Calendario

lunes, 20 de abril de 2015

Ancelotti, Mourinho y la incongruencia de muchos madridistas



Soy un fan acérrimo de Los Angeles Lakers (tranquilos, no me he vuelto loco, enseguida vamos al fútbol). Adoro a Kobe Bryant. Creo que los Lakers deben mucho a Bryant y estoy seguro de que le retirarán la camiseta y recibirá sus debidos y merecidos homenajes. Sin embargo, llevo un par de años como loco por que echen a Kobe (aún no he terminado el primer párrafo y seguro que es la segunda vez que me tomáis por un chalado).

¿Cómo es esto posible? Muy fácil: soy más de los Lakers que de Kobe Bryant. En la NBA hay un tope salarial, Kobe cobra más o menos la mitad de lo que le corresponde a los Lakers, no hay equipo competitivo (como se deriva del hecho de que no se han clasificado para play-offs) y hace falta dinero para crear uno nuevo, dinero que se lleva Bryant.

Planteaos el caso en el Real Madrid. ¿Seríais capaces de prescindir de vuestro jugador favorito si eso fuera lo mejor para el equipo? Mucha gente no, como he podido comprobar en múltiples discusiones por la red. Porque aunque afirman ser los únicos madridistas verdaderos, realmente son más fans de ciertos jugadores que del equipo en sí.

Acabo de abandonar un grupo de Facebook del Real Madrid. El motivo es que no tengo tiempo para la estupidez. Actualmente no se cuidan las opiniones. Muchos dicen lo que les parece para, simplemente, defender lo que les gusta. Pero lo hacen sin criterio, ni conocimientos ni mucho menos objetividad. Se dice "tengo derecho a dar mi opinión", el problema es que no todo el mundo está capacitado para opinar sobre cualquier cosa.

Hace poco me documenté algo sobre física, ya que iba a escribir sobre la película Interstellar y no quería poner ninguna burrada. Pero no por ello me creo ya un físico ni entro a debatir la teoría de cuerdas, ni la de la relatividad. No tengo conocimientos para emitir una opinión fundada sobre estos asuntos. Sí los tengo para escribir sobre cine. Pues en fútbol pasa algo parecido: no todo el mundo sabe de este deporte, pero todo el mundo habla porque "tienen derecho". Y lo mejor es lo violentos que se ponen cuando, simplemente, discrepas.

Otro punto importante es que parece que estamos inmersos en la película de Russell Mulcahy de 1986, Los inmortales, en el sentido de que "sólo puede quedar uno". Por ejemplo, o eres de Casillas o estás contra Casillas. No vale decir que hoy ha estado bien si dijiste que la semana pasada falló en una acción.

Hace poco comenté que Casillas había completado una magnífica actuación contra el Rayo Vallecano. Me tuve que oír sandeces del tipo "vaya, ahora os gusta Casillas". Vamos a ver, ¿es que ha habido alguna vez algún deportista que nunca en su carrera fallara o que jamás acertara? Es de locos.

Decía que me he salido de un grupo porque no tengo por qué aguantar estupideces. Resulta que había personas (y he observado que las hay en más grupos y foros) cuya prepotencia sólo es comparable a su ignorancia. Me refiero a aquellos que se creen los faros guía de lo que es el madridismo. Por lo visto, un buen madridista es el que acepta todo lo que nuestro equipo hace, nunca se queja, es un cordero sumiso y desde luego no piensa. Si a alguien se le ocurre criticar algo de lo que ahora pasa en el Real Madrid, ése no es madridista (y en muchos casos no saben ni escribirlo, ya que ponen "madrilista", con "l", vaya usted a saber por qué).

Es curioso porque a la prepotencia que esto encierra, se le une una hipocresía brutal, ya que estos mismos que propugnan que está mal criticar nada del Real Madrid, olvidan estos fundamentos a la hora de hablar de Mourinho, Arbeloa y, atención, ¡¡¡Diego López!!! ¿Alguien puede decirme qué ha hecho mal Diego López para ser vilipendiado?

Lo mejor son los argumentos, mejor dicho, los no argumentos con los que se justifican. Resulta que Diego López es el diablo ya que por su culpa Casillas falló en la final contra el Atlético. Ancelotti debe seguir como entrenador porque tiene más títulos que Mourinho. Arbeloa es un cáncer porque defendió a Mourinho (yo no le recuerdo haber hablado mal de Ancelotti, ya que estamos). Y así sucesivamente, es decir, ni un argumento válido, ya que justificar a Ancelotti, Casillas o quien sea por los actos que han cometido otras personas y no los propios, es ridículo.

Eso sí, que no se os ocurra comentar que tras la Décima Copa de Europa, hay un trabajo de varios años. Por lo visto Ancelotti creó el equipo, los conjuntó en pocos meses y los hizo jugar. El trabajo anterior no vale para nada... Todo el que sabe algo de fútbol tiene claro que un equipo no se crea de la noche a la mañana, pero cuando el único criterio para hablar es el fanatismo y la ignorancia, pasan estas cosas.

Tampoco tendría sentido decir que todo el mérito es de Mourinho y que Ancelotti no ha hecho nada (argumento que siguen todos los fanáticos de Mourinho, que son igual de poco recomendables que los "antimourinhistas").

Vayamos por partes. Definir a un buen madridista es sencillo: una persona que se alegra de que gane el Real Madrid independientemente de quién sea el entrenador y de cual sea el once inicial. Que niñatos de tres al cuarto intenten redefinir esto, es de chiste malo.

Por otro lado: la crítica constructiva es esencial si se quiere mejorar. La sumisión no lleva a nada bueno. Y esto no está reñido con ir al campo a animar, que es lo que hay que hacer. Si un aficionado se pasa un partido entero cantando, aplaudiendo, animando y resulta que cuando el árbitro pita el final, saca un pañuelo y se pone a abuchear porque el equipo ha perdido 0-4 y ha jugado sin orgullo y sin ganas, ¿creéis en serio que es un mal aficionado? El problema es abuchear durante el partido, no apoyar al equipo mientras se juega, dedicarse a comer pipas y leer el periódico en lugar de estar a lo que se debe, no protestar cuando el árbitro nos la lía... Pero advertir de un problema a la finalización de un encuentro, no sólo no es de malos madridistas, sino que es algo necesario cuando las cosas no se hacen bien.

Tengo noticias para muchos: Mourinho se fue del Real Madrid hace casi dos años. Lo que hace Ancelotti es cosa suya. Y criticar a Ancelotti no significa ser "Mourinhista". Argumentos a favor de que siga Carlo: que ha ganado más títulos que Mourinho. ¿En serio? Es el mismo sinsentido que si, tras su infame tercera temporada, dijéramos que Mourinho debía seguir porque con él habíamos alcanzado semifinales tres años consecutivos y los cinco años anteriores habíamos caído en octavos. Y que tal y como se habían dado (el atraco contra el Barcelona, la tanda de penaltis contra el Bayern y la casi remontada al Dortmund) seguro que a la cuarta iba la vencida.

¿Es que ahora el fútbol es política? Los politiqueros son de su partido a morir. Da igual que tomen decisiones incorrectas o que sean unos corruptos, siempre hay que defenderse y atacar a los partidos rivales. En mi opinión otro sinsentido de mucho cuidado. Pues ese tipo de incongruencias es lo que estoy viendo por ahí en redes sociales, foros y demás. Todo muy mal argumentado (siempre se recurre a lo de ser buen o mal madridista), faltas de respeto ante la variedad de opinión y ningún tipo de criterio.

No pasa nada por decir que Mourinho llegó a un Real Madrid roto y lo volvió competitivo, a la vez que hacer notar que en su tercera temporada la planificación fue un desastre, por lo que en noviembre habíamos tirado la liga y que ese tercer año convirtió todo en un polvorín, al más puro estilo J.B. Toshack el año de la octava. Aciertos y errores, es lo que hay. Tampoco pasa nada por pensar que Ancelotti fue bueno para el Real Madrid el año pasado, porque lo que hacía falta era paz tras el huracán Mourinho y asimismo creer que ahora lo mejor es que no siga, ya que se ha cargado a Isco (lo destroza jugando de medio centro defensivo, grita a los cuatro vientos que es indiscutible y en cuanto puede lo relega al banquillo), a Kroos, no ha sabido gestionar las lesiones y se le ve incapaz de reaccionar tácticamente en muchos partidos (ida contra el Atlético, entra Isco por Benzema, acto seguido entra Raúl García por Griezman, continúa la superioridad atlética en el centro y Carletto se queda de brazos cruzados).

Para ir terminando, voy a resumir. El fútbol es un deporte y en los deportes no hay verdades absolutas. Decir que un futbolista que ha sido una leyenda ya no es lo que era, no es sinónimo de mal madridista, ya que es algo habitual en el deporte. Y escudarse en que el club le debe mucho... ¿Acaso no le han pagado el sueldo? En cuanto al técnico, alabarlo o criticarlo en función de las decisiones que tome es lo suyo y no tragar todo como si esto fuera una dictadura, simplemente porque el anterior entrenador te cae mal. Esto es deporte profesional y hay que contar con los mejores. Punto. Y aunque al estadio hay que ir a animar, si no hay un análisis crítico de lo que pasa, nunca se podrá mejorar.

Un abrazo a todos los que quieren al Real Madrid, por encima de fanatismos e individualidades. Hala Madrid.