera la voz del madridismo. Y ya está bien. Si sabe tanto acerca del Real Madrid, ¿dónde estaba el día que impartieron clases de humildad y trabajo? Ese día no fue a clase, está claro. Porque el trabajo duro y la humildad siempre han sido valores muy importantes en la Casa Blanca.

Por otra parte, la prepotencia de Ramos también comienza a verse en el campo en forma de penaltis estúpidos. Ayer, sin ir más lejos, hizo una tontería contra el Mallorca, en un balón que ya se marchaba por la línea de fondo, que pudo haber costado un disgusto al equipo. Y de esas tiene varias. Así como los despistes en los marcajes. Ayer el Real Madrid encajó dos goles completamente evitables, con un mínimo de seriedad defensiva.

En esta temporada, Mourinho decidió sentar a Sergio Ramos. Y la prensa cargó contra él: que si el clan de los portugueses, que si Mourinho hace la guerra contra los miembros de la selección española... ¿No será que don José Mourinho, como perspicaz entrenador que es, se estaba dando cuenta de los graves errores que Sergio Ramos estaba cometiendo?

Y lo mismo va para Casillas. Mi opinión es que estamos ante el mejor portero del mundo. Le debemos Champions, Eurocopas y el Mundial, siempre lo diré. Pero al principio de esta temporada, Casillas no era Casillas. Falló mucho y Mourinho le dio un toque de atención con su suplencia. Todos volvieron a cargar contra él por lo de Adán, pero ¿acaso Mourinho no vio que Adán no era portero para el Real Madrid, al pedir la contratación de Diego López? Por cierto, recuerdo más críticas por la contratación de este gran guardameta: "¿cómo va a contratar el Real Madrid al suplente del Sevilla? Espero que todos aquellos críticos tan listos vieran la eliminatoria frente al Manchester, porque Diego López fue vital.

Pero el lema es todos contra Mou. Ese entrenador tan rácano que batió el récord histórico de goles en liga, el año pasado, que databa de la época de la Quinta del Buitre, nada más y nada menos. 121 goles, pero es un entrenador rácano.

Y claro, es situar a Pepe en el centro del campo y como no es una medida popular, a saco contra Mou. Ciertamente nadie puede estar contento viendo a Pepe jugando por delante de Modric. El croata es media punta, pero juega de medio centro y el central por delante. Sí, eso pasó ayer, pero narrarlo de esa manera tan simple, sin analizar lo que ha propiciado esa situación táctica, es o bien no saber de fútbol o bien buscar combustible de donde sea para tratar de quemar al entrenador del Real Madrid.

Analicemos. ¿Recordáis como llegaron el año pasado, al tramo importante de la temporada, futbolistas como Xabi Alonso y Özil? Los dos verdaderos motores del Real Madrid en cuanto a la creación de juego, aguantaron físicamente veinte minutos contra el Bayern de Munich, el día en que el equipo se jugaba el pase a la final.

Este año Mourinho está dando descanso a estos jugadores. No sé si ganaremos la décima o no, pero sí que el Real Madrid va a llegar con la mayoría de sus efectivos en plena forma, para disputar el título más importante de la temporada. Ayer jugó Pepe en el centro del campo (curiosamente dio la asistencia a Higuaín en el primer gol blanco). ¿Qué motivó a Mourinho a hacer eso, ser miembro del clan de los portugueses, como dicen los "periolistos" o buscar lo mejor para el Real Madrid?

Veamos: Pepe acaba de salir de una lesión. Jugando en el centro del campo, posición en la que debe correr de manera constante, coge el ritmo mucho antes que jugando unos minutos como central. Por otro lado, Xabi Alonso anoche sólo jugó unos minutos en la segunda parte, cuando el Mallorca ya estaba fatigado y el Real Madrid jugaba a favor del viento. ¡Qué fácil resulta decir que el Real Madrid ganó cuando los futbolistas de más talento estaban en el campo y obviar todo lo demás!

Y Varane está jugando. El chavalito francés de 18 años se está haciendo con un puesto. Es Mourinho el que lo alinea. Sí, ese entrenador que no se fija en los más jóvenes. Y Modric está funcionando. Sí, ese fichaje que según los "periolistos" no iba a cuajar. Le ha costado entrar, han tenido paciencia con él y al final está funcionando. Y de qué forma: clave en la remontada frente al Manchester y en la de ayer.

Pero claro, siempre habrá alguien que dirá que Mourinho no se fija en la cantera... ¿Acaso Morata os parece un delantero centro de nivel para el Real Madrid? Después de verle fallar en los partidos importantes, como el último enfrentamiento contra el Barcelona, a mí no me lo parece. Pero como todo vale para cargar contra Mou...

No sé si se irá al final de esta temporada o no. Todos los años igual: la prensa no para de decir que Mou no va a seguir, pero el portugués continúa un año más. Así, algún año acertarán y encima osarán colgarse la medalla. Lo que sí sé es lo siguiente: cuánto echaremos de menos a Mourinho cuando se marche.