Calendario

Calendario completo de la temporada 2017-2018 del primer equipo de fútbol, RM Castilla y primer equipo de baloncesto. Hora de Madrid. Se irá actualizando a medida que se conozcan las fechas y horas exactas.

lunes, 28 de septiembre de 2009

Esto funciona


Llevamos cuatro partidos consecutivos marcando goles y manteniendo nuestra portería a cero. Como no me gusta ser ventajista, soy consciente de que hay que matizar una serie de problemillas que todavía tiene el equipo, pero los resultados, a día de hoy, son inmejorables, ya que somos el único equipo de toda Europa que cuenta todos sus partidos oficiales (liga y competiciones europeas) por victorias.

Toda la prensa se está hartando a decir que, sí, que el Real Madrid gana pero que no juega al fútbol (por lo visto practicamos el volley-playa, la natación sincronizada o el baseball, pero no el balompié). Sin embargo, todos los que nos critican, se deshacen en elogios hacia el FC Barcelona, un equipo que ya ganó por los pelos y sin merecerlo al Getafe del gran Michel y que rozó el ridículo en Málaga, ya que los blanquiazules, por medio de una asfixiante presión, cortaron sus líneas de pase y su fútbol, de tal manera que los azulgrana volvieron a su táctica favorita: dos ayuditas arbitrales y victoria asegurada. Hay tantas cosas y tan descaradas en este país (no sólo en fútbol, pero prefiero no entrar en otros menesteres) totalmente permitidas, que empiezo a dudar de que se utilice demasiado el cerebro. Me duele, porque es mi país, pero es lo que hay.

Volviendo al fútbol de verdad (el del Real Madrid) me gustaría hacer las matizaciones de las que he hablado al principio. Garay es un cáncer. Me diréis, ¿no eres muy duro? Pues no. ¿Cuando han llegado los mejores momentos de juego del equipo? Cuando la línea defensiva se pegaba tanto a la medular que más bien parecían centrocampistas: con el achique de espacios se ahoga al rival, con las líneas juntas se apoya al centro del campo para que haya superioridad numérica y todo eso deviene en una mayor posesión del balón, más libertad para los hombres de ataque y, sobre todo, más ocasiones de gol (con nuestra pegada eso es mortal) y aburrimiento para Casillas.

¿Exponente de ese juego? La primera parte en Suiza: un fútbol espectacular. ¿Qué pasa cuando juega Garay? Los centrales quedan situados, la mayor parte del tiempo, en la frontal del área (lo vi perfectamente en el Bernabéu, que es donde realmente mejor se valora el juego del equipo, en vivo). Y claro, con la defensa tan retrasada, los centrocampistas no tienen el apoyo necesario, por lo que algunos de los destinados a marcar goles (Raúl o Kaká la mayoría de las veces) deben retrasar sus posiciones para evitar una superioridad numérica del rival en el centro.

Consecuencias: estancamiento en el centro del campo, lo que provoca un descenso vertiginoso de las ocasiones de gol y un aumento peligroso de las llegadas del rival a las postrimerías de Casillas.

Una cosa tenemos buena: a pesar del estancamiento producido en algunos partidos, tenemos tal pegada que siempre acabamos por marcar. Y en cuanto metemos el primero, al rival no le quedan más bemoles que abrirse para intentar empatar, lo que redunda en un mayor número de espacios para los nuestros que, a la contra, son letales.

Otro futbolista que no vale para este equipo: Drenthe. Cada vez que lo veo se me cae el alma a los pies. La pregunta es, ¿qué hace Torres en el Getafe y Drenthe en el Real Madrid? No lo sé, pero entre un futbolista y otro media un abismo. Imagino que aquí se impusieron las decisiones económicas a las futbolísticas (como con Snejder y Robben)... ¡Qué pena!.

Hablando de los holandeses: están que se salen en Italia y Alemania. Por contra, nosotros con Van Nistelrooy en su línea (juega diez minutos y se lesiona para seis semanas) y Diarrá (prefiero no decir nada sobre este tarugo). Pero bueno, money es money y ahí ya no podemos hacer nada.

Puede parecer, sobre todo después del partido contra el Tenerife, que tenemos Kaká-dependencia. No lo creo así. En mi humilde opinión, si jugamos con las líneas juntas y debidamente adelantadas, con los apoyos necesarios, ningún futbolista en este equipo será imprescindible. Ahora bien, esto requiere no sólo de un buen posicionamiento en el campo, sino también buscar continuamente los desmarques (Benzemá protesta mucho por no tener delante un nueve referencia, pero no habla de que su trabajo en el desmarque ha bajado muchísimo) intentar situaciones de superioridad numérica en las bandas (para ello los laterales deben subir en el momento oportuno y Cristiano, Kaká, Granero o quien sea mantener su lugar en banda en dicha situación) y, sobre todo, un apoyo continuado a quien tiene el balón.

Tenemos calidad de sobra, un entrenador con las ideas claras y potencial para ganar no sólo todos los títulos, sino también todos los partidos. El problema es que el equipo se relaje por dicha superioridad, que algunos hablen más de la cuenta (y ya he cazado a Benzemá en alguna), envidias internas o falta de continuidad en el esfuerzo. Lo que no se debe permitir es que volvamos a aquellos tiempos en los que ganábamos porque Casillas lo paraba todo y Raúl cazaba alguna. A este equipo se le debe exigir que gane jugando bien al fútbol. Estamos en septiembre y ganamos; creo que el buen fútbol irá llegando conforme todos los integrantes de la plantilla se vayan acoplando.

Tengo muy buenas vibraciones para esta temporada, además del subidón que me produjo estar, hace ocho días, en el Santiago Bernabéu. Esta temporada debe ser el inicio de un gran ciclo. Cualquier otra cosa podría calificarse de gran fracaso.

domingo, 27 de septiembre de 2009

Muñiz Fernández, más de lo mismo


No quiero cargar las tintas contra Muñiz Fernández, pero es que uno ve unos arbitrajes y ve otros, y es cuando te paras a pensar y dices “algo raro pasa”. Vemos jugar a los dos últimos mejores jugadores del Mundo y, partido tras partido, son cosidos literalmente a patadas y, para más INRI, hay que oír luego las idioteces de algún tuerce-botas suelto por la primera división del fútbol español. Baste recordar las recientes manifestaciones de Ángel tras el encuentro Villarreal 0 – R. Madrid 2, que no conforme con haber sido perdonado en dos ocasiones de su expulsión, si no que justifica su anti deportividad culpando a CR9 por tener y emplear la calidad que tiene.

Hoy más de lo mismo, CR9 fue derribado infinidad de veces pero, o no se señala nada, o bien con pitar la falta, para Muñiz era suficiente, lo que envalentonaba a los chicharreros en sus acciones sin que vieran la correspondiente amonestación.

Pero es que hay más, si la falta es cometida en posiciones ventajosas para el lanzamiento de CR9, consumado especialista, o bien no la señalan, como la cometida sobre Kaká en la semi-luna del área grande, o por el contrario los pasos se acortan de tal forma que los 9.15 m. reglamentarios se quedan en 6 m. o menos.


En el colmo de su desfachatez, obvió una agresión sobre Drenthe en el minuto 79, justificando que no viera nada. Vamos que la sutura que efectuó el Dr. Herrador en el pomulo del holandés, se lo debió de hacer un abejorro revoltoso. Que el colegiado y su asistente no quisieron ver ni enterarse de nada. Que la veda del jugador blanco, a lo que se ve, está abierta.

También, debo reconocer, que en el minuto 27 –para mí según las imágenes, pena que no la repitieran- dejaron sin señalar una posición antirreglamentaria de Raúl, pero éste no acertó a superar a Sergio Aragoneses y no transcendió en el resultado final.

No quiero que nos arbitren como a otros, hoy los dos goles que logró el FCB son claramente ilegales, sino que no nos quiten lo que nos pertenece deportivamente.

Nilo Campo
Socio Nº 89.506 del R. Madrid

jueves, 24 de septiembre de 2009

Real Madrid - C.D. Tenerife: Muñiz Fernández

Cesar Muñiz Fernández será el encargado de dirigir el partido Real Madrid – Tenerife. Nació el 18 de mayo de 1970 en Bruselas y es hijo de José Mª Muñiz Farpón, ex árbitro asistente internacional, que era el asistente de confianza de Manuel Díaz Vega durante muchas temporadas. Comenzó en el mundo del arbitraje a los 16 años y su debut en la máxima categoría fue la primera jornada de la temporada 00-01, el encuentro Osasuna 0 – Celta 2.

El "Engominao", como es conocido en los medios periodísticos, lleva diez temporadas, con esta, en primera y 154 partidos dirigidos, repartidos en 66 victorias locales 43 visitantes y 45 empates. Desde el 1 de enero de 2007 tiene la escarapela FIFA y el 24 de mayo, de este año, dirigió un partido de la liga rumana entre el Unirea y el Dinamo de Bucarest. Ambos ocupaban los dos primeros lugares en la clasificación.

Al Real Madrid lo dirigió en diez ocasiones en el Bernabéu, con un balance de siete victorias y tres empates. Le mostro 20 tarjetas amarillas y 2 rojas. Cuatro penaltis a favor y ninguno en contra.

Al C.D.Tenerife le árbitro un solo partido como visitante, partido que gano. Esperemos que a la 2ª vaya la vencida y salga ampliamente derrotado.

La temporada pasada dirigió el encuentro At. Bilbao 2 – Real Madrid 5, del que todos recordaremos por la violencia con la que se emplearon los vascos y que, respaldados por la prensa culé, tildaron como “El ladrón de Bilbao” a Muñiz, justificando la amplia derrota en la actuación del asturiano que reconoció que fuera el partido más complicado de su vida. Lo demuestra el hecho de que mostró 6 cartulinas amarillas a los locales y 4 a los visitantes. Por parte local fue expulsado Yeste por un empujón a Casillas, con el juego detenido. Ion Vélez también fue expulsado, estando en el banquillo, por insultar al colegiado. La verdad es que se quedó corto en el número y color de las tarjetas que tendría que haber mostrado.

También los jugadores blancos merecieron alguna tarjeta más por entrar en el juego violento local alentado por su entrenador, Caparros, que se creyó que achantaría a los visitantes pero, estos, lejos de amedrentarse respondieron con juego y goles. A Caparros le salió el tiro por la culata y su situación en la tabla no presagiaba nada bueno.

Nilo Campo
Socio Nº 89506 del R. Madrid

Así estuvo Mejuto González

El resultado favorable hizo que Mejuto pasara “desapercibido”, aunque la realidad es que fue muy permisivo con el juego duro del Villarreal y que no me explico cómo Ángel termino el encuentro. Primero le permitió a él, y a Eguren, la reiteración de faltas cometidas sobre CR9 y Kaká sin mostrarles la correspondiente y merecida amonestación.

Ángel la vió en el minuto 70 por el penalti cometido y que, en el colmo de la desfachatez, protestaron los jugadores locales y Ángel más, si cabe. Tendría que haber visto la 2ª cartulina amarilla y dejar a su equipo con nueve jugadores. En el minuto 73, nuevamente Ángel comete una clara falta sobre Kaká, al que derribo cuando encaraba a Diego López. Mejuto, diplomático él y, para no hurgar más en la herida del submarino amarillo, dejo seguir el juego.

También fue tan protestada, como justa, la expulsión de Gonzalo, al ver la correspondiente tarjeta amarilla, por la patada en el pecho a Kaká, por detrás. Era la 2ª y se tenía que ir a los vestuarios en el minuto 34 cuando la realidad es que ya tendría que haber sido expulsado en el minuto 12. Su entrada sobre CR9 era merecedora de cartulina roja directa.

Otro que debió ser expulsado en el minuto 62 fue Eguren. Si en la primera parte le permitió la reiteración de faltas, en el minuto 62 le perdono un agarrón que significaba ser amonestado por cortar la contra rival.

Resumiendo, en el apartado disciplinario estuvo muy contemplativo y no quiso que la prensa “amiga” cargara las tintas sobre su arbitraje y desviara la atención de la superioridad madridista sobre los locales a los que, seguramente, habría terminado goleando ampliamente ante la superioridad numérica y de juego.

Hacer mención, también, que en el minuto 30 Gonzalo agarro dentro del área a Marcelo pero ni Mejuto, ni su asistente, vieron o no quisieron verlo (era difícil, la verdad). Lo que si vieron fue la posterior de Marcelo a Gonzalo, pasando de un penalti a favor madridista a una falta en contra.

Villarreal -0- Real Madrid -2- (vídeo)



martes, 22 de septiembre de 2009

Villarreal - Real Madrid: Mejuto González

El árbitro designado para el Villareal – Real Madrid es el asturiano Manuel Enrique Mejuto González. Nacido en La Felguera el 16-04-1965 y de profesión funcionario de correos. Su debut se produjo el 16 de septiembre de 1995 en un Valladolid 0 – Compostela 0, correspondiente a la 3ª jornada de la temporada 95-96. Lleva 14 temporadas en la misma y 245 partidos dirigidos, contando el último Barça 5 – At. Madrid 2, único que lleva esta temporada. Estos 245 partidos dieron un balance de 130 victorias locales, 57 visitantes y 58 empates.

Su experiencia se ve respaldada por más de 100 partidos internacionales, incluido la final de la Champions del 2004 -2005 entre el Milán y el Liverpool de los Benítez, Xabi Alonso, Josemi, Núñez y Luís García, disputado en Estambul.

En el 2002 dirigió la final de la copa del Rey, de infausto recuerdo para los madridistas, entre el Real Madrid y el Deportivo de la Coruña y conocida como la final del “centenariazo”.

Era el árbitro designado para el Mundial de Alemania 2006, pero, incompresiblemente, dos de sus asistentes no pasaron las pruebas físicas y su lugar fue ocupado por el andaluz Medina Cantalejo, llegando a comentarse que era como premio al “favor” hecho a los catalanes, en el encuentro Barça – Real Madrid de esa temporada.
Fue trofeo Guruceta en las temporadas 2001/2002, 2002/2003 y 2003/2004. En las temporadas 2006/2007 y 2007/2008 obtuvo la mejor calificación de la Primera División, según el ranking elaborado por el Comité Técnico de árbitros.

Como anécdota decir que fue el autor de la famosa frase: “Rafa no me jodas, penalti y expulsión ¿de quién? Me cago en mi madre" pronunciada en un Zaragoza – Barcelona y que dio pie al sobrenombre del famoso asistente Rafael Guerrero, que a partir de esa fecha fue más conocido por “Rafa no me jodas”.

Al Villareal lo dirigió en 15 ocasiones, de ellas 8 en casa y con un balance de siete ganados y uno empatado, tres penaltis a favor y uno en contra. En once ocasiones amonestó a jugadores amarillos pero sin expulsar a ninguno.

Al Real Madrid le arbitró en 25 ocasiones, de las cuales 15 fueron como visitante con siete ganados, seis empatados y dos perdidos. En el orden disciplinario, en 39 ocasiones le mostro tarjeta amarilla a jugadores blancos y una roja. Señaló cuatro penaltis a favor del conjunto blanco y dos en contra.

Su amplia experiencia le hace llevar controlados los encuentros sin tener que recurrir a la amonestación, da fe de ello la media que lleva de amonestaciones, 4,39 por encuentro y, si nos vamos a las expulsiones, nos da una media de 0,2 por encuentro. Bien es cierto que, tras su frustrada presencia en un Mundial, bajó su nivel, llegando a cometer errores impropios de su categoría, como señalar como penalti una falta cometida, un metro fuera del área, sobre Etto’o.

Nilo Campo
Socio Nº 89506 del R. Madrid

lunes, 21 de septiembre de 2009

Labor de Delgado Ferreiro



En un partido apto para lucirse, dejó pasar la ocasión de hacerlo. El primer error, digamos grave, que cometió,fue perdonarle la tarjeta amarilla a un jugador, cosa rara, local, concretamente a Lass, por una entrada por detrás, en el minuto 9.

Permitió que Carlos Calvo estuviera continuamente simulando faltas. En cuatro ocasiones se dejó engañar por el jugador madrileño en las filas del Xerez. Dos de ellas fueron ante Lass, casi simultaneas, y las otras dos, una ante Raúl y la otra, más descarado todavía, ante Kaká.

No aplico la ley de la ventaja en una falta cometida por Gago, impidiendo la contra del equipo visitante. Señaló el final de la 1ª parte cuando aun faltaban unos segundos para cumplirse los 45 minutos reglamentarios.

La 2ª parte la comenzó cometiendo el error más grave al no ver una mano de Casado, dentro del área, que desvió a córner un centro de Kaká. Tampoco señaló nada cuando CR9 fue parado con sendos empujones con el antebrazo, por dos jugadores andaluces.

También en la segunda parte, un balón que trataba de controlar Raúl, dentro del área, da la impresión que el defensor se ayudo con la mano para evitar el control del madrileño, dejando seguir el juego el colegiado vasco.

Resumiendo: pasó inadvertido debido al resultado y a la facilidades que le dieron ambos equipos con un comportamiento exquisito, exceptuando el del Carlos Calvo que no supo comportarse deportivamente.

Nilo Campo
Socio Nº 89506 del R. Madrid

Real Madrid -5- Xerez -0- (vídeo)

viernes, 18 de septiembre de 2009

Debut en Champions


Del debut en la Champions del actual Real Madrid, el pasado martes, podemos obtener dos conclusiones muy importantes. La primera es que la principal debilidad de este superequipo es él mismo. No es de recibo el bajón de intensidad que los nuestros pegaron en la segunda parte, tras unos primeros cuarenta y cinco minutos de fútbol total que dejaron embobado a todo el mundo (Laporta incluido). Así pasamos de un cómodo 0-3 a un peligroso 2-3, con el equipo local muy crecido.

La segunda es la cantidad de pésimos arbitrajes que vamos a sufrir este año en Europa. ¿Cómo puede ser que en un partido que ganamos por una diferencia de tres goles, terminemos todos cabreadísimos con el árbitro? Kaká y Cristiano sufrieron entradas bastante violentas con el beneplácito del colegiado de turno, mientras que cualquier cosa que hicieran los futbolistas del Real Madrid era castigada con amarilla. Lo de las tarjetas parece de risa, pero cuando un central o un volante defensivo reciben una cartiluna en el primer cuarto de hora de un encuentro, después se aplican mucho menos a fondo, por aquello de que la siguiente significa la expulsión. Después está el penalti (increíble) y un par de fueras de juego no pitados a los locales, que pudieron haber terminado tranquilamente en gol. Haciendo un baremo del arbitraje, resulta tan descarado y escandaloso que sólo podemos concluir lo siguiente: Platini va a hacer todo lo que esté en su mano para que no nos llevemos la décima en nuestro estadio.

Sobre la primera parte, el Real Madrid jugó de escándalo. Salvo el ímpetu inicial de los suizos (duró diez minutos), el equipo jugó un fútbol de altura: control absoluto del balón, toneladas de paciencia y, en el momento preciso, cuando los rivales ya estaban cansados de correr detrás del balón, ocasiones claras de gol que terminaron con un contundente 0-3 en el luminoso.

Cristiano marcó de falta (falta cometida sobre un tal Raúl), un muy buen gol que no fue tan tragada del portero como los medios nos intentaron hacer creer. Cierto que el tiro no era imparable, pero despejar un balón que viene con efecto, chutado con esa violencia, no es tarea fácil (otra cosa fue la falta que marcó en la segunda mitad; de risa). El segundo gol lo marcó el que nunca hace nada, el 7, el mismo que provocó la falta sobre Cristiano y que tranquilizó al portugués, muy nervioso por haber fallado antes, en el momento del lanzamiento. Y el tercero fue obra de Higuaín en una jugada típica suya: aunando potencia, fe y calidad.

Uno de los futbolistas más importantes del partido fue ese que muchos dicen que está acabado, pero que los que saben de esto lo califican como "el 7 de España" (las villa-imitaciones que se las queden los paletos). He hablado antes de los primeros diez minutos, con dominio local. Raúl, que lo ve todo en el campo, decidió retrasar su posición, pero no como años atrás, que debía bajar porque nadie subía el balón, sino para evitar que los rivales tuvieran superioridad numérica en la medular. Las incorporaciones de Raúl por sorpresa permitían que Lass y Alonso (nuevamente perfectos) tuvieran un nuevo apoyo, ya que el gran capitán siempre andaba desmarcado. Eso y la libertad de movimientos que poseían Kaká, Cristiano e Higuaín hizo el resto: un fútbol de gran altura.

Luego llegó la segunda parte y nos desesperamos. Primero por el árbitro, segundo por Albiol y tercero por la lesión de Alonso (parece que no es grave). El equipo sintió mucho la baja de su director de orquesta, pero no es óbice como para perdonar la bajada general de intensidad.

He mencionado a Albiol... Es incomprensible que un central de categoría internacional permita a su marca correr libremente hacia el balón en un córner. Hay una repetición en la que se ve al defensa madridista, cubriendo las espaldas del autor del segundo gol local, en el momento en que éste arranca y, ¿sabéis qué? Ni lo miró. Cristiano intentó llegar en la ayuda pero el rival tenía todo de cara y le fue imposible. Es un error tan grave que si yo fuese su entrenador, automáticamente perdería la titularidad.

Cuando peor estaba el partido entró Guti. ¡Madre mía, qué Guti! El año pasado repetí un montón de veces que siempre he admirado a don José María Gutiérrez, pero que estaba más que harto de sus comportamientos a lo Caminero, es decir, a lo niñato. Sin embargo esta temporada lleva dos partidazos y al César lo que es del César (incluso Nilo "Ojo de Lince" me telefoneó para decirme que estaba maravillado con el canterano, ahí es nada).

Guti dirigió, orquestó, ordenó e hizo todo lo que se le antojó con el juego del equipo, pero todo bueno. Culminó su clase magistral con un golazo de vaselina que concretaba la manita, un magnífico resultado para debutar en la Champions y muchas cosas que pensar para un Milán que logró ganar gracias a una importante ayudita arbitral (gol en fuera de juego).

Ahora el equipo debe aprender de los errores de la segunda parte, además de asumir que, para ganar la Champions, más vale que ningún partido llegue apretado al final, porque en ese caso, los esbirros de Platini en forma de árbitros, nos lo impedirán.

La próxima crónica la haré desde el Bernabéu, ya que el domingo estaré en Madrid para ver el partido frente al Xerez en vivo. Espero disfrutarlo. ¡HALA MADRID!

miércoles, 16 de septiembre de 2009

Real Madrid - Xerez: Delgado Ferreiro

Delgado Ferreiro quedó el penúltimo en la clasificación de la última temporada pero, para gratificarle el estropicio que nos hizo la temporada anterior en el Bernabéu, en ésta le premian con tres partidos seguidos:

- Racing 1 – Getafe 4
- Sporting 1 – Almería 0
- Real Madrid - Xerez

Esta es la 4ª temporada del mal árbitro vizcaíno, en 1ª división. Lleva dirigidos 49 partidos con un balance de 16 victorias locales, 15 empates y 18 victorias visitantes. Sale a un promedio cercano a las seis amonestaciones por encuentro y una expulsión cada tres partidos.

Al Real Madrid lo dirigió en dos ocasiones ganando los blancos en las dos. Una lejos del Bernabéu y la otra en casa, de ingrato recuerdo para Pepe que todavía está pagando las culpas, contra el Getafe la temporada pasada. Vamos, que podemos decir que es un colegiado amigo, pues ganamos en contra de su voluntad. Hace todo lo posible por agradar a su protector, el ínclito Villar. Nos señalo un penalti en contra, nueve cartulinas amarillas y dos rojas, que demuestran la simpatía que nos tiene.

Desearle que, en contra de su tendencia, este acertado y no nos dé nada pero, que no nos quite lo nuestro.

Nilo Campo
Socio Nº 89506 del Real Madrid

Zurich -2- Real Madrid -5- (vídeo)



martes, 15 de septiembre de 2009

Un equipo muy serio


Sabíamos que este Real Madrid iba a ofrecer espectáculo gracias a los nuevos fichajes, pero todavía faltaba saber cuánto tiempo necesitarían para acoplarse y comenzar a hacer un fútbol serio. Señores, el encuentro del pasado sábado nos mostró un equipo que, estando así de conjuntado, difícilmente perderá algún partido.

La mejoría más significativa con respecto al primer partido de liga se ve en defensa: líneas adelantadas, en perfecta conjunción con el centro del campo. Teniendo en cuenta que en la medular no estaba Lass, este hecho todavía tiene más valor: un centro del campo formado por jugones como Alonso, Guti, Granero y Kaká apenas tuvo fisuras defensivas. El Espanyol llegó con peligro un par de veces en todo el partido, pero ahí estaba Casillas.

En lo puramente defensivo, no hay color entre la pareja Albiol-Metzelder y Albiol-Garay. El alemán tiene muchísimo talento defensivo y eso lo notan sus parejas. ¿No pensáis que Raúl Albiol mejoró mucho con respecto al partido frente al Depor? Metzelder tuvo mucho que ver en ello, así como lo bien aplicados que estuvieron defensivamente Marcelo y Arbeloa.

Después están las bandas: Pellegrini ha demostrado que se pueden ocupar sin futbolistas específicos para ese menester. ¿Cómo? Con orden y concierto. Unas veces era el gran Kaká (hemos fichado a un futbolista de bandera) quien iniciaba el juego por banda izquierda; otras era Granero quien se dejaba caer a una o a otra; Higuaín y Benzemá también ocuparon en varias ocasiones la citada demarcación (estuvieron poco acertados de cara al gol pero incansables todo el partido) y si no, los laterales subían por sorpresa cuando les correspondía, sin caer en los errores de Sergio Ramos del año pasado, que jugó más de extremo que de lateral.

Además de la mejoría del juego, tenemos el resultado: un contundente 0-3 en un estadio, el de Cornellá, que por lo visto va a resultar muy difícil para cualquiera que lo visite, dado lo bien organizado que está el R.C.D. Espanyol. No creo equivocarme, pero qué pocos partidos van a perder este año los espanyolistas si siempre juegan así.

Otro punto importante: ¿recordáis las caras que ponía el año pasado Juande Ramos cuando miraba al banquillo? No tenía nada con qué responder si un partido iba mal. ¿Visteis el banquillo de este sábado? Cristiano Ronaldo, Raúl, Lass...

Tenemos pegada, tenemos banquillo y tenemos orden. Si todo sigue su curso, este año no va a haber quien nos pare. Esta noche iniciamos el camino a la décima: ¡Suerte!.

jueves, 3 de septiembre de 2009

Extremos: Sí o No

Hablando ayer con Paulino, surgió la “discusión” sobre los extremos. Los de la generación del 53, tenemos en la retina al mejor extremo izquierdo de todos los tiempos, La Galerna del Cantábrico: Gento. El jugador de Guarnizo, fue el jugador más laureado del fútbol mundial, a nivel de clubes. Tiene la friolera de SEIS copas de Europa. Por consiguiente, se nos hace difícil el ver a un equipo sin extremos.

Para Paulino es “innegociable” un equipo sin extremos. Pronto se le viene a la memoria los Gento, Manolín Bueno, Collar, Lapetra, George Best, Garrincha,…. etc. Grandes extremos, que hicieron grandes a sus equipos y selecciones.

Reflexionando sobre esta disyuntiva, se me ocurrió escribir sobre este debate, que pienso que dará para mucho. Porque es mucho lo que podemos escribir sobre gustos y sistemas futbolísticos. El fútbol va evolucionando y, periódicamente, van apareciendo “sistemas” nuevos, según el dominio de un equipo en el concierto mundial.

Así el Madrid marco una época, la de Di Stefano, allá por los años 50. Recordar también la selección brasileña de Pele, del 70, el Ajax de Rinus Michel y la naranja mecánica, el Milán de Sacchi y la selección húngara de los Puskas, Kubala, Cibor, etc. con el “sistema” de la WM. Siempre tendremos en nuestra memoria ese equipo, ese jugador o ese entrenador, que, con sus victorias, impusieron una tendencia en los gustos futbolísticos.

Lo que es incuestionable en el mundo del fútbol, son los especialistas. Los porteros, los defensores, los centrocampistas y los delanteros. Según la zona que ocupan en el campo o la labor –misión que desempeñan en un equipo.

Los porteros, indudablemente, no hay discusión sobre su labor. Lo único discutible es su característica. Si está anclado bajo palos, si hace de libero, si va bien por arriba, si destaca en el uno contra uno o si juega bien con los pies (el loco Gatti fue un maestro) y saca el contraataque fabulosamente.

La línea defensiva o defensa, la palabra lo dice, es la encargada de proteger su propia portería, que no te hagan goles. Aquí comienzan los grandes debates, donde comienza la defensa, quien la comienza, como defiendo, que si marco en zona, que si en línea, que si individual, etc.

Dentro del concierto defensivo están los especialistas. Los defensas, propiamente dicho, y dentro de estos, los encasillamos según la posición que ocupen, en defensas laterales y centrales. Antiguamente había una figura defensiva, muy importante, que era el líbero y jugaba por detrás de los laterales y centrales. Por su ubicación y visión del juego, dirigía a sus compañeros y cubría las grietas en la misma, y, a la vez, era el encargado de sacar el balón jugado. En la actualidad la figura del líbero paso a ser llamado medio-centro defensivo al adelantar su posición por delante de la línea defensiva.

Los centrocampistas, como indica su nombre, son los que realizan su función, principalmente por el centro del campo. Para mí, estos son los que más importancia tienen en un equipo. Ellos son los que sustentan el peso del juego. Tienen que ocupar una gran zona del campo y deben defender y atacar. Todos los entrenadores, menos los del patadón, quieren dominar este espacio y cada uno según su propia idea. Así hablamos del 4-2, del 3-1-3, del 2-2-2, etc.

Dentro de estés “sistemas” los periodistas, lo ven como mejor les parece. Que si en rombo, que si abiertos, que si por el centro, que si……………… Nunca nos pondremos de acuerdo.

Los delanteros. Ríos de tinta se pueden gastar sobre estos, y se gasta. Delanteros centros, extremos, medias puntas, falsos delanteros, y así hasta el infinito, pero la realidad es que son los encargados de superar la defensa rival y, muchas veces, ocurre que cada uno lo hace de una forma distinta, según la ocasión, buscándose la vida de la mejor forma posible. No puedes con un defensa pero si con otro, y buscas a este aunque este en distinta zona. El talento impera sobre el sistema, pienso yo.

Indudablemente, creo que todos estaremos de acuerdo, se ataca mejor con más espacios, y estos se consiguen aprovechando lo máximo el terreno de juego. Pero hoy en día, con el grado de profesionalidad que se alcanzó, la mejor forma de atacar es con la sorpresa. Sorpresa que se logra con velocidad de balón y desmarques o bien con desbordes.

Si tienes alguien que desborde cada vez que encare a un rival, tienes una gran ventaja siempre que tengas un buen cazador dentro del área y siempre que el “exterior” no de un regate de más. Hasta aquí, creo, estaremos de acuerdo.

La gran discusión vendrá por el jugador que realice esta función. ¿Usamos un Robben o un CR9? Por poner un ejemplo, aunque se nos pueden venir otros muchos a la memoria. Lo que sí es cierto, y con esto no quiero decir que sea lo mejor (pienso que depende del momento y de las circunstancias), aunque los últimos tiempos, y por los resultados cosechados, la tendencia es a desaparecer la figura de extremo, del especialista exterior, quedando muy pocos especialistas, que están siendo sustituidos por grandes jugadores que parten desde la banda hacia el interior del área o el centro. Ejemplos de estos últimos tenemos varios en las figuras de CR9, Ribèry, Messi, Jesús Navas, Silva, Henry, etc.

Esta teoría es corroborada por los últimos equipos ganadores. La selección de Italia es la campeona Mundial y no tiene un especialista de banda. Lo mismo pasa con la selección española, ganadora de la Eurocopa o con el Barça, que fue el vencedor de la ultima Champions (arbitrajes aparte).

Por estas discusiones es tan grande el fútbol. Todos nos tomamos la licencia de opinar y discutir y al final de lo que se trata es de si la pelotita entra o no entra. De si tienes más suerte o menos. De si tienes más o menos poder en las instituciones. Pero al final lo que queremos es que nuestro equipo gane y, muchas veces, no nos importa cómo, porque la gran realidad es que muchos miramos el fútbol y pocos lo ven.

Dentro de estos últimos, están los que analizan como debilitar al rival para poder rebasar su defensa y lograr marcar más goles que será lo que nos permita ganar. Si esta victoria llega con una gran asociación de los jugadores, despliegue de calidad en el trato del esférico y plasticidad en todas sus acciones, poco importara si juega con un extremo, dos o ninguno. Si el que ocupa esa posición es delantero, centrocampista o lateral, lo que importa es sorprender al rival produciendo un desbarajuste en su sistema defensivo, que nos va a permitir que logremos el objetivo de marcar gol.

Se fue Robben, quizás el mejor especialista exterior, por la parte izquierda, del mundo pero, pienso, esa labor se podrá suplir con CR9, Granero, Higuaín, SR o con Marcelo (creo que esta será su gran temporada) que están capacitados para estar, unos, e irrumpir, otros, y ponerla en buenas condiciones a los Benzema, Raúl, CR9, Kaká, etc.

Nilo Campo
Socio nº 89506 del R. Madrid
Presidente Peña Madridista de Xove

Labor de Fernández Borbalán

Comienza una nueva temporada y, me da, que continuará por los mismos derroteros: en caso de duda perjudicar al Madrid, a pesar de lo que me dijo un peso pesado de la RFEF, recientemente.

Hablando, como no, de fútbol con “X”, yo le comentaba que, con la llegada de Florentino, las relaciones RFEF-R. Madrid serían “no amistosas” y él me respondió “que, si bien nada más tomar posesión del cargo, hubo un fuerte roce, por el tema Calderón, actualmente se resolvió el mal entendido y las relaciones son muy buenas. Prueba de ello es que terminó de pedir una entradas para el Madrid – Depor y sin ningún problema”.
Me da que no es como él piensa. Esperemos acontecimientos pero, visto el arbitraje de Fernández Borbalán el sábado, estos siguen igual. Perjudicar al Real Madrid se premia y beneficiarlo se castiga.

Centrándonos en la labor del almeriense, decir que, si bien sus errores no fueron de bulto, incluso se atrevió con el penalti cometido sobre Raúl, sí que los tuvo en la misma dirección. Señaló algunas faltas en contra del Real Madrid que no eran y dejó sin sanción algunas que eran a favor, y en lugares peligrosos. Dos de estas últimas, en la 2ª parte, fueron cometidas en el minuto 64 y 65. Dos claras obstrucciones, la primera sobre Kaká en el pico del área y la 2ª sobre Marcelo cometida por Laure, dentro del área.

Donde más se le vio la mano “negra” fue en el orden disciplinario. No dudo en amonestar a los jugadores blancos pero si, a los blanquiazules, a los que perdono la amonestación en tres ocasiones.

En el minuto 8 la entrada de Laure sobre Kaká era merecedora de la cartulina amarilla, dejó seguir el juego y luego se “olvidó” de amonestar al deportivista. En el 42, Riki es el que saca el hacha y la usa sobre Marcelo. Fernández Borbalán señala la falta pero le perdona la amonestación. Un minuto después, Pablo Álvarez para a CR9, con una patada por detrás, que tampoco merece la amonestación, según el criterio del colegiado andaluz.

En los instantes finales, Juca culmina su partido –repartió de lo lindo durante todo el encuentro- con su firma sobre CR9, al que propinó un codazo en las mismas barbas de Fernández Borbalán, pero este ni le muestra tarjeta amarilla.

Nilo Campo
Socio nº 89506 del R. Madrid
Presidente Peña Madridista de Xove

El Real Madrid ve las orejas al lobo

El Real Madrid empata a 2 contra el Valencia,  en la segunda jornada de liga, en el primer partido  de esta temporada disputado e...