Calendario

Calendario completo de la temporada 2017-2018 del primer equipo de fútbol, RM Castilla y primer equipo de baloncesto. Hora de Madrid. Se irá actualizando a medida que se conozcan las fechas y horas exactas.

miércoles, 28 de abril de 2010

Europa celebra la eliminación del Barcelona


El año pasado el FC Barcelona avergonzó a España. En un partido en el que únicamente lograron un chut a puerta (en el descuento) eliminaron al Chelsea, en su campo, gracias a un tal Obrevo, que decidió perdonar cinco clarísimos penaltis a favor de los locales (en algunos medios se habla de seis e incluso siete penas máximas perdonadas, pero siendo objetivos, sólo fueron cinco).

Tras el mencionado partido, toda Europa clamó contra el atraco cometido sobre el Chelsea (por mucho que un nutrido grupo de ignorantes culés se empeñe en lo contrario) pero en España, los titulares hacían referencia al gol de Iniesta. Así las cosas, nuestro país se convirtió en una vergüenza para el resto del planeta.

Llegaron a la final gracias a Obrevo y consiguieron tres títulos por dicha circunstancia; o lo que es lo mismo: si no llega a ser por los árbitros, lo del Barcelona se habría quedado en un doblete doméstico y a otra cosa. Ni años históricos ni nada. Pero es igual, porque su presidente dejó claro que siempre serán el equipo pequeño con la siguiente declaración: "nuestro título más importante fue el 2-6 en el Bernabéu". Ganan seis títulos, pero lo que realmente valoran es ganar un partido en el Bernabéu. Blanco y en botella...

Y blanco era el rival que ha apeado esta noche de la competición a los tramposos culés. Sí, tramposos, porque una vez más, las inestimables ayudas arbitrales han estado ahí. A la media hora han dejado al Inter con diez de forma completamente injustificada. Como ni aún así lograban hacer daño a los visitantes, pasado el minuto ochenta Frank De Bleecke (así se llamaba el ladrón de turno) ha concedido un gol en flagrante fuera de juego de Piqué. Y ni por esas.

El partido ha terminado y ¿qué han hecho los responsables del Barcelona?: Abrir rápidamente las válvulas de agua del sistema de riego del césped, para que el Inter no pudiera celebrar su pase a la final sobre el terreno de juego. Les ha salido mal, porque los italianos lo han celebrado, a pesar del lanzamiento de todo tipo de objetos al terreno de juego y el agua (pero tranquilos, que aunque han llegado a alcanzar a Snejder, no les cerrarán el campo ni tendrán sanción de la UEFA). Además han demostrado a todo el planeta lo que son: gentuza.

Enemigo en la contienda, cuando pierde da la mano. ¿Qué es eso? Parte del himno del Real Madrid. Pero claro, hablamos de la leyenda y las leyendas siempre son superiores a las modas pasajeras. Es la diferencia entre Real Madrid y Barcelona, tan abismal que ni siquiera Einstein la podría calcular en términos de años luz.

Desde el partido de ida, el Barcelona ha intentado ganar la eliminatoria en los despachos, porque en el campo, como hemos podido ver hoy, le resulta imposible. Xavi llorando amargamente a la prensa y cayendo en el patetismo al enfrentarse a Mourinho, que en este tipo de cosas se mueve como pez en el agua. Guardiola idem de idem. Piqué, llevándose la palma, aseguraba que el Inter iba a odiar el fútbol después del partido de esta noche. Hay que pensar antes de hablar. Nosotros ya lo padecimos en su día con Boluda; la diferencia es que dicho personaje apenas duró unos meses en el equipo. Laporta también rajó lo suyo, aduciendo que el Real Madrid había sido beneficiado por los árbitros porque le han pitado más penaltis que al Barcelona. Teniendo en cuenta los piscinazos de los azulgrana, no deberían haberles pitado ninguno, pero la imprudencia del terrorista Laporta (sí, he dicho terrorista, porque es lo más parecido a un extremista islámico en sus declaraciones) es patente. Como el día en que increpó a un personaje de Disneylandia simplemente por saber más de geografía que él. ¿Qué pasa? ¿En las facultades de derecho de Cataluña no se enseña geografía? Tener una licenciatura y ser un cateto-paleto, es muy fuerte.

Dejando a un lado la realidad azulgrana (aunque tengan comprada a gran parte de la prensa, por fortuna, algunos todavía sabemos pensar por nosotros mismos) y centrándonos en el equipo importante, ¿todavía hay alguien que piense que Mourinho debe ser el entrenador del Real Madrid la próxima temporada? Me parece que no.

De acuerdo que en la ida el Inter le metió tres al Barcelona (por cierto, ya que estamos, que alguien me explique cómo un árbitro que no expulsó fulminantemente a Messi por una cruenta agresión sobre Maicon pudo favorecer al Inter, porque no lo entiendo). Pero el planteamiento de la vuelta ha sido infame: nos colocamos todos, excepto Milito, por detrás de la línea de tres cuartos y a defender. Entiendo que se hubieran echado atrás tras la injusta expulsión de Motta, pero hacerlo de inicio, es una temeridad. Cualquiera que le juegue así al Real Madrid termina goleado... Imagino que Mourinho ha pensado que el Barcelona no es el Real Madrid y ahí, afortunadamente, tiene toda la razón.

Lo cierto es que el Inter, dirigido por un inconmensurable Cambiasso (por cierto, repasad la alineación interista y comprobaréis que ha sido el Real Madrid B quien se ha cargado al Barcelona) ha defendido con orden y eficacia. En la primera parte el Barcelona sólo ha contado con una ocasión de gol (un chut de Messi despejado por Julio César en la mejor parada de la noche) y en la segunda, hasta el gol en fuera de juego de Piqué, nada de nada. Mucho toque de fútbol sala, mucha posesión, pero nada de fútbol. Es lo que hacen habitualmente los azulgrana; la diferencia es que ya les han concedido goles suficientes en fuera de juego o de penalti injusto como para poder dedicarse a hacer rondos. En eso son muy buenos, sí, pero no es fútbol.

No queremos un Real Madrid así (ni el de Mourinho ni el de los rondos y las trampas). Antes que ver al portugués en nuestro banquillo, prefiero que se quede Pellegrini, a pesar de que por su culpa no estaremos en la final del Bernabéu (sí, he dicho por su culpa). Pero bueno, eso ya pertenece al año que viene y aquí no poseemos ninguna bola de cristal.

Ya que estamos con los técnicos: gracias, Guardiola, por ser tan zoquete y dejar fuera a Ibrahimovic. El visionario Guardiola... ¡Ya está bien de tantas memeces! El año pasado Laporta lo quería echar tras su descorazonador inicio de liga, pero tres ayudas arbitrales monumentales en tres partidos consecutivos, hicieron que el Barcelona sumase nueve puntos y la marea se calmase. Después le cogieron gusto, el Villarato se instauró de pleno y el dicho de Helenio Herrera de que al fútbol se juega mejor con diez, quedó obsoleto, ya que hemos comprobado que al fútbol se juega mejor con catorce. Así que desengañáos: Guardiola vale lo que el árbitro de turno está dispuesto a dejarse comprar.

Dejar fuera a Ibrahimovic suponía perder una buena parte de oportunidades de pasar la eliminatoria por juego aéreo. Y como quieren hacernos creer que el tal Bojan es un fuera de serie... Los que hemos visto jugar a Raúl, sabemos la diferencia entre un fuera de serie y uno del montón y Bojan pertenece a este segundo grupo.

Podría seguir toda la noche con los despropósitos de Mourinho, Guardiola y los árbitros, pero no os cansaré más. Hoy el fútbol ha ganado, ya que en la final del Bernabéu no veremos atracos, estafas, robos, engaños, falsedades, piscineros ni nada por el estilo. Posiblemente tampoco veamos goles hasta la tanda de penaltis, habida cuenta de los históricos estilos de alemanes y Mourinho, pero, por lo menos, habrá justicia.

Por último: ¿me alegro de la eliminación del Barcelona? Por supuesto. ¿Por qué? Porque yo sí soy español.

martes, 27 de abril de 2010

Lo que entiende el arbitraje español por máxima concentación

La semana pasada los máximos mandatarios del fútbol español, Villar, y del colectivo arbitral, Sánchez Arminio, se llenaron la boca anunciando la exigencia a los colegiados de poner la máxima concentración (reconocimiento de que en las anteriores no se tomaban su trabajo con la exigencia a la que están obligados a tenor de lo que cobran, algo que corrobora nuestra teoría) en sus actuaciones, durante las cinco últimas jornadas de liga. Pues a la primera ocasión les demostraron la concentración que realmente tuvieron. En un partido señala un minuto de prolongación de la primera parte y cuando faltaban unos segundos para terminar los 45 reglamentarios, para los vestuarios. Advertido por un asistente, vuelta para el terreno de juego a disputar el minuto y medio que faltaba.

Si nos fijamos en la labor del "gomina" Muñiz Fernández, en el partido Barça – Xerez, un recital de favores hacia el amigo del Villarato. Primer gol local se ayuda de la mano para controlar el esférico y poder marcar. El tercer gol, falta clara de Ibrahimovic sobre el defensor que no señaló y el sueco sube el tercer gol al marcador cuando las estaban pasando moradas ante el colista. Por si esto no fuera suficiente, dos expulsados y un rosario de amonestaciones a los visitantes, en los instantes finales.

Ya centrados en el partido que realmente nos interesa, Zaragoza – Real Madrid, dirigido por el que se dice mejor árbitro español y próximo mundialista, Undiano Mallenco, fue el "cum lauden" de lo que no puede ser un arbitraje. Pero antes de adentrarme en el análisis de la labor de Undiano, quiero hacer hincapié en las manifestaciones pre-partido, por parte del entrenador local, en las que incitaba a lo que después ocurrió sobre el terreno de juego y que el colegiado navarro no supo, o no quiso, poner coto a las mismas. Gay manifestó que el modelo a seguir era el del Bilbao, fuerza y agresividad. De la última la emplearon por arrobas. Lo triste es que salieran a la rueda de prensa, post-partido, diciendo que el árbitro les impidiera ganar el partido. Que el Comité de Disciplina no empapele a este impresentable es todavía, si cabe, más aberrante.

Comenzó bien el partido, minuto 1 penalti claro, clarísimo, de Contini sobre Higuaín que Undiano Mallenco, ni su asistente, quisieron ver. No hay que enfadar al jefe. Tampoco vieron el cometido por Jarosic, minuto 83, sobre Higuaín. No señalar estos dos penaltis tan claros ya, por si solos, descalifica su arbitraje. Los locales también reclamaron penalti y expulsión se Sergio Ramos por una supuesta falta sobre Colunga. Digo supuesta porque la misma no existió.

En lo que realmente estuvo fatal, pésimo, rallando los meritos suficientes para ser apartado del arbitraje, fue en el apartado disciplinario. Permitió la violencia de los jugadores locales que milagrosamente no lesionaron de gravedad a los rivales de pura casualidad. Varias acciones llevaban visos de riesgo de la integridad física de algún jugador madridista.

Cuando uno repasa el acta del encuentro no le que más que hacer cruces y preguntarse cómo es posible que los locales vieran una cartulina amarilla MENOS que los visitantes ¿Qué partido vi yo o qué partido vio Undiano Mallenco? Imposible que el considerado, por la prensa, mejor árbitro del momento tuviera una actuación tan lamentable y partidista que es lo peor que se puede decir de un colegiado.

El recital de violencia desatado por los locales comenzó en el minuto 4, cuando Ponzio, uno de los que no debió de terminar el encuentro sin ser expulsado, cometió falta sobre CR9. Undiano señaló la falta pero se olvidó de la amonestación, ni verbal.

En el minuto 18, Contini, no satisfecho con el penalti cometido en el primer minuto, cometió su primera agresión. Cristiano Ronaldo se va en velocidad para ganar la espalda a la defensa local y es parado por un codazo que Contini le suelta sin balón. Imposible que ni Undiano, ni su asistente (muy próximo a la acción) ni el 4º árbitro lo vieran. Contini se quedó tan fresco y continua con su recital de marrullerías y anti deportividad.

A los 28 minutos Casillas atrapa un balón dentro del área grande y Eliseu, otro que no debió de terminar el encuentro sin ser expulsado, le da un puñetazo en el costado al guardameta. Undiano lo vio pero, cobardemente, solamente le muestra la cartulina amarilla. Fue agresión y la tarjeta debió de ser roja.

Eliseu en el anterior lance con Casillas se fue bien parado, un minuto después mejor aun, porque ni amonestado fue. Marcelo entró con el pie en alto al jugador local. Undiano señalo la falta del brasileño y le perdonó la cartulina amarilla. Pero Eliseu, con Marcelo en el suelo, lo pisó por dos veces. La primera en la barriga y la segunda en el pecho. Ni amarilla y fue su segunda agresión. Como tampoco fue expulsado por una nueva agresión sobre Marcelo, en el minuto 42, ni tan siquiera tarjeta amarilla. No estaba Undiano para facilitar las cosas al Real Madrid.

Con la expulsión de Contini, por cierto dudó en mostrarle la cartulina roja aunque la reacción de los visitantes hacia el agresor le dio a entender que ya no podía seguir cerrando los ojos ante la agresividad local, calmó los ánimos de los locales aunque Ponzio, minuto 65, cometió una falta sobre CR9 merecedora de amonestación y que significaría su expulsión.

Otro que merece ser tratado aparte es el jugador local Ander Herrera. Su aparición en las portadas los últimos días provocó que la joven promesa estuviera pasado de revoluciones. Sus protestas, entradas fuera de reglamento y anti deportividad mostrada ante los jugadores rivales bien merecieron un toque de atención por parte del colegiado y de sus dirigentes. Así se pierden muchos de las promesar que surgen todas las temporadas, por sus formas. No me gustó un pelo su comportamiento sobre el terreno de juego ni fuera del mismo.

También merecen un apartado las columnas de algunos “periodistas” en prensa nacional. Su forofismo los lleva a confundir y soliviantar a las masas confundiendo la realidad de lo hechos. Para muestra un botón, si leemos la columna en el As del día 25, firmada por Pedro Luís Ferrer, sabrán a qué me refiero. Califica el arbitraje de Undiano de sibilino. Fundamenta su argumento en el supuesto penalti de Sergio Ramos sobre Colunga y su expulsión. Lo que no dice es del penalti cometido por Contini en el minuto 1, ni haberle perdonado la expulsión al propio italiano en el minuto 18, como tampoco que no expulsara a Eliseu y Ponzio en la primera parte. Su columna sí que es sibilina.

Nilo Campo
Socio nº 89506, del Real Madrid

domingo, 25 de abril de 2010

Raúl, el Villarato y los patéticos antimadridistas


Acabo de escuchar las declaraciones de José Aurelio Gay, técnico del Zaragoza y todavía estoy perplejo. Ni corto ni perezoso achaca la derrota de su equipo al árbitro, un Undiano Mallenco que es digno sucesor de Medina Cantalejo en lo que a antimadridismo se refiere.

Según este técnico de medio pelo (fue un futbolista de baja categoría y como entrenador lleva el mismo camino de mediocridad) Undiano Mallenco permitió al Espanyol zurrar de lo lindo al Barcelona la pasada jornada liguera, mientras que esta tarde no ha dejado que los futbolistas locales se acercaran a los madridistas. ¡Hay que joderse!

Siento la expresión, pero es que hace falta tener poca vergüenza. ¿Acaso este tuercebotas de apellido peculiar está insinuando que los árbitros favorecen al Real Madrid y perjudican al Barcelona? No me lo puedo creer.

Y claro, el público irá hilvanando las quejas de Gay con los patéticos, absurdos e injustificados lloros de Guardiola, Xavi y compañía del martes (que el Barcelona se queje de un arbitraje en Champions después de los cinco penaltis de Chelsea es patetismo y falsedad en estado puro) y a lo mejor hasta se lo cree, porque, sintiéndolo mucho, en nuestro querido país la televisión corrompe la libertad de pensamiento mucho más de lo que a muchos nos gustaría reconocer.

Resulta que nada más comenzar el partido (a los 90 segundos) Undiano deja de pitar un clamoroso penalti sobre Higuaín. No contento con ello, el árbitro navarro (y aprovecho para decir por enésima vez que los navarros de pro, como un servidor, no paramos de avergonzarnos de Undiano y Fermín el del banderín) ha dejado de pitar tres gravísimas agresiones: un codazo en pleno rostro sin disputa de balón sobre Cristiano Ronaldo, un brutal pisotón en el cuerpo de Marcelo cuando éste yacía en el suelo y un fuerte golpe en las costillas de Casillas en una jugada ya terminada. Y eso por no hablar de la gran cantidad de faltas cometidas por el Zaragoza para parar el juego del Real Madrid.

Pero resulta que Undiano no ha permitido a los futbolistas del Zaragoza acercarse a los madridistas, ¿verdad? Señor Gay, es usted tan patético, llorón y falso como lo son Xavi y Guardiola, que dicen públicamente no hablar de los árbitros, pero que rajan sin parar contra ellos en cuanto pierden un partido. Lamentable.

Jugar al fútbol en esas condiciones es muy complicado. El Real Madrid lo ha intentado y, de hecho, el primer cuarto de hora prometía, ya que el fútbol practicado trataba de asemejarse al de la semana pasada frente al Valencia: misma alineación, mismo esquema, buena circulación de balón, uso de las bandas... El problema es que el Real Madrid intentaba jugar al fútbol y el Zaragoza se dedicaba a la lucha libre barriobajera, consentida por Undiano, a pesar de los patéticos lloros de Gay y la estupidez supina de una afición local tan maleducada como ignorante.

A pesar de todo, el Real Madrid merecía haber llegado al descanso por delante en el marcador, tanto por ocasiones como por juego. A destacar un impecable chut de Raúl, a pase de Guti, que ha despejado el meta Roberto con la punta de los dedos al poste.

Si alguien cree que estoy narrando una crónica de hace años, va a ser que no. Habéis leído bien: asistencia de Guti a Raúl. Una vez más la pareja de canteranos acude al rescate del Real Madrid, por mucho que Florentino Pérez se haya empeñado en darles la patada. Y eso que no he estado de acuerdo con el cambio. Vamos a ver: si se lesiona un media-punta, ¿no debería ser sustituido por alguien que ocupe la misma demarcación? En el Real Madrid no se hacen esas cosas; quizá las consideren aburridas.

El proceder de los técnicos del Real Madrid en los útimos años ha sido el de reinventar el fútbol. Así se hundió a Beckham varios años colocándolo de pivote defensivo, se desperdició la potencia de Baptista utilizándolo de extremo izquierdo o de ariete y, sobre todo, se cortó de golpe y porrazo la gran carrera goleadora de Raúl colocándolo varios años de centrocampista (y aún así el siete, con el gol de hoy, es el tercer máximo artillero en la historia de la liga). Así que, tras la lesión de Van der Vaart, Pellegrini ha dado entrada a Raúl para ocupar su puesto, en lugar de hacer lo lógico: meter a Kaká.

Los defensores del chileno argumentan que Kaká no estaba para jugar tantos minutos. Y digo yo: ¿entonces para qué lo convocas y dejas fuera a Granero? Nunca he entendido que alguien que no está para jugar ocupe plaza en la convocatoria. Pero es lo que hay.

Independientemente de ello, las cosas han salido bien ya que el Real Madrid ha logrado los tres puntos. El primer tanto lo ha logrado Raúl, a pase de Cristiano que se había hecho con un rechace de un disparo propio (como anécdota comentar que el siete ya había pedido el cambio por encontrarse lesionado, pero éste crack los marca hasta cojo) y el segundo lo ha logrado de tiro cruzado Kaká, que por fin había entrado en el terreno de juego para jugar el último cuarto de hora.

Entre gol y gol blanco, el Zaragoza ha logrado su tanto, un lujo que ha podido costar caro al Real Madrid. En un partido tan difícil como éste, en el que el árbitro (diga Gay lo que quiera) permite a tu rival machacarte físicamente una y otra vez, contar con ventaja en el marcador es algo importantísimo. Cuando Raúl ha marcado, los locales todavía no habían logrado aproximarse a la meta de Casillas. Con tal superioridad y a causa de la imposibilidad de practicar fútbol, el Real Madrid debería haber comenzado a realizar posesiones largas, sin rifar el balón y con mucho cuidado en la retaguardia. Sin embargo, a los diez minutos del 0-1, Colunga ha logrado el empate en un despiste monumental de los madridistas a la hora de efectuar el fuera de juego.

Muchos ya nos temíamos lo peor, entre otras cosas porque la sensación de déjà vu planeaba sobre la Romareda. Pero, afortunadamente, Kaká, a pase de Cristiano, ha logrado el definitivo 1-2 en el minuto 82, que nos permite seguir soñando con la remontada.

Me gustaría finalizar comentando un hecho relevante: tras una primera parte en que los futbolistas del Real Madrid parecían no tener sangre (he jugado al fútbol muchos años y cuando alguien cometía fechorías similares a las del Zaragoza hoy, dicho alguien tenía un serio problema) en la segunda mitad, en el momento en que Contini ha agredido a Higuaín, el Real Madrid en bloque se ha ido a por el jugador local. Undiano ni se lo ha pensado y rápidamente ha expulsado a este maleante, autor de la agresión de la primera parte sobre Cristiano. ¿Por qué no han reaccionado así antes? ¿Por qué no se comieron de la misma manera a Mejuto y a los jugadores del Valladolid en el partido más bronco de esta temporada? Es algo que deberían replantearse todos en el vestuario, pues si no están unidos de forma similar en el resto de los partidos que toquen fuera de casa, la cosa se pondrá muy, muy difícil. ¿Por qué? Porque los equipos rivales no son tontos y está fuera de toda duda que está permitido vapulear al Real Madrid fuera de casa.

Es una vergüenza, pero es lo que hay. Si hubiera un poquito de justica en el fútbol, el Barcelona no ganaría nada. Sólo con el gol mal anulado a Raúl en Gijón, el Real Madrid sería líder. Pero ha habido mucho más en concepto de ayudas extras al Barcelona. Sin ir más lejos hoy han necesitado tirar de árbitro en casa contra el farolillo rojo (mano de Jeffren en el 1-0 y falta de Ibrahimovic en el 3-1).

Pero esto es un juego y, como tal, es susceptible de que se hagan trampas. Si encima contamos con un presidente que prefiere consentirlas antes que dejar de ser políticamente correcto, estamos apañados.

viernes, 23 de abril de 2010

Respuesta a un culé y a un financiero

Querido culé:

Agradecerle los consejos que, creo interesados, nos viene a dar en un blog madridista. Gracias también por el interés que demuestran al seguirnos y leernos. Sinceramente, gracias. Los días que tardé en colgar la respuesta a su comentario (lleva escrita desde esos días) me vino como anillo al dedo, si bien de forma ventajista, jejejejeje, para aprovechar, para decirles que comiencen por aplicarse el consejo, huelga recordarles el comportamiento en Milán, porque al final: - “la cabra que tira al monte……………..” y sin fundamento ninguno. Con empate a cero se señaló un fuera de juego a Milito y una falta a Etto'o que no eran.

Sí tienen razón en que el tercer gol no debio de subir al marcador pero Messi debió ser expulsado por la agresión que cometió sobre Maicón. El interista iba a cerrar en defensa, el balón no estaba en esa zona y Messi SALTA con el codo armado para impactar con la cara del brasileño. Agresión en toda regla e intencionada. Con cuatro partidos de sanción sería lo justo para paliar su agresión.

Me sirve esta respuesta también para mi amigo el financiero, jejejejejeje, ¿verdad Pedro que a ti también te vendrá bien el consejo? Y continuando con los refranes este, Pedro, te vendrá como anillo al dedo: “piensa el ladrón que todos son de su condición”, esto por lo de llorón, lo que tu llevas todas la temporada llorando por no sé quién y ciego, jajajajajajaja

Puedo comenzar por varios apartados a la hora de responderle, pero lo haré, siempre respecto al arbitraje, sección que llevo más directamente, y desde el conocimiento que me acompaña después de muchos años en el mundo futbolístico, primero como jugador aficionado (muy malo, la verdad, torcía las botas y le pegaba con la uña), secretario general en un club de categoría nacional, miembro de una territorial del fútbol español y mis pinitos como árbitro de fútbol sala. También puedo presumir (y lo digo con el máximo orgullo) de haber sido la cabeza visible de organizar durante varios años el que fue uno de los mejores maratones de fútbol sala en este país (por nuestro pabellón pasaron los mejores jugadores de este deporte) en un ayuntamiento de 3.600 habitantes.

Pero de lo que más orgulloso me siento es de los muchos amigos que hice durante esos años. Entre ellos tengo varios árbitros y muchas veces comentamos mis análisis pero, salvo raras excepciones, el cómputo general es favorable a mis teorías.

El análisis de la labor de Mejuto, veo que, salvo dos lances puntuales, está de acuerdo Vd. con el mismo al no rebatir los errores que, siempre bajo mi punto de vista, cometió el asturiano. Por lo que aquí no tengo nada que objetar a su comentario, sí darle las gracias una vez más por ser uno de los muchos seguidores del F.C. Barcelona que se interesan por nuestro blog y que hacen que cada día sean más la visitas al mismo.

Refiriéndonos al "Villarato", y siempre partiendo de mi experiencia (conocedor de mil y una anécdotas que darían para escribir un libro) reiterar que existe, que está muy latente y que gracias al mismo, más que su juego de futbolín, son muchos de los títulos logrados por el F.C. Barcelona, siempre bajo mi punto de vista.

Sería muy largo de enumerar los “favores” al esquirol calzoncillos Lapuerta, perdón, Laporta, aunque solamente le voy a recordar dos:

- El lanzamiento de una botella de J&B (para mí la cabeza del cochinillo es menos dañina) y la sanción incumplida del cierre de su estadio.

- Los errores arbitrales a favor del F.C. Barcelona se premian con mundiales, finales de copas del Rey, escarapelas FIFA, etc…… mientras que los favorables al Real Madrid son premiados con la “nevera”. Cuando quiera le demuestro los ejemplos que tenemos recientemente.

También puedo recordarle, o poner en su conocimiento, que a su equipo fue “cazado” infraganti con prebendas a los colegiados (incluso un televisor Grundig a color, cuando en España el 90% teníamos en blanco y negro, a un colegiado como regalo de boda. Por cierto, se continúa con la práctica, pero ahora con un reloj que se le entrega antes del partido).

Significativo fue escuchar por la radio narrar como en Barcelona se le pregunta al colegiado internacional de turno si prefiere yegua o caballo -para satisfacer sus apetitos sexuales- en partidos internacionales. Que yo sepa el periodista está en la calle y nadie lo denunció.

Su equipo fue cazado, ahora ya se sabe el nombre del jugador que hizo la oferta, intentando comprar a un jugador madridista, Luís Milla, para que cometiera penalti y así perdiera su equipo (por cierto perdió y el colegiado de turno tuvo mucho de culpa). Es significativo el chivatazo al F.C. Barcelona para evitar ser grabado.

Y si nos remontamos al pasado, ese que tanto les duele y que ustedes nombran como el equipo del gobierno, al referirse al Real Madrid, pues recordarle, o poner en su conocimiento, que el propio Franco tuvo que expropiar los terrenos para construir el Campo Nuevo, CINCO veces. Pero ahora como no es correcto políticamente recordarlo, quieren quitarle las insignias de oro y brillantes concedidos al dictador en compensación por el favor.

Para terminar, rogarle que tire de historia y que me diga quiénes fueron los ganadores de las ligas desde la llegada al poder de Franco hasta 1954, los años más duros de la dictadura. Es para saber quién fue el equipo del gobierno.

Muy agradecido:

Nilo Campo Santos

lunes, 19 de abril de 2010

Otra vez en el camino Teixeira Vitienes

Se dice que uno tiene una flor en el culo cuando tiene suerte y Teixeira Vitienes, ayer, más que una flor un jardín. No se le presentaron jugadas conflictivas, la dureza del “Violencia” fue en ocasiones muy puntuales (la falta de Marchena rebaja la adrenalina a sus compañeros) y la superioridad blanca fue tal que hasta el rival dio por bueno el resultado (bien se tendrían que ir al descanso con un 5-0 en el marcador) que hoy ni se menciona nada de su labor por lo que me limitaré a reseñar los errores más significativos de entre los muchos que cometió.

Sus errores de apreciación fueron inducidos por sus asistentes que en cuatro ocasiones le señalaron posición antirreglamentaria cuando era legal la misma. La primera, minuto 13, señalan como fuera de juego la entrada de CR9 franco hacia Cesar por la parte izquierda del ataque madridista. Su posición era claramente legal.

La segunda ocasión en que el asistente confunde a Teixeira, minuto 59, fue al señalarle como posición adelantada de Bruno cuando este le ganó bien la espalda a la defensa local y encaraba portería por la parte derecha para asistir a uno de sus compañeros.

La tercera ocasión en que el asistente levanta el banderín equivocadamente, minuto 68, impide que por segunda vez CR9 se quede solo delante del guardameta César, con el agravante de que era perpendicular y con terreno por delante.

La cuarta vez que su asistente lo induce al error, minuto 82, también un jugador local, Higuaín, evita una vez más que el delantero argentino se plante solo delante de Cesar. Casi tiene pleno de equivocaciones el asistente del ataque local, acertó en una. El que sí tuvo pleno fue el que marcaba el ataque visitante, una que señaló y una que erró.

En lo disciplinario cometió Teixeira los errores más significativos y no midiendo a los dos contendientes por el mismo rasero. El máximo rigor con los locales y permisividad con los visitantes. La entrada que cometió Albelda sobre CR9 en el minuto 4 era merecedora de amonestación. Como era merecedor Alexis de roja directa por la entrada, lo paró con el codo, cuando iba a ser desbordado con un auto pase por el jugador luso. La acción fue claramente de roja directa aunque el benévolo de Teixeira lo dejó en amarilla. Esta acción pudo traer consecuencias porque el jugador blanco se tomó la justicia por su mano, minuto 66, con una fuerte entrada sobre Alexis. Con la amarilla se quedó corto el colegiado cántabro.

Tampoco quiero pasar por alto el error que cometió, en el minuto 9, al no apreciar como falta la entrada por detrás de Silva sobre Guti, incluso merecía ser amonestado, y que dio lugar a una contra del Valencia que tuvo que solventar Casillas al despejar fuera de su área.

Hacer mención de lo acontecido en el encuentro Español – F.C. Barcelona, que termino milagrosamente con empate a cero goles. Las ocasiones locales fueron varias y claras. Hacer mención al "seny" culé que una vez finalizado el encuentro su entrenador, y van………….., se enfrento con el 4º árbitro y en los túneles de vestuarios también hubo un conato de tangana al no admitir que el rival les diera una lección sobre el terreno de juego y que les tiro por tierra lo conseguido en el Bernabéu el sábado anterior. No admiten que un colegiado sea imparcial y que mida a los dos contendientes con el mismo reglamento. Por fin Alves fue expulsado, algo de lo que da motivos en todos los encuentros que disputa. También significativas las manifestaciones de Xavi postpartido, no tienen desperdicio. En fin los del "seny" se quedaron con el culo al aire, como se dice vulgarmente.

Nilo Campo
Socio nº 89.506, del Real Madrid

Olés en el Bernabéu


Es la primera vez, en lo que llevamos de temporada, que veo al Real Madrid jugar al fútbol. Quizá os parezca excesivamente duro, pero es lo que hay. Tener pegada, golear a la contra o jugar mediante arreones no es jugar al fútbol. Hemos sido efectivos, hemos marcado un montón de goles, llevamos una cantidad de puntos en liga extraordinaria, pero eso no es fútbol.

Ayer vimos a un Real Madrid diferente. Para empezar, desaparecieron las ansias (más o menos, porque Cristiano volvió a pecar de individualista). El Real Madrid, sabedor de su gran calidad, se hizo con el balón y comenzó a generar ocasiones. ¿Y cómo fue esto posible? Muy sencillo:

1.- Gago jugó por detrás de Xabi Alonso todo el partido, tácticamente perfecto, dando potencia al centro del campo del Real Madrid que no ofrecía ni un espacio al rival.

2.- Cristiano no jugó de delantero, sino que se incorporaba a los ataques entrando indistintamente por ambas bandas.

3.- Entre la cobertura de Gago y la apertura de campo por bandas, Alonso y Van der Vaart tenían más espacios para dirigir y combinar con los compañeros.

4.- Guti también tuvo más espacios entre líneas. Teniendo en cuenta que sus últimas actuaciones son sobresalientes, el canterano volvió a decidir el partido.

5.- Higuaín de delantero y también con más espacios. Es lo que pasa cuando no entra todo el mundo por el centro, como tantas y tantas veces hemos visto esta temporada.

6.- Una defensa perfectamente conjuntada, adelantada y absolutamente concentrada, con subidas por sorpresa (y no por defecto) de sus laterales, los cuales jugaban en sus posiciones naturales (Arbeloa por la derecha y Marcelo por la izquierda).

7.- Un Casillas perfecto: le llegaron con claridad una vez y lo solventó como lo que es, el mejor portero en la actualidad.

El fútbol es un juego y, como tal, la suerte influye. Quiero decir que a pesar de jugar bien, se puede perder. Eso sí, una liga está compuesta por 38 jornadas y, aunque algún día se pierda, lo habitual es obtener los tres puntos desplegando un juego como el del Real Madrid anoche. Además conviene tener en cuenta que el rival era el Valencia, tercer clasificado en liga, lo que le da mayor valor a la victoria.

Ahora llegan las preguntas. Pellegrini ha tardado mucho en sacar el mejor equipo con la táctica adecuada. Le aplaudo por lo de ayer, pero ¿por qué ha tardado tanto? Aunque la pregunta no es ésa, sino la siguiente: ¿mantendrá esquema y táctica o la semana que viene lo cambiará todo? Y la pregunta es justa, porque es algo que hemos visto toda la temporada: momentos en que el Real Madrid ha funcionado bien y, en el partido siguiente, incomprensiblemente, todo cambiaba.

¿Qué habría pasado si ayer Pellegrini hubiese empleado la misma táctica que contra el Barcelona? Dicha táctica consistió en intentar maniatar a los futbolistas azulgrana, olvidándose de jugar al fútbol. ¿Os imagináis si ayer hubiera hecho un equipo en función de Villa, Silva y Mata? Teniendo en cuenta que hizo algo parecido contra el mediocre Olimpique de Lyon, nadie se hubiera extrañado.

Llevo mucho tiempo discutiendo con diferentes personas acerca de la continuidad de Pellegrini. Los que se muestran a favor de la misma tienen argumentos contundentes: el Real Madrid no puede cambiar cada año de entrenador, un proyecto no se efectúa en un solo año y, sobre todo, los futuribles a los que tiene en mente Florentino (Benítez y Mourinho). Sin embargo, yo también tengo argumentos de peso, como la cobardía de un técnico que ha jugado en función del contrario los partidos más importantes de esta temporada (cayendo derrotados en los mismos), su incapacidad para hacer jugar a un equipo compuesto por futbolistas de primera línea, pero, sobre todo, la responsabilidad.

Estamos en una época en la que a todo el mundo se le exige responsabilidades. ¿Por qué no a un entrenador? Entiendo que a nadie se le puede pedir por contrato que gane la Champions (no en vano, el Real Madrid estuvo 32 años sin ganarla). Pero sí deben existir opciones reales de ganarla. Tirar una eliminatoria contra una mediocridad como el Lyon, que actualmente está en semifinales de la citada competición, es un acto por el que debemos exigir responsabilidades. ¿Acaso no os las exigen a vosotros en vuestros trabajos? Ya lo creo que sí. Y tirar por la borda la competición más importante el año en que se juega la final en el Bernabéu, es un delito demasiado importante como para no ser tenido en cuenta.

Puede que Pellegrini no haya podido conformar la plantilla como él hubiese deseado, pero es un entrenador profesional y ha contado con la créme de la créme. Ha cometido errores muy gordos y ha reincidido en ellos. Parece rectificar ahora, cuando no podemos ganar la Copa de Europa y la liga no depende de nosotros... Demasiado tarde.

Estoy muy contento por la primera parte vista ayer, feliz de ver por fin practicar fútbol al Real Madrid. Pero 45 minutos del mejor fútbol visto esta temporada no pueden hacerme olvidar las fechorías cometidas por el chileno.

Continuaremos con el debate la semana que viene. Creo que nos merecemos disfrutar durante unos días de los primeros olés en el Bernabéu de la temporada. Ahora toca esperar acontecimientos.

viernes, 16 de abril de 2010

Otra más de Pérez Lasa

Analizar la labor de Pérez Lasa es de lo más sencillo, su calificación no cabe más que clasificarla de desastrosa. Jesús Gil, Q.E.D., le llamó públicamente borracho y parece que no debía de ir desencaminado, esa es la impresión que da, que dirige los partidos “perjudicado” como se lleva ahora. Tal sería su actuación para que el Comité de Disciplina le enmendara la plana y le quitara la tarjeta amarilla mostrada a Albiol en el minuto 78. Esto es lo que puso en el acta:

- + En el minuto 78 el jugador (18) Albiol Tortajada, Raul fue amonestado por el siguiente motivo: zancadillear a un contrario, cuando éste llevaba el balón controlado, derribándole.

Pues el Comité lo deja, como se dice vulgarmente, “con el culo al aire” y esta es la copia literal de la resolución:

Expediente nº 210 – 2009/2010

En Las Rozas (Madrid), a 16 de abril de 2010, reunido el Comité de Competición de la RFEF, integrado por D. Alfredo Florez Plaza, D. Enrique Arnaldo Alcubilla y D. Miguel Cardenal Carro, para resolver las incidencias acaecidas con ocasión de la celebración del partido correspondiente al Campeonato Nacional de Liga de Primera División, disputado el día 15 de los corrientes entre la U.D. Almería SAD y el Real Madrid C.F., adopta la siguiente RESOLUCIÓN

ANTECEDENTES

Primero.- El acta arbitral, en el apartado de jugadores, bajo el epígrafe de amonestaciones, literalmente transcrito dice: "Real Madrid C.F.: En el minuto 78 el jugador (18) Albiol Tortajada, Raúl fue amonestado por el siguiente motivo: zancadillear a un contrario, cuando éste llevaba el balón controlado, derribándole".

Segundo.- En tiempo y forma el Real Madrid C.F. formula escrito de alegaciones, aportando prueba videográfica.

FUNDAMENTOS JURIDICOS

Unico.- La alegación del club se funda en la concurrencia de error material manifiesto en la descripción de la jugada contenida en el acta arbitral, pues de la prueba videográfica aportada se infiere que el jugador sancionado no toca al contrario y por tanto no es derribado.

El Comité comparte la alegación del club, toda vez que revisadas las imágenes se deduce con nitidez y certeza plena que, en efecto, el jugador amonestado no zancadillea ni derriba al contrario, por lo que concurren los
presupuestos fácticos para dejar sin efecto la amonestación mostrada al Sr. Albiol.

En virtud de cuanto antecede, el Comité de Competición,

ACUERDA:

Dejar sin efectos disciplinarios la amonestación arbitral de la que fue objeto el - jugador del Real Madrid C.F., D. RAUL ALBIOL TORTAJADA.

Todo lo demás que pueda comentar huelga porque me quedaría corto y es el propio Comité el que reafirma la teoría del Villarato aunque los seguidores culés les duela porque en el fondo saben que sin esas "ayuditas” peligran los títulos.

Pero como sería ventajista por mi parte analizar su labor comenzando por una acción cometida en el minuto 78, pasemos a comenzar por el principio. Tardó 13 minutos en tener un error, cosa rara en él, de los graves, bien es cierto que inducido por su asistente que estaba mal posicionado y no vio el claro fuera de juego de Kalu Uche. El centro de este sirvió para que Cruxat adelantara a los locales en el marcador, bien es cierto que ayudado por la pasividad de Albiol y Casillas. Los locales estaban contra las cuerdas y el vasco les dio oxígeno del bueno.

- Tres minutos más tarde perdona la amonestación a Vargas por la entrada sobre Gago.

- En el minuto 20 deja sin sancionar una falta sobre Guti dando lugar a una contra de Piatti sobre el que cometió falta Sergio Ramos en posición peligrosa.

- En el minuto 30 tampoco entendió merecedor a M’Bami de amonestación cuando le señaló una falta sobre Gago en el salto que sacó el codo a pasear.

- En el 31 no vio o no quiso ver un clarísimo empujón sobre Albiol y que dio lugar al fallo de Uche en la misma boca de gol.

- En el minuto 36, clara falta en la frontal del área grande, está fuera, sobre CR9 que Pérez Lasa no tuvo a bien señalar.

- En el minuto 38, Vargas vuelve a efectuar una falta merecedora de amonestación, en esta ocasión sobre Guti, que el colegiado vasco no tiene a bien mostrar. Debería ser la 2ª y su expulsión.

- Minuto 62 mostró la cartulina amarilla a Diarra por una falta normal.

- En el minuto 66 su fallo favoreció al Real Madrid. Piatti entra en posición legal pero el asistente, mal colocado nuevamente, levanta el banderín y señala fuera de juego. La acción terminó en posible penalti de Casillas sobre el jugador local (para mi existe) pero quedó en el limbo.

- En el minuto 78 la comentada amonestación injusta a Raúl Albiol que, casualidades del Villarato, significaba cerrar ciclo y quedarse un partido sin jugar.

Para Pérez Lasa el público estuvo correcto por lo que llego a la conclusión que además de ciego sordo, signos de su estado de “perjudicado”.

Por cierto, aunque no es de este partido, comentar que el miércoles con el resultado de 1-0 en el marcador del Campo Nuevo, Jeffren cometió un claro penalti sobre Lopo que Paradas Romero “no vio”. Esto es el Villarato, en contra de………….. y a favor de los otros.

Nilo Campo
Socio nº 89.506 del R. Madrid

Jugando con fuego


No voy a decir que anoche el Real Madrid no mereciera ganar, porque sería faltar a la verdad. Sin embargo, tengo ciertos sentimientos encontrados ante el partido en Almería.

Tras una temporada nefasta como ésta (siento ser pesimista pero, tal y como están las cosas, no creo que el Barcelona falle dos veces) lo único que les queda a los futbolistas es tratar de congraciarse con la afición y eso no se consigue con despistes, fallos de concentración o disputando sin intensidad varios minutos del choque.

He de ser justo: el Real Madrid mereció ganar por goleada, pero unas veces el magnífico guardameta Alves, otras el poste (en un chut de Guti para enmarcar) y otras la falta de puntería, hicieron que el resultado final fuera muy ajustado.

El abusivo número de ocasiones (citando a Valdano, aunque el término no me parece apropiado, pues es lo que se debe exigir al Real Madrid) no siempre se refleja en el marcador. De hecho los preocupantes fallos en defensa (una total falta de tensión por parte de Albiol y varios despistes de Ramos y Arbeloa) pudieron haber puesto las cosas más que difíciles. Unido a las ayuditas arbitrales de turno con las que llevamos conviviendo desde que Villar fuera reelegido gracias a Barcelona y Athletic (en concreto: gol local en fuera de juego, penalti no pitado a Cristiano y total diferencia de criterio a la hora de mostrar amarillas) hace que respirásemos aliviados con el pitido final del colegiado.

De todos modos, ¿a qué aspiraban los futbolistas en los últimos minutos de partido? El luminoso reflejaba una ventaja por la mínima, sin embargo muchos de ellos ya se veían en las duchas. ¿Qué hace falta para que estos tipos que osan llamarse futbolistas del Real Madrid se comporten como tales?

Examinando a fondo el juego de ayer, sólo uno puede llamarse futbolista: don José María Gutiérrez Guti. Cada vez que el catorce tocaba el balón, veíamos fútbol. Lo mismo jugaba en corto que en largo, pero siempre centrando el balón a un compañero con ventaja. ¿El resto? Individualidades. Florentino Pérez ha decidido cargarse a Guti (que nadie crea el cuento de que el canterano se va de motu propio). No es la primera vez que incluyo algún comentario del excelentísimo y muy honorable presidente de la peña granadina (él diría "granaína") Blanca Zaidín. A Florentino lo califica como "el iluminado" y no me extraña. ¿Qué concepto de fútbol tiene el presidente del Real Madrid? Podemos fichar a todos los delanteros del mundo, pero si no contamos con alguien capaz de suministrarles balones, ocurrirá lo mismo que en esta temporada ha sucedido en los partidos importantes: perderemos.

No seré yo quien hable mal de Cristiano Ronaldo. Ayer el partido no estaba claro; con desventaja en el marcador, volvieron a aparecer los fantasmas del desastroso tramo final de liga de la pasada temporada. Y fue Cristiano quien apareció para, en espectacular jugada individual, marcar el empate. También fue importante en el segundo gol, pues el luso habilitó a posición de Van der Vaart al arrastrar a dos defensas con un inteligente movimiento sin balón (parece que Raúl le está enseñando bien). Pero lo que hará que el Real Madrid vuelva a ser el Real Madrid, es un centro del campo competente que permita a Cristiano, Higuaín y compañía hacer lo que mejor saben: marcar goles. Y echar a Guti no es, precisamente, lo idóneo para seguir dicha filosofía.

Luego está nuestro amigo Pellegrini. Ayer escuché a Valdano y espero que sus comentarios sólo fueran de cara a la galería, porque si este tipo sigue habrá que preguntar qué hace falta para que se considere a un entrenador del Real Madrid incompetente. Para un día en que por fin situó la alineación inicial idónea, decidió echarlo todo a perder con los cambios.

El Real Madrid terminó la primera mitad con un dominio absoluto del balón. El Almería estaba encerrado atrás, tratando de defender el empate a toda costa (mal asunto, Lillo, muy malo) así que el Real Madrid necesitaba artistas y no tarugos. ¿Qué hizo Pellegrini? Situó a Diarrá en el campo desde el inicio de la primera mitad; después, en cuanto pudo, introdujo al otro Diarrá (Lass). Juguemos con Diarrás y sin Gutis, claro que sí. Hemos llegado a un punto en el que ya no me contento con despedir a Pellegrini a final de temporada: que lo echen ya.

Curiosamente las voces de apoyo hacia el chileno provienen de los mismos que suelen proferir comentarios antimadridistas, o excesivamente partidistas en favor del Barcelona. ¿Os preguntáis por qué será? Por mi parte, lo tengo muy claro: ¿qué podría ser peor para el juego del Real Madrid que mantener un año más a un técnico cobarde, incapaz de leer a tiempo lo que ocurre en un partido? En la vuelta con el Alcorcón, Pellegrini fue un pasota, pero en los partidos frente a Lyon y Barcelona, se mostró como un total y absoluto cobarde. No debería seguir ni un segundo más en el Real Madrid.

Antes de terminar, me gustaría hacer referencia a Pérez Lasa, no por sus Villaradas (ya lo he comentado brevemente) sino por lo tonto, tonto, tonto que es. Este tipo de árbitros, es decir, los que no se conforman con intentar hacer su trabajo, sino que también quieren ser protagonistas, deberían desaparecer del fútbol a velocidad de vértigo. Casi monta el lío con Guti. ¿No es habitual que un capitán, cuando es sustituido, deje el brazalete a un compañero? Si dicho compañero es el portero, lo lógico es que el jugador de campo vaya hasta la portería y no al revés (supongo que no hace falta explicar por qué no es bueno que el portero abandone su meta). Lasa se fue como un loco a por Guti, que si bien no iba en sprint, tampoco estaba parado. Le puso la tarjeta con sus ojos de loco, lo intimidó y lo provocó. Guti salió del campo bastante malhumorado y Lasa, detrás, persiguiéndolo a ver si hacía alguna. Una vergüenza. Más le valdría haber arbitrado bien, porque fue un completo desastre. Pero claro, si Guti es quien hace jugar al Real Madrid, supongo que expulsarlo sería una buena candidatura para acceder a arbitrar la final de Copa.

En fin, tres puntitos más. No creo que sirvan de nada, pero, al menos, no daremos la penosa sensación del año pasado.

martes, 13 de abril de 2010

Arbitraje "políticamente correcto"

Fue el segundo clásico de Mejuto González en toda su dilatada carrera arbitral. La disculpa, o culpa, la lleva el ordenador (cuando las designaciones se efectuaban mediante un ordenador) aunque pienso que la realidad es muy distinta. La realidad es que no se dejó manejar por los estamentos futbolísticos allegados a Villar y, por ende, al F.C. Barcelona. Ahora que le quedan unos días para su jubilación arbitral, próximamente cumple los 45 años, quiere hacerse un hueco en esos estamentos y seguir con los ingresos extra de que goza en el mundo del arbitraje.

Sabedor de que el camino de rectitud e imparcialidad seguida fue la verdadera causa y motivo de ser apartado del último Mundial cuando la propia FIFA lo tenía designado para el mismo, en detrimento del dócil Medina Cantalejo, optó por penetrar en el redil de Sánchez Arminio, brazo ejecutor del Villarato. Su primer acercamiento a esta tendencia fue la señalización como penalti de una falta cometida sobre Etto’o un metro fuera del área. Su “pasotismo” en los partidos dirigidos desde esa fecha se vio culminado con el consentimiento de la caza y captura del jugador blanco por parte de los pucelanos, en el último Valladolid – Real Madrid.

En el clásico, ya lo había anunciado en una entrevista concedida a un medio de comunicación los días previos al mismo, su arbitraje fue encaminado a lo “políticamente correcto”, buscando agradar a los unos y a los otros, a estos últimos más pues son los que le garantizan su continuidad dentro del estamento. Al final los medios se olvidan de él, aunque su labor fue mala, con errores muy graves, gravísimos, en la interpretación del reglamento. Incluso en los análisis de su labor la califican como buena aunque reconocen (caso del AS) que Messi se ayudó de la mano en su gol y que el conseguido por Raúl es legal. Da uno ilegal y quita otro legal por lo que, al final, el resultado debería de ser otro bien distinto.

El primero error técnico cometido por Mejuto, siguiendo un orden cronológico, lo cometió en el minuto 7. Un pase al interior del área visitante fue interceptado con la mano por Pique y Mejuto señaló la falta y la correspondiente amonestación al central culé. Hasta ahí correcto pero el error surge cuando su asistente (creo que Novoa Robles) le señala posición de fuera de juego de CR9 y el colegiado asturiano rectifica su decisión. Ateniéndonos a lo que dice el reglamento el jugador luso no interviene en la jugada por lo que no se debió de tener en cuenta la misma y lanzar la infracción cometida por Pique en la frontal (tengo dudas de si el balón ya estaba dentro del área) manteniendo la amonestación. Falló claramente de interpretación del reglamento. Error técnico, ¿interesado?, de Mejuto y que pudo condicionar la labor del central culé que, junto con Valdés y Xavi, fueron los mejores de su equipo.

El segundo error de bulto en donde quedaron al descubierto sus intenciones, fue el no amonestar, y por consiguiente expulsar por segunda amarilla a Xabi Alonso, minuto 30. El jugador blanco sufre una falta que Mejuto no señala y al caer al suelo intercepta el balón con las manos que sí vio el colegiado asturiano y señaló pero, como no era políticamente correcto dejar aalguno de los dos equipos en inferioridad, le perdonó la amonestación y por consiguiente la expulsión. Los once jugadores blaugranas se lo comieron literalmente pero la amonestación solamente fue para Xavi, sabedor de que este raramente cometería una acción merecedora de ver la segunda. De la misma forma fue la protesta de Messi pero este tenía una cartulina y tampoco era políticamente correcto dejar a la culerada en inferioridad numérica.

Ahondando en las protestas de los jugadores culés, tengo que decir que las mismas son de forma colectiva, demostrando que son un equipo y que es algo que echo en falta en el nuestro. Los nuestros se quedaron dos protestando y por su zona llegó el primer gol visitante. Gol que, hay que decirlo, es ilegal y que necesite verlo repetido varias veces, y con una foto esclarecedora, para ver que Messi controla, acuna, el balón con el dorso de la mano y del antebrazo, evitando que el pase de Xavi se le vaya, tras impactar con su barbilla derecha. No debió de subir al marcador.

Donde sí estuvo acertado fue en la no señalización de penalti en la acción de Albiol sobre Messi, el “raquítico” resbala claramente y pierde el equilibrio, minuto 11, como tampoco es el que se pidió, en el minuto 16, de Pique sobre CR9 aunque hay que decir que un minuto después señaló falta de Arbeloa sobre Alves por una acción totalmente similar.

Otro error significativo fue señalar manos de Benzema dentro del área visitante, anulando así el gol marcado por Raúl. El gol era legal puesto que el jugador francés no toca con la mano la pelota. Una clara diferencia, a Messi se le permite, o no se quiso ver, la mano, pero a Benzema sí se ve lo que no existió y se señalo evitando acortar distancias en el marcador.

En el orden disciplinario tampoco estuvo lo correcto que debe ser un juez. Fue rígido con los jugadores blancos, si Xabi Alonso vio cartulina amarilla por la entrada sobre Pedro, Maxwel y Alves debieron ser expulsados por sus entradas. Alves en el minuto 38 y Maxwel en el 51, como debió ser expulsado Sergio Ramos por la entrada sobre Messi en la línea de fondo.

Resumiendo, partido con arbitraje políticamente correcto pero con unos errores impropios del buen colegiado asturiano hasta hace tres temporadas. Hoy es otro más de los que buscan subir peldaños en el mundo del arbitraje o posicionarse a la hora de la jubilación, que es este su caso. Una pena que el estamento arbitral esté en las manos en que está y eviten que realmente tengamos una liga acorde con las inversiones de nuestros clubes.

Aprovecho esta crónica/análisis del arbitraje de Manuel Enrique Mejuto González en el clásico Real Madrid–Barcelona para transmitir mi más sentido pésame a la familia del periodista deportivo, Juan Manuel Gózalo, recientemente fallecido. Cuántos años al frente de Radio Gaceta de los Deportes en RNE y últimamente en Radio Marca. DEP.

Nilo Campo
Socio nº 89.506, del R. Madrid

domingo, 11 de abril de 2010

La mano de Villar es alargada


En estos momentos hay tres hechos que no admiten discusión: la existencia del Villarato, la incapacidad de Pellegrini al frente del Real Madrid y la total ausencia de carácter entre los futbolistas de la primera plantilla.

Quiero detenerme muy poco en el infame Villar y sus secuaces, así que seré breve al respecto. ¿Cómo obtuvo Mejuto el premio de arbitrar este partido? Por su bochornosa actuación en el Valladolid - Real Madrid. Habría que preguntar al asturiano qué criterios sigue, porque entre la amarilla que señaló a Alonso a los doce minutos y las entradas de roja de los vallisoletanos en el partido antes mencionado, las cuales no merecieron sanción alguna, media un abismo.

También habría que saber si conoce el reglamento, porque la mano al borde del área de Piqué, nada más comenzar el choque, perdonada por fuera de juego... Si Cristiano no entra en contacto con el balón, no hay fuera de juego que pitar; teniendo en cuenta que la mano de Piqué impide que siga la jugada, la acción es amarilla y libre directo para el Real Madrid.

Hablando de manos: ¿cómo es que Messi marca un gol con la mano y a Raúl le anulan el suyo por mano de Benzema? El argentino se sirve del brazo para orientar un control de balón y quedarse solo ante Casillas, mientras que Benzema no hace otra cosa que estorbar a Raúl, sin enterarse de dónde está el balón, el cual busca mirando para todos los lados. O lo que es lo mismo: no hay acción más involuntaria que ésa.

Ahora bien, ¿dónde está el carácter de los futbolistas del Real Madrid? Cada vez que Mejuto señalaba algo que no gustaba a la cuadrilla de ladrones azulgrana, literalmente se lo comían. La presión que el hipócrita de Xavi (luego llorará quejándose de los árbitros) y compañía ejercieron sobre Mejuto funcionó. Y digo yo, ¿nadie en el Real Madrid tiene sangre? Mejuto pitando despropósitos y los nuestros en silencio, con actitudes políticamente correctas. Luego os extrañaréis de que Guti sea para mí, en estos momentos, el mejor futbolista del Real Madrid. Es el único capaz de irse a por el árbitro o de encararse con un rival cuando comete una entrada brutal. El resto guarda silencio. Por cierto, que nadie se engañe: Guti se va porque Florentino lo ha echado, lo que pasa es que, por el bien del Real Madrid no va a trascender. Así nos va.

A estas alturas no voy a descubrir mi admiración por Raúl, pero ¿no aprendió nada de Fernando Hierro? El central madridista se volvía un auténtico sheriff cuando las cosas no iban bien. Raúl ofrece buen talante, tranquilidad y todas esas cosas, pero no da puñetazos en la mesa. Luego aparecerá el Marca solicitando el espíritu de Juanito... En este equipo dicho espíritu está ausente. Cristiano hace la guerra por su cuenta, como si todavía estuviera en el Manchester, equipo éste que lleva años viviendo de la pegada de sus delanteros porque adolece de centro del campo. Higuaín parece más pendiente de cierto sector de la prensa que afirma que se lleva mal con Cristiano que del juego, así que cuando tiene el balón, parece que sólo puede centrar al portugués. A Ramos parece que se le ha olvidado centrar. El pobre Arbeloa por la izquierda. Alonso y Gago, a pesar de su titánico trabajo, no consiguieron que el Real Madrid tuviera la posesión del balón...

El mejor en la primera parte, anoche, fue Marcelo. Al menos fue el único futbolista de ataque que supo mantener la cabeza fría. Entró varias veces por banda izquierda y el Barcelona no sabía cómo frenar sus incursiones. Eso sí, cuando llegaba a las postrimerías del área de Valdés, el bueno de Marcelo no encontraba apoyo alguno en sus compañeros, excesivamente ansiosos y extramotivados, pasándose de frenada en las carreras y sin buscar bien los desmarques. Podrían guardar esa ansiedad para machacar al árbitro o para proteger a quien recibe duras entradas, digo yo.

Hago especial referencia a Marcelo, porque la solución de Pellegrini cuando el equipo perdía por 0-2 fue quitarlo del campo. Metió a Guti, claro que sí, pero ¿mantienes a Arbeloa en la izquierda por miedo a Messi con un marcador adverso de dos goles? Pellegrini el cobarde, ni más ni menos y el Real Madrid no puede tener un entrenador así.

Antes del partido se veía venir: el chileno había conformado un equipo para intentar evitar que el Barcelona jugase al fútbol. La pregunta es, ¿en algún momento tenía pensado que el Real Madrid practicase este deporte? ¿No es más fácil evitar que el Barcelona juegue teniendo uno mismo la posesión del balón? La obsesión del técnico era que Cristiano ayudara en defensa en las coberturas... ¿Cristiano no debería estar más atento a marcar goles? ¿Acaso quiere Pellegrini que Cristiano se convierta en un nuevo caso Raúl? Porque alejar a Cristiano del área es un error tan grave como el que se cometió con Raúl al utilizarle durante cuatro años de interior derecho (suceso que los penosos antimadridistas terjiversan para atacar al capitán por el bajón en su promedio goleador). A ver cuántos goles marca el luso centrándose en hacer coberturas.

Muchos lo dijimos tras la debacle del Alcorcón: el técnico no vale, aún hay tiempo para solucionarlo. Pero no se hizo nada y Pellegrini, un entrenador sin personalidad, sin estilo definido desde que está en el Real Madrid, siguió al frente. Así llegó el Lyon y preparó el partido en función del poderío físico del rival. Anoche lo hizo basándose en Messi. ¿Qué hizo Guardiola? Cambió su táctica y Pellegrini, acuciando su incapacidad para leer los partidos, no supo qué hacer. Acabó sentándose para que fuese Raúl quien se dirigiera al área técnica para dar instrucciones.

¿Todavía alguien alberga alguna duda sobre la continuidad de Pellegrini el cobarde? No pensé que alguna vez fuera a decir esto, pero ¡Qué gran error cometimos al desprendernos de Fabio Capello!

Creo que a nadie nos gustó el fútbol desplegado por el Real Madrid de Capello (me refiero a su segunda etapa). Sin embargo el Real Madrid logró dos cosas: una liga imposible y carácter, mucho carácter. Aquellos futbolistas estaban motivados (y no extramotivados como ahora) eran una piña, se defendían entre ellos, se comían a los árbitros cuando hacían sus Villaradas y, sobre todo, causaban miedo y respeto entre sus rivales, porque eran capaz de remontar cualquier cosa. Ahora contamos con una pléyade de estrellas, los nuevos galácticos, pero nadie nos teme ni nos respeta. Se limitan a cosernos a patadas y a otra cosa. ¡Qué razón tuvo el gran sabio Di Stéfano cuando afirmó que el término "galáctico" había sido extremadamente dañino para el Real Madrid!

¿Queremos que vuelva el Real Madrid de verdad? ¿Queremos el tan nombrado espíritu de Juanito? Lo primero que hay que hacer es españolizar la plantilla. Me parece bien contar con media docena de foráneos que respondan a la vitola de jugador estrella, pero al menos tres cuartas partes del grupo han de estar formadas por españoles. ¿Por qué? Sólo el que ha nacido aquí entiende lo que es el Real Madrid. Sin embargo nos cargamos a Negredo en favor de un Benzemá que no ha hecho nada y ahora se habla de Ribéry cuando hay portentos en España como Silva. A ver quién imprime carácter en un equipo así.

Lo siguiente que hay que hacer es encargarse de la cantera como Dios manda. ¿Por qué Florentino despidió a todos los responsables de las categorías inferiores? Ahora no hay más que gente nueva y resulta que el primer equipo juega de una manera, el Castilla de otra, el C difiere de ambos y así sucesivamente. Claro, si Pellegrini pasa de los productos de la Fábrica, normal que cada filial mire por sí mismo en lugar de por el primer equipo.

Estoy tan crispado no porque esta temporada vayamos a irnos de vacío (ya se encargará Villar de que el Barcelona encarrile el resto de sus partidos) sino porque no veo que los responsables del Real Madrid vayan a modificar nada, de forma sustancial, para la próxima temporada. Anoche sólo vimos fútbol con Guti en el campo, pero Florentino ya se ha encargado de que sea la última temporada del catorce. Por cierto, ha hecho lo mismo con Raúl. No entiendo el beneficio que esto puede causar a la plantilla y Florentino tampoco, simplemente hacía tiempo que quería cargárselos y, gracias a Pellegrini el cobarde, ahora se ve en la tesitura de poder hacerlo.

Entre el técnico, el presidente, los árbitros y la ausencia de carácter de los futbolistas, el madridismo está hundido. Por eso no entiendo los silencios del Bernabéu. Vamos a ver: ¡es un campo de fútbol, no un teatro! Parece ser que lo de ser políticamente correcto no es propio únicamente de Raúl, sino que una gran mayoría del estadio opta por lo mismo. ¿Dónde está la olla a presión que otrora fuera el Bernabéu? Anoche suspendió Pellegrini, suspendieron los jugadores y suspendió el árbitro, pero el mayor suspenso de todos se lo otorgo a un público acomodado, incapaz de dar una voz más fuerte que otra en favor de su equipo, el Real Madrid.

Sigamos jugando con fuego, pero como las cosas continuen de esta manera, el Real Madrid terminará por extinguirse. Y no llevamos mal camino, porque lo que tenemos ahora no es digno de llevar tan insigne nombre.

lunes, 5 de abril de 2010

Encaramos el clásico como líderes


Está claro que el próximo fin de semana se enfrentan Real Madrid y Barcelona. ¿Por qué? Muy sencillo: escandalosas rojas perdonadas al Barcelona y al Racing de Santander, a la vez que cualquier cosa cometida por el Real Madrid era susceptible de amonestación. Triste, muy triste, pero mejor que el Real Madrid se vaya preparando para jugar contra catorce. No sólo los árbitros preparan el terreno. También está la prensa ¿Alguien entiende que los comentaristas de los partidos del Real Madrid en Gol TV y Canal + Liga sean, respectivamente, Víctor Muñoz (ex-culé) y Manolo Sarabia (ex-bilbaíno)? Claro que no, ¿verdad? Pues fijáos, yo sí: hay que atacar al Real Madrid desde todos los frentes y, evidentemente, no será Manolo Sanchís (comentarista de TVE para los partidos de Champions del Real Madrid esta temporada) quien sea injusto con los de Chamartín.

No escucho a Víctor Muñoz porque veo los partidos por el plus. El caso es que cada vez que Manolo Sarabia abre la boca, me entran unas ganas locas de cambiar mi forma de ser y volverme un violento. Al menos, me gustaría explicarle cara a cara que es un mierda y decirle lo que a ésta le ocurre, citando a un gran clásico como Clint Eastwood: "Oye bocazas, para mí no eres más que una cagada de perro. Y a una cagada pueden pasarle varias cosas: recogerla con una pala para limpiar la calle, secarse y llevársela el viento o terminar aplastada por las pisadas. Así que abre los ojos y mira dónde te caga el perro".

El gran Eastwood le soltó la parrafada en cuestión a un maleante de poca monta como Harry el Sucio en Impacto súbito, pero parece escrita pensando en el infame Sarabia, que nos deleita con comentarios como que una patada en la cara de Van der Vaart es fruto del natural salto de un jugador buscando el balón de cabeza (he saltado en mi vida a por más de mil balones de cabeza y jamás he necesitado soltar una coz) o defendiendo que el árbitro no saque amarillas por reiteración ni nada por el estilo ya que, simplemente, es el estilo de juego del Racing. Una vergüenza.


Pero el Real Madrid suma y sigue. Árbitros en contra, prensa mentirosa, muchas bajas, mal juego, Diarrá en la alineación inicial... A pesar de todo, líderes. Teniendo en cuenta que el mejor Barcelona de la temporada empató contra el peor Arsenal que se recuerda, es como para estar optimistas.


Sobre el partido, hay poco que decir. Los rivales saben que tienen absoluta permisividad para cometer todo tipo de faltas cuando el Real Madrid juega como visitante. Así que, tras la primera acción de peligro madridista, a los noventa segundos de partido (falta botada por Granero que despejó con apuros el meta local) el juego consistió en evitar que el Real Madrid jugase al fútbol a base de faltas. ¿Recordáis a Undiano Mallenco, la temporada pasada, amonestando a Drenthe porque, según él, se habían cometido demasiadas faltas sobre Messi? Hasta se lo dijo en el campo. Resulta que era la tercera que el argentino recibía. Por lo visto, si Cristiano recibe ocho o si a Van der Vaart le reparten hasta en el pasaporte, eso no es reiteración. ¡Viva el criterio arbitral! O lo que es lo mismo: quien a estas alturas diga que no hay Villarato, o es un auténtico cateto, o es culé y no quiere que se acabe el chollo.


Entre las faltas y jugar con diez (Diarrá, en su línea, se borró del partido) los madridistas comenzamos a temer por el resultado. Pero he aquí que contamos con el futbolista más desequilibrante del mundo (aunque la prensa insista con vehemencia, no es Messi) un tal Cristiano Ronaldo que se sobrepuso a la adversidad, recogió un balón tras un error racinguista, corrió raudo y veloz al área contraria y fue trabado en claro penalti, tan evidente que el árbitro no tuvo más remedio que señalarlo. De todos modos, teniendo en cuenta la mano que no quiso pitar en la segunda parte, me hubiera creído cualquier cosa.
Cristiano marcó y el Real Madrid llegó al descanso con ventaja, algo que en un partido tan embarullado, es una gran noticia ya que, conforme avancen los minutos, si el empate no llega el rival no tendrá más remedio que abrirse e intentar jugar al fútbol.

Más o menos eso es lo que pasó: el Racing puso un mayor empeño en la segunda mitad por llegar a las postrimerías de Casillas. Con ese escenario, lo lógico era sacar a Guti y Pellegrini así lo hizo. El catorce, con más espacios se convirtió en el sheriff del centro del campo y repartió toda suerte de pases a sus compañeros, incluída la magnífica asistencia a Higuaín para el segundo gol.


Del partido poco más hay que contar. Como dato relevante me quedo con una nueva buena actuación de Gago. Lo del argentino es muy meritorio habida cuenta de lo poco que ha jugado esta temporada. El mérito es todo suyo ya que contrató a un preparador particular para estar en forma en caso de tener alguna oportunidad. Sé que lo hizo pensando en el mundial, pero aún así, merece todos mis respetos por ser un profesional de primera.
Metzelder también estuvo sobrio en tareas defensivas. El alemán está prácticamente fuera del Real Madrid, pero no importó para que demostrara que también es un gran profesional.

La nota negativa la puso Granero. ¿Qué le pasa al 24? Si lo viera Jack Bauer, posiblemente le pediría amablemente que se cambiara el número. Y si no hacía caso, entonces emplearía métodos más drásticos (ya lo conocéis). Dije en su día que un futbolista del Real Madrid no puede jugar al fútbol andando y el trote de Granero se asemeja más a un paseo que a un sprint. Tiene calidad, tiene la oportunidad de disputar muchos minutos con el primer equipo, incluso ha sido titular en numerosas ocasiones. La pregunta es, ¿qué necesita este chico para estar motivado? Me está empezando a recordar a Roberto Soldado, lo cual es muy mala señal. Esperemos por su bien y por el bien del equipo que recapacite, se centre y haga aquello por lo que se le paga: un fútbol digno de un centrocampista del Real Madrid.


Y ahora todas las miradas puestas en el sábado. Pita Mejuto. Años atrás sería síntoma de imparcialidad en el partido, pero viendo el arbitraje del Valladolid - Real Madrid, me temo que los azulgrana nos coserán a faltas y él lo permitirá. Espero que los nuestros no se dejen provocar y demuestren en el campo que somos mejores que ellos.

Ganamos a pesar de los intentos de Delgado Ferreiro por impedirlo

Solamente cabe calificar el arbitraje llevado a cabo por Delgado Ferreiro, de esperpéntico. Basta un detalle para explicar lo que entendió por impartir justicia, que se les supone su cometido, centrándonos en la agresión cometida por el jugador del Racing, Diop, porque fue una agresión en toda regla, con premeditación –se vuelve y busca con el tacón la cara de Van der Vaart- alevosía –ya llevaba varias faltas cometidas- y nocturnidad, pues ya era noche. Pues el colegiado vasco no se entera, ni tampoco sus asistentes ni el cuarto árbitro. Su conciencia le debía de comer las entrañas ante la magnitud de la agresión consentida y al minuto pita una faltita, ni eso era, de Diop sobre Gago y le amonesta. Lo que ya no quiso fue pasarse de ahí y le perdonó la expulsión al senegalés en dos ocasiones.

No quiero dejar pasar la ocasión de un detalle, y estos ya se están convirtiendo en norma general, de la falta de compañerismo entre los jugadores blancos. Ni uno solo fue a recriminar al jugador local su acción y exigir al colegiado la inmediata expulsión de Diop. Un EQUIPO comienza por esos pequeños detalles, por la unión de los once en el campo y el banquillo. Con esa presión, Delgado Ferreiro seguro que hubiese expulsado al jugador Diop. También disminuiría la estopa que partido tras partido, sufren nuestros jugadores.

Resumiendo, estoy harto de lo “políticamente correcto”, de poner la otra mejilla.

Voy a limitarme a poner los errores, más significativos, cometidos por Delgado Ferreiro por orden correlativo. El primero, minuto 9, amonesta a Raúl Albiol por una mano involuntaria sin peligro de ningún tipo. El siguiente, minuto 14, fue cometido al perdonarle la tarjeta amarilla a Canales. El reciente fichaje del Real Madrid metió el codo sobre el cuello de Metzelder en un salto para hacerse con el balón. Señala la falta pero se olvida de la amonestación, ni verbal. El distinto rasero de medir y de entender la justicia el colegiado vasco.

El siguiente error de bulto, también de orden disciplinario, minuto 17, es por perdonarle la tarjeta amarilla a Diop en la falta que cometió, por detrás, sobre CR9 de muy malas maneras y peligrosa, dejando los tacos en el tobillo. Sí señaló la falta pero le perdona la primera amarilla al jugador senegalés.

En el minuto 31 pitó falta de Gago sobre Munitis que no era. El ex jugador blanco se dejó caer de forma descarada como hizo infinidad de veces durante el partido y protestar otras tantas veces reclamando no se sabe qué. Fue otro que debió de ser amonestado, por los piscinazos y por las protestas. Delgado Ferreiro estaba por la labor de indultar a los locales.

Un minuto después, en el 32, se le señaló fuera de juego a Higuaín cuando el argentino encaraba franco a Coltorti, guardameta local, pero su posición era más que ajustada. El realizador obvió repetir la misma por lo que me hace llegar a la conclusión de que el jugador blanco estaba en posición legal. No nos olvidemos de que la señal es emitida por un medio catalán, Mediapro.

El siguiente en ser indultado fue el defensor racinguista, Torrejón, minuto 34, por la entrada que realiza sobre Gago. Sí señaló la falta pero, repito y reitero, no amonestó al defensor local cuando su acción era claramente merecedora de la misma.

En el minuto 41 Diop fue el indultado, pero si en el minuto 17 era merecedor de amarilla, en esta ocasión era roja. Su agresión no tiene discusión, se desentendió del balón y fue a cazar al jugador holandés, Van der Vaart, que necesitó de los cuidados en la banda para restañarle la sangre que brotaba de su pómulo derecho. Ni falta señaló. No le quedó su conciencia tranquila y un minuto después, en la primera acción en la que participaba el senegalés, le pitó una falta inexistente sobre Gago y le amonestó.

Nada más comenzar la segunda parte, minuto 47, Diop nuevamente comete una falta sobre Cristiano Ronaldo por tierra, mar y aire, rematándolo soltándole el brazo. Pues tampoco en esta ocasión le enseñó el camino de los vestuarios. Nuevo indulto, que no estaba por la labor de facilitarle las cosas al Real Madrid. Si bien es cierto que todos los partidos que le arbitró al Madrid se saldaron con victorias blancas muy a pesar de él.

El asistente que llevaba el ataque local en la segunda parte quiso chafarle su tendencia y, minuto 48 y 51, señala a favor de los blancos lo que era claramente a favor local. En la primera, una falta clara de Marcelo, da saque de banda a favor del Real Madrid y en la segunda, señaló fuera de juego a Canales cuando su posición era legal. Para que nadie diga que existe el villarato. Me rio yo de los favores que nos hacen.

Pinillos que durante los 90 minutos del partido se canso de cometer faltas sin que fuera advertido, en el minuto 60, comete una nueva falta, esta sobre Marcelo, pero que era merecedora de amonestación. Otro que se sumó a la lista de los indultados y que se fue de rositas cuando no debió de acabar el partido, como tampoco lo debió de acabar Torrejón cuando en el minuto 57 fue amonestado pero ya debería de tener otra por la falta que cometió en el 34 sobre Gago.

Repasando mis notas, en donde llevo anotados los errores que van cometiendo durante el partido, llego al minuto 68 y veo que Diop fue indultado, una vez más, la cuarta vez (ver para creer) cuando, al ser rebasado por CR9 sacó el hacha y lo paró por lo civil y por lo penal. Pitó la correspondiente falta pero tampoco fue amonestado. Otro tanto hizo Colsa para detener a Guti en el minuto 71. Primero lo agarró derribándolo y no satisfecho le suelta una patada, cuando ya estaba cayéndose, por detrás. Señaló la falta pero tampoco lo amonestó.

Terminó sus despropósitos perdonando un claro penalti, Christian despejó de zamorana, dentro del área, un centro de Higuaín, en el minuto 88. Si ya su labor en pro del villarato era merecedora de dos orejas, aquí se ganó el rabo y la salida a hombros y vuelta a la playa del Sardinero. Y que todavía algunos pongan en duda lo que está haciendo, con la anuencia de la RFEF, el estamento arbitral en contra del equipo de Concha Espina.

Para finalizar, quiero transmitiros lo que Matéu Lahoz consintió en el partido Innombrables-Athletic de Bilbao, y cómo explica en el acta la agresión de Toure Yaya sobre Javi Martínez , al que propinó un cabezazo, con el colegiado a un metro escaso de distancia y presenciando el mismo.

INCIDENCIAS

1.- JUGADORES

A.- AMONESTACIONES

- F.C. Barcelona:
+ En el minuto 61 el jugador (24) Toure , Yaya Gnegneri fue amonestado por el siguiente motivo: discutir con un contrario sin llegar al insulto ni a la amenaza

- Athletic Club:
+ En el minuto 61 el jugador (24) Martinez Aguinaga, Javier fue amonestado por el siguiente motivo: sujetar a un adversario en la disputa del balón

Es copia literal del acta, como se puede ver en la propia web oficial de la RFEF. No quiero hacer ningún comentario más. Creo que cualquier cosa que se pueda decir no conduciría a ninguna parte, el camino es claro. Sí manifestar que sentiría vergüenza si el Real Madrid necesitara de estas ayudas para poder vencer, no sería mi Real Madrid, sería lo que son los innombrables, los culerdos, la culerada, o como queramos llamarlos, el F.C. Ladrón Barça.

Nilo Campo
Socio nº 89.506, del Real Madrid

El Real Madrid ve las orejas al lobo

El Real Madrid empata a 2 contra el Valencia,  en la segunda jornada de liga, en el primer partido  de esta temporada disputado e...